Realidad a tres velocidades

Cada día que pasa entiendo menos esa locura que nos envuelve. Una realidad a tres velocidades, llena de ambigüedades, en permanente contradicción y con un relato un poco esquizofrénico. Para resumirlo hay tres grupos: los que han creado este lío y se esfuerzan por no solucionarlo, los grandes damnificados que lo han perdido todo o lo van a perder en breve y los que tenemos que seguir pedaleando para pagar la fiesta. Un panorama muy

seguir leyendo