Aprendizaje compuesto para sobrevivir como profesional

Cuando escribí Cómo serán los profesionales sin fecha de caducidad poco podía imaginarme hasta qué punto me quedé corto en el pronóstico de la caducidad. Michael Simmons escribe una pieza muy interesante (Google Director Of Engineering: This is how fast the world will change in ten years) donde centra muy bien la cuestión: los futuristas del siglo XX predijeron que los dispositivos que ahorran trabajo harían abundante el ocio. Según el economista John Maynard Keynes, el gran reto sería que…

“Por primera vez desde su creación, el hombre se enfrentará a su problema real y permanente: cómo usar su libertad de preocupaciones económicas apremiantes, cómo ocupar el tiempo libre, que la ciencia y el interés compuesto le habrán ganado, para vivir sabiamente. y agradablemente y bien.” John Maynard Keynes (1930)

Las cosas no están saliendo como se esperaba. En lugar de habitar un mundo de riqueza de tiempo, estamos habitando un mundo de pobreza de tiempo. En lugar de sentir el lujo de la libertad de tiempo, sentimos la carga de la prisa constante.

Geoffrey West en Scale: The Universal Laws of Life and Death in Organisms, Cities and Companies nos explica que “En lugar de aburrirnos hasta la muerte, nuestro verdadero desafío es evitar los ataques de ansiedad, los ataques psicóticos, los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares que resultan de ser acelerados hasta la muerte”.

¿Qué ha sucedido? Más importante aún, ¿seguirá acelerando el ritmo de vida? Y si lo hace, ¿cuáles son las implicaciones? ¿Qué deberíamos estar haciendo ahora como trabajadores del conocimiento para prepararnos para este futuro?

El tiempo se acelera por el efecto de la Reina Roja

A nivel fundamental en la Tierra debes competir para mantenerte con vida. Los depredadores y las presas están en una carrera sin fin para desarrollar nuevas habilidades y evitar su extinción. Los conejos que desarrollan orejas más largas para escuchar a los zorros sobreviven más. Los zorros que desarrollan patas más fuertes para correr más rápido atrapan más conejos y no mueren de hambre. 

Matt Ridley, autor de The Red Queen: Sex and the Evolution of Human Nature, explica que Si un competidor hace una mejora, debes hacer una mejora igual o mayor solo para mantenerse codo con codo con ellos. Si sigues igual y te quedas atrás.

Quedarse quieto es la forma más rápida de retroceder en un mundo que cambia rápidamente. En otras palabras, la evolución es un arma de doble filo. Por un lado, las innovaciones aumentan la supervivencia. Por otro lado, también aumentan la competencia, lo que reduce la supervivencia.

Humanos: competencia basada en ideas

Con los humanos, la competencia en lugar de ser biológica es competencia basada en ideas (culturas, estrategias, tecnologías, etc.). Por ejemplo…

  • Las empresas compiten por los mejores talentos. Los empleados compiten por puestos vacantes.
  • Los empleados compiten para ascender en la escala corporativa.
  • Las empresas compiten por los inversores. Los inversores compiten por las mejores startups.
  • Las empresas compiten entre sí a través de sus productos y servicios.
  • Los científicos compiten entre sí por publicaciones, citas, premios y financiación.
  • Todo el mundo compite por la atención (Comerciantes de atención).

Al igual que la evolución, cuando desarrollamos nuevas tecnologías, las cosas no se ralentizan y se convierten en una utopía. Más bien, las cosas se vuelven más rápidas y competitivas.

La rapidez de las ideas

Aquí, explica Simmons, es donde está la gran diferencia entre la biología y las ideas. Mientras que la biología humana evoluciona tan lentamente que no nos damos cuenta, las ideas (culturas, estrategias, tecnologías, etc.) evolucionan tan rápido que no podemos seguirles el ritmo. La evolución de las ideas es como la evolución biológica con esteroides.

En otras palabras, en un momento en que muchos ya se sienten abrumados por el cambio, las cosas están a punto de acelerar. Dentro de 20 años, la tasa de cambio será 4 veces mayor que la actual. Las cosas seguirán acelerándose a partir de ahí, y en 40 años, será 16x (más sobre estos números más adelante).

¿Qué significa esto?

Estamos viviendo eventos únicos en una generación en casi todas las esferas de la vida. Cada uno de ellos con elevada repercusión, generando efectos impredecibles que cambian determinadas creencias en muchos ámbitos (medios, democracia, negocios, ciudadanía, medio mabiente,..). Vivimos montañas rusas emocionales, enfrentándonos a oportunidades y desafíos sin precedentes. 

Esta inicio de década (2020-2022) estamos repensando nuestras vidas, relaciones y trabajo. Aunque algunos confíen en volver a la normalidad, parece más bien el inicio de una aceleración sin precedentes que pocos han considerado, y mucho menos preparado.

¿Cómo nos mantenemos al día? Para responder a esta pregunta, hablemos de…

El próximo choque de aceleración

El crecimiento exponencial es fundamentalmente diferente en las diferentes etapas de la curva. Comienza lentamente, pero cuando llega al punto de inflexión, crece de manera explosiva y profunda.

Por ejemplo, un investigador trazó el Producto Bruto Mundial desde el año 10 000 a. C. hasta 2019 y obtuvo este gráfico…

Ahora estamos viviendo en la segunda mitad de la curva. Este es un gran problema, porque la segunda mitad se siente y se comporta de maneras fundamentalmente diferentes.

Ray Kurzweil, el director de ingeniería de Google y posiblemente el futurista número 1 del mundo, desglosa la segunda mitad de la curva exponencial mejor que nadie en la singularidad está cerca.

La premisa básica de Kurzweil es esta… “El futuro será mucho más sorprendente de lo que la mayoría de la gente cree”. La razón, es «porque pocos observadores realmente han internalizado las implicaciones del hecho de que la tasa de cambio en sí se está acelerando». En otras palabras, “una curva exponencial parece una línea recta cuando se examina solo durante un breve período. Como resultado, incluso los comentaristas sofisticados, al considerar el futuro, normalmente extrapolan el ritmo actual de cambio durante los próximos diez o cien años para determinar sus expectativas”.

Las cosas se ponen realmente interesantes cuando Kurzweil comparte las implicaciones de esta idea. Es la idea más profunda, pero menospreciada, de su libro…

Introducción a la regla de los 10 años

Según Ray KurzweilMis modelos muestran que estamos duplicando la tasa de cambio de paradigma cada década”. Esta afirmación es profunda, porque significa lo siguiente…

Para poner este gráfico en contexto, dentro de 20 años, la tasa de cambio será 4 veces mayor que la actual. Dicho de otra manera, para alguien que tiene alrededor de 40 años hoy, cuando tenga 60 en 2040, la tasa de cambio de paradigma será 4 veces mayor que la actual. Experimentarán un año de cambio (según los estándares actuales) en tres meses. Para alguien que hoy tiene 10 años, cuando tenga 60, experimentará un año de cambio en 11 días.

Para resumir la profundidad de esta tasa de duplicación de 10 años, Kurzweil dice…

“No viviremos cien años de avance tecnológico en el siglo XXI; seremos testigos del orden de veinte mil años de progreso (nuevamente, cuando se mide por la tasa de progreso actual), o aproximadamente mil veces mayor que lo que se logró en el siglo XX”

Cómo prepararse para el choque de aceleración que se avecina

Las innovaciones aumentan la eficiencia, pero como expone Simmons, también aumenta la competencia. Esto sucede en tres niveles:

  • Carrera contra la gente. Las personas y las empresas están utilizando sus ganancias de eficiencia para duplicar y obtener más ventajas, lo que aumenta aún más la competencia. Por ejemplo, en Silicon Valley, el epicentro de la tecnología, muchas de las personas más inteligentes y ricas del mundo trabajan de 60 a 80 horas por semana y sacrifican sus familias, su salud y su sueño para lograrlo. Se asignan grandes salarios a niñeras, conductores, limpiadores y todo lo que permita maximizar el tiempo en el trabajo.
  • Carrera contra las máquinas. Para competir en costos, las empresas están utilizando robots e inteligencia artificial para eliminar puestos de trabajo. Muchas tecnologías automatizan trabajos antiguos y crean oportunidades para nuevos trabajos. Pero, para aprovechar estas oportunidades, las personas deben poder «correr» más rápido que las máquinas aprendiendo nuevas habilidades. Vemos los precursores de la automatización con tiendas sin cajero, vehículos autónomos y robofactories. Se estima que estas tres categorías laborales por sí solas representan más del 10 % de la fuerza laboral de EE. UU., y es casi seguro que se reducirán precipitadamente en los próximos 10 años.
  • Carrera contra el mundo. La digitalización ha llevado la competencia extrema a otro nivel. En lugar de competir contra los mejores de su área local, está compitiendo contra los mejores del mundo. El resultado de la competencia global es que la competencia es exponencialmente más feroz y el ganador se lo lleva todo.

¿Qué significa la competencia extrema?

En el lado positivo, esta creciente competencia genera una innovación increíble. Como consumidores, tenemos personas que compiten para satisfacer necesidades que ni siquiera sabíamos que teníamos más rápido, más barato y mejor.

En el lado negativo, como trabajadores, somos nosotros los que corremos para servir a los clientes. Nos sentimos como si estuviéramos en una rueda de hámster, con temor a quedarnos irreparablemente atrás. Si no siempre hay una amenaza directa que podamos ver, siempre existe la amenaza implícita. Por ejemplo, ahora hay una gran literatura de megaempresas que fueron interrumpidas por nuevas empresas de garaje porque su tasa de innovación se desaceleró y su arrogancia aumentó.

Matt Ridley resume la situación en esta cita…

“Una de las características peculiares de la historia es que el tiempo siempre erosiona la ventaja. Toda invención tarde o temprano conduce a una contrainvención. Cada éxito contiene las semillas de su propio derrocamiento. Toda hegemonía llega a su fin. La historia evolutiva no es diferente. El progreso y el éxito son siempre relativos… En la historia y en la evolución, el progreso es siempre una lucha inútil, como la de Sísifo, para permanecer en el mismo lugar relativo mejorando cada vez más las cosas.

Algunos precursores de esta realidad ya están a nuestro alrededor.

Para empezar, la vida útil de las empresas de Fortune 500 se está reduciendo. Charles Fine, investigador del MIT y autor de Clockspeed, pone estos números en contexto: «Cuanto más rápida sea la velocidad de reloj de la industria, más corta será la vida media de la ventaja competitiva».

También podemos ver cómo el ritmo de vida ha aumentado en muchos otros niveles…

Aceleración de nuestro ritmo de vida

Las películas tienen cortes más rápidos. Cuando mis hijos eran más pequeños, lo aproveché como una oportunidad para volver a ver la primera Guerra de las Galaxias. Era demasiado lento para mantener su atención.

Cada vez más personas están reenviando rápidamente contenido multimedia. Netflix agregó recientemente la capacidad de ver todos sus programas a una velocidad de 1.5x. Incluso Audible aumentó recientemente su velocidad máxima de 3x a 3,5x.

Nuestro lenguaje es cada vez más corto, más informal y lleno de siglas (p.e. slang)

Estamos viendo sitios web de resúmenes de libros que obtienen capital de riesgo. O el mismo éxito de los “hilos de twitter” que han acabado sustituyendo los tradicionales posts.

No hace mucho tiempo, Google Calendar agregó incrementos de 15 minutos. ¿Copiará pronto los incrementos de 5 minutos de Elon Musk?

Finalmente, todos hemos oído hablar de tasas crecientes de ansiedad. Muchas veces, el uso de las redes sociales y los dispositivos tecnológicos son chivos expiatorios como la causa principal. Pero tal vez todo esto sea parte de un fenómeno más profundo… la aceleración del tiempo.

Lo que podemos hacer con respecto a la aceleración del tiempo en nuestras carreras

A nadie se le escapa de que, para sobrevivir como organizaciones o profesionales, necesitamos aprender al menos a la misma velocidad con que cambia nuestro entorno, y más rápido si queremos progresar. No solo eso, como explica Yuval Noah Harari

“Para mantenerse al día con el mundo de 2050, necesitará no solo inventar nuevas ideas y productos, sino, sobre todo, reinventarse una y otra vez”.

En resumen, estamos al borde de una era de competencia extrema, lo que significa que la cantidad y el ritmo de la competencia se multiplicarán por cuatro en los próximos 20 años. Si no te preparas ahora, serás progresivamente superado y abrumado. Entonces la pregunta es, ¿qué opciones tengo?

  1. Sigue el ritmo de la multitud: en otras palabras, hacer lo que hace la mayoría de la gente (es decir, conseguir un trabajo de 9 a 5 y hacer lo que se espera de ti). Esta es la opción menos estresante a corto plazo, pero corres el riesgo de quedarte atrás a largo plazo.
  2. Trabaja más duro que los demás: esto te ayuda a progresar en tu carrera más rápido, pero sacrificas tiempo con la familia y los amigos junto con la salud personal… sin mencionar que corres el riesgo de perder con personas que están aprendiendo más que tú.
  3. Aprende más que los demás y deja que tu conocimiento se acumule: el aprendizaje es el último truco de productividad. En otras palabras, proporciona el mayor apalancamiento. Es la herramienta que los más grandes innovadores y pensadores empresariales de nuestro tiempo (Elon Musk, Jeff Bezos, Bill Gates, Warren Buffett y otros) utilizan para salir adelante.

Personalmente me he decantado por la opción del aprendizaje…con el objetivo del aprendizaje compuesto. Para explicar lo de «compuesto», hay que recurrir al mundo financiero…

El interés compuesto al rescate

En pocas palabras es «el interés del interés». Es decir, en términos financieros («tener paciencia»), es la ganancia que obtienes, no solo del capital inicial invertido, sino del capital inicial invertido + el interés (ganancia) que obtuviste en el primer periodo. El siguiente vídeo resume las principales ideas del clásico Compound Effect.

El interés compuesto es un concepto que trasciende el mundo de las finanzas. Como dice Naval:

«todos los beneficios en la vida se derivan del interés compuesto»

Con el tiempo, estás viviendo cada vez más del interés compuesto de tu aprendizaje. Como resultado, puedes ir cada vez más rápido con cada vez menos esfuerzo.

En términos menos financieros, el aprendizaje compuesto es el aprendizaje que obtienes de tu aprendizaje/conocimiento inicial + el aprendizaje resultante de tu inversión, ¿inversión de qué? de tiempo, dinero, experiencias, esfuerzo, y cualquier otra cosa que te genere aprendizaje.

En otras palabras: el aprendizaje compuesto es el aprendizaje del aprendizaje.

Eso quiere decir que cuanto más aprendizaje tengas, mayor aprendizaje serás capaz de generar. Esta idea está basada en la teoría del conocimiento constructivista. Porque el aprendizaje se acumula y todo nuevo aprendizaje se construye sobre sí mismo, ocasionando que el aprendizaje crezca de manera exponencial y no lineal.

Así que ahora ya lo sabes: si quieres lograr un aprendizaje exponencial necesitas entender los principios del interés compuesto y ponerlo en práctica de manera más deliberada.

Parafraseando a Warren Buffett:

Lee 500 páginas todos los días. Así es como funciona el conocimiento. Se acumula, como el interés compuesto. Todos ustedes pueden hacerlo, pero les garantizo que no muchos de ustedes lo harán”.  

¿Qué es el aprendizaje compuesto y cómo lo hacemos?

Después de salir de la educación formal, estamos solos para mejorar nuestro aprendizaje. Podemos confiar en plataformas de mejora de habilidades, utilizar las oportunidades de aprendizaje que crean nuestros responsables de RRHH, volver a la universidad, etc. Pero todo eso se deriva de nuestro deseo inherente (de aprender) y depende de nuestra discreción (sobre qué y cómo aprendemos).

El aprendizaje compuesto no es:

  • Desconectado (aprender diferentes temas sin correlacionar)
  • Lineal (agregar nueva información sin relacionarla con el conocimiento previo)
  • Restringido (completar un plan de estudios predefinido)

Como explica Thomas Oppong «El aprendizaje compuesto es una mentalidad. Una vez que adoptes el aprendizaje compuesto, su cerebro encontrará las conexiones correctas para aplicarlo en muchas áreas de su vida. Y eventualmente, comenzarás a obtener rendimientos exponenciales.«

El conocimiento engendra conocimiento. Con suficiente sabiduría sobre cómo funcionan algunas cosas, puedes conectar mejor las ideas y usarlas para tu beneficio. La capacidad de adquirir habilidades con el tiempo puede cambiar tu vida.

Un aprendiz implacable puede acumular el conocimiento y las habilidades adecuadas para convertirse en una mejor persona, un empleado indispensable y un pensador libre.

“Cuanto más intentas hacer y aprender cosas, más entiendes cómo funcionan las cosas y cómo aprender mejor. Estas ideas y reflexiones son su aprendizaje compuesto”escribe Alexander Mistakidis.

Si piensas en aprender o adquirir alguna habilidad como una inversión, lo abordarás con la mente abierta. Pensarás más allá de los beneficios inmediatos y planearás acumular habilidades, conocimientos y principios de éxito para el futuro.

Las personas que usan el principio compuesto del aprendizaje lo aplican en casi todas las áreas de sus vidas. Puedes acumular habilidades y sabiduría para tu vida.

Como hábito, debemos cultivar un interés y una habilidad para el aprendizaje compuesto.

  1. Pasa tiempo con el conocimiento. Puede ser un gran amigo. Los libros, el contenido en vídeo, las interacciones con personas cultas, las autorreflexiones son formas de hacerse amigo del conocimiento. Ver cómo Bill Gates sigue encontrando tiempo para leer y aprender.
  2. No trates esto como un pasatiempo. Esto debe convertirse en una rutina, una perspectiva para abordar la vida. Warren Buffett es un testimonio.
  3. A medida que progreses en la vida, elige áreas más profundas de conocimiento, siendo el conocimiento final el despertar espiritual.
  4. Observa y estructura tus aprendizajes de manera que puedan ser compartidos con otros para su propio aprendizaje compuesto. Ejemplo: la forma en que Ray Dalio ha destilado los aprendizajes de su vida en su libro (Principios) o en mi caso, obviamente a una escala terrenal, este mismo blog: leer, entender, resumir, escribir y compartir contribuyen a mi aprendizaje compuesto y espero que aporte mi granito de arena al de alguien más.

Post relacionados:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.