Economía de la pasión: realidad, fantasía y contradicción

Si alguien hubiera hablado hace dos decenios que quería producir un canal para divulgar recetas de postres, retransmitir partidas de videojuegos o impartir clases de yoga, y que vivía de eso, nos habríamos reído.

La actividad profesional o laboral no se vinculaba a la pasión o los intereses de los productores no formaban parte fundamental de la ecuación. El trabajo estaba divorciado de ellos y en todo caso eran nada más las actividades del tiempo de ocio.

La democratización de los canales digitales, la proliferación de herramientas de producción, software, marketplace y de una gigantesca cantidad de herramientas lo están haciendo posible. La tecnología ha rebajado drásticamente los tiempos y costes de producción en todos los sectores. Ha conectado al mundo entero creando mercados enormes donde antes apenas había nichos. Ha facilitado las comunicaciones para establecer relaciones entre corporaciones o particulares. Estos factores disminuyen las barreras para entrar al mercado, prácticamente todas las personas que viven en el mundo desarrollado pueden participar, pero la oferta es tan amplia que la única manera para triunfar es ofreciendo algo diferente, personalizado, único, inconfundible.

¿Qué es la economía de la pasión?

La economía de la pasión se refiere a todos aquellas personas que hacen de sus habilidades, intereses y pasiones un estilo de vida, con la que son capaces de subsistir económicamente. Permite vivir de tu pasión por los videojuegos, la meditación, tocar un instrumento musical, diseñar ropa para un pequeño nicho de consumidores, compartir tu amor por la lectura, diseñar jardines botánicos o cualquier actividad a través de la cual puedas conectar con un mercado específico y alimentar su interés por él.

Adam Davidson en ‘The Passion Economy: The New Rules for Thriving in the Twenty-First Century’ plantea una visión refrescantemente optimista de nuestro futuro económico. Nos muestra cómo el paradigma económico del siglo XXI ofrece oportunidades sin precedentes para que las personas curiosas y ambiciosas combinen las cosas que aman con sus carreras: Ganarte la vida sin tener que sacrificar aquello que nos apasiona.

Según Li Jin en The Passion Economy and the Future of Work “Ser su propio jefe” ha sido durante mucho tiempo un canto de sirena para los trabajadores tradicionales de nueve a cinco. 

Todo esto sucede porque se han alineado adecuadamente los tres componentes clave de la Economía de la Pasión:

  1. Los Creadores están construyendo un negocio en torno a un talento, habilidades, ideas, tema o pasión únicos.
  2. Las Audiencias están interesadas en los bienes, servicios o experiencias que los creadores tienen para ofrecer.
  3. Las Plataformas online que alojan a los creadores y su oferta y los conectan con su audiencia.

¿Cuáles son las dinámicas que ocurren?

Interactuar y monetizar tus habilidades

Permite a las personas interactuar con una audiencia, mientras monetizan sus pasiones y habilidades únicas. Plataformas como Substack y Medium han creado nuevos tipos de carreras en el mercado online. Evidentemente no todos somos Ibai Llanos gana solo con Twitch 1,4 millones de euros al año. Pero no es un caso único. En 2019 el cheque mensual promedio de AdSense del creador de YouTube David Dobrik desde la plataforma fueron $275,000 para un promedio de 60 millones de visitas. En Substack, los 10 mejores creadores están trayendo colectivamente más de $7 millones anualmente. Charli D’Amelio — que recientemente se convirtió en el primer creador de TikTok en superar los 100 millones de seguidores — se estima que valga 4 millones de dólares a los 16 años. Empezó en TikTok hace apenas un año y medio. Ahí están los ejemplos de Patreon, Platformer,..

Se fomenta la individualidad, se aprecia la diferencia

Las nuevas plataformas están abiertas a todos, desde aficionados hasta profesionales. Se fomenta la individualidad, no se reprime. Estas plataformas permiten a los emprendedores sortear los desafíos que durante mucho tiempo han plagado a las nuevas empresas. Los clientes y el público se reúnen en la plataforma. En lugar de pagar por un software de escritorio para editar videos o catálogos de fotos, vídeo, audio gratuitos y royalty-free. Todo ello para que los creadores puedan editar sobre la marcha. 

Adam Davison, en The Passion Economy, habla claramente de la importancia de descubrir qué te hace diferente, qué te importa, qué te apasiona. La pasión no es una cosa unitaria. Es una combinación de un montón de cosas diferentes que combinas de forma única y de una manera que nadie más lo hace.

Ganarse la vida con habilidades creativas ayuda a la gente común a lanzar y hacer crecer negocios

Se fomenta la diversidad y la creatividad, por lo que los consumidores pueden encontrar una variedad más amplia de productos y servicios únicos. Cuando una plataforma ayuda a un creador a desarrollar una carrera individualizada, tanto el creador como la plataforma obtienen las recompensas. A medida que el creador aumenta su audiencia o base de clientes leales y enriquece sus ofertas, la plataforma puede proporcionar nuevas soluciones como herramientas de programación, facturación y flujo de trabajo. 

Todo se digitaliza y trasciende las audiencias locales

Todo tiende a ser digitales en lugar de físico. Los servicios son virtuales en lugar de presenciales. Tradicionalmente, los profesores solo podían enseñar a un número limitado de estudiantes locales. La economía de la pasión brinda a los docentes las herramientas para generar mayores ingresos al llegar a más personas. Las nuevas plataformas aprovechan la idea de que la experiencia tiene un valor económico más allá de una audiencia local en persona.

Las nuevas plataformas digitales alimentan la economía de la pasión

Las nuevas plataformas digitales están creando nuevos tipos de trabajo y dando a los nuevos tipos de trabajadores las herramientas que necesitan para prosperar. El ejemplo de Twitch (propiedad de Amazon) ofrece una visión de cómo las nuevas plataformas están facilitando nuevos tipos de trabajo. Weibo alberga transmisiones en vivo exclusivas, grupos de chat solo para miembros de «influencers no tradicionales».

Las plataformas están incentivadas para ayudar a los creadores a tener éxito y crecer, en lugar de impulsar transacciones discretas y únicas. Si el creador gana, ellos ganan.

Los creadores sin audiencia eligen Marketplace, los creadores con audiencia prefieren SaaS

Los marketplaces ya tienen una audiencia existente, por lo que los nuevos creadores pueden disfrutar de una experiencia «plug and play» a medida que el mercado les proporciona tráfico. En Medium, los lectores pagan una tarifa de suscripción y los escritores reciben una parte de esa tarifa cuando los lectores pasan tiempo interactuando con su contenido.

Los marketplaces aportan valor a los creadores que buscan ser descubiertos y atraer clientes con el tiempo. Las herramientas SaaS (FoxizeCloud es un ejemplo) a menudo tienen sentido para los creadores más establecidos que ya tienen una base de clientes.

Substack proporciona una plataforma SaaS alternativa a los escritores establecidos, que traen sus propios suscriptores o trabajan para adquirir nuevos. Substack proporciona a un escritor herramientas de marketing, una página de inicio, una lista de correo, análisis y pagos, y recibe parte de sus ingresos a cambio.

Economía de la passión = Hacedores de sueños

Anna Sabino, fundadora de la marca de joyería Lucid New York en su libro ‘Your Creative Career: Turn Your Passion into a Fulfilling and Financially’ nos cuenta que: “Llevar una vida online con sus aspiraciones creativas no es fácil. Seguir a la manada, tener un empleo seguro y cobrar un salario fijo es más sencillo. Pero para diseñar una vida que satisfaga su espíritu creativo debe medir su éxito de acuerdo con sus valores y principios. Considera qué tipos de trabajos te emocionan, cómo podría hacer una contribución valiosa o qué actividades te son naturales.

Diseñar una carrera creativa no es un proceso lineal. Por el contrario, si eres como dice Anna Sabino “exprimidor de sueños” y deseas llevar un estilo de vida creativo, pero no puedes abandonar la seguridad de una actividad más estable “expresa tu creatividad en horarios fuera del trabajo y busca huecos entre los beneficios y las exigencias de un trabajo estable”. Los “aplazadores de sueños”, continua Sabino, “forman colchones financieros para poder perseguir carreras creativas más tarde en su vida, aunque ello casi nunca ocurre. En contraste, los hacedores de sueños rompen con la seguridad y se resisten a la presión social para cumplir con la norma. Ellos van tras su destino creativo, trabajan para pagar sus facturas y hacen sacrificios para hacer lo que aman”.

La resiliencia y la persistencia contribuyen más a su éxito que el talento innato

Siguiendo con Anna Sabino “Empezar puede ser intimidante. La falta de confianza creativa puede ser un lastre. Dar el primer paso sin seguidores ni clientes puede ser abrumador. Sea paciente y dese tiempo para crecer. Concéntrese en la calidad y la consistencia. La mayoría de la gente no logra el éxito inmediato”. Es clara respecto a las claves “La resiliencia y la persistencia pueden contribuir más a su éxito que el talento innato. La tenacidad y el compromiso lo impulsarán, aun cuando la pasión mengüe”. Al fin y al cabo, como dice Davidson lo importante para descubrir cómo perseguir tu pasión es hacer cosas y cometer errores.

La pasión se cultiva

Encuentra tu pasión y síguela” típica frase de discurso de motivación es un poco frívolo o directamente peligroso. Un estudio de 2019 sobre sobre niños norteamericanos de 8 a 12 años encontró que casi 30% aspiran a convertirse en YouTubers.  Esto como explican Brad Stulberg y Steve Magness en The Passion Paradox, a menudo predispone a las personas al fracaso y la frustración. Esperan encontrar mágicamente una actividad que les apasiona y les hace sentir bien de inmediato. Aunque lo que termina sucediendo es que tarde o temprano se pone difícil o te frustras.

Dice Stulberg que si estuviera dando esos discursos de graduación, se trataría mucho menos de encontrar tu pasión y mucho más de seguir tus intereses y cultivar la pasión. Si bajas el listón de «Esto es genial, esto es perfecto, esto encaja perfectamente» a «Esto es algo que es interesante», y luego sigues tus intereses y les das a las cosas algo de tiempo y espacio para desarrollarse, eso puede conducir a la pasión.

¿Celebridades o clase media?

Desde que en 2004 Chris Anderson publicó su ‘Larga cola’, la idea ha sido ampliamente debatida. En él se argumentó que la eliminación por Internet de las limitaciones físicas (audiencias locales, escaso espacio en las estanterías) permitiría a los creadores y productos de nicho prosperar. Incluida la clase media.

La realidad es el que el fenómeno de las superestrellas persiste. El panorama creador actual se asemeja más a una economía en la que la riqueza se concentra en la cima. En Patreon, sólo 2% de los creadores hizo el salario mínimo federal de $1,160 por mes en 2017. En Spotify, los artistas necesitan 3,5 millones de transmisiones por año para lograr las ganancias anuales de un trabajador de salario mínimo a tiempo completo de $15.080.

Entonces, ¿es inevitable la desigualdad entre los creadores? Tal vez hasta cierto punto. No todo el mundo puede convertirse en una celebridad, pero hay ejemplos de clase media: quizás sus nombres no son familiares pero tienen una sólida base de clientes que proporcionan la base para un ingreso decente.

Crecimiento consciente

Para empujar el proyecto puede que necesites financiación. Aquí surge la duda ¿Buscar financiación externa, a base de endeudarse o inversores? Tener inversores a veces da derecho a opinar sobre cómo dirige el negocio. La otra opción es el bootstrapping… No obstante, para Anna Sabino, el auténtico dilema es otro “Construye tu negocio, pero define qué tipo de crecimiento va de la mano con tu estilo de vida ideal. ¿Quieres la libertad para ir tras otros intereses? De ser así, busca el ingreso correcto”. Piensa, como dice Anna Sabino, “si prefieres trabajar más duro y por más tiempo para lograr la seguridad financiera y el estilo de vida que deseas”.

Davidson también apunta en esa dirección y une las nociones de pasión, compromiso y propósito como algo fundamental.

Hay dos tipos de pasiones

Según un estudio de Robert Vallerand hay dos tipos de pasión. Con una pasión armoniosa, estás persiguiendo tu pasión porque refleja lo que te importa y, como resultado, experimentas más satisfacción, significado y felicidad. La pasión obsesiva (OP) se refiere a una internalización controlada de una actividad en la propia identidad que crea una presión interna para participar en la actividad que le gusta a la persona. La pasión armoniosa se refiere a una internalización autónoma que lleva a las personas a elegir participar en la actividad que les gusta. La pasión armoniosa promueve la adaptación saludable, mientras que la obsesiva la frustra al causar un afecto negativo y una persistencia rígida.

¿Pasión como ocio o profesión?

Ligado con lo anterior, en The Unexpected Benefits of Pursuing a Passion Outside of Work, afirma que para no es factible dedicarte a algo que te apasione. No todos los trabajos ofrecen la posibilidad de hacer lo que amas. En realidad a las personas nos preocupamos profundamente por muchas cosas diferentes, no todas las cuales serán como quieren ganarse la vida. Numerosas investigaciones sugieren que perseguir tu pasión realmente mejora el bienestar, pero que donde lo haces es mucho menos crítico. De hecho, varios estudios muestran que hacer algo que te apasiona fuera del trabajo en lugar de beneficiar tanto a su carrera como a su vida personal.

La contradicción

Han pasado más de veinte años desde que Jeremy Rikin hablara de la “mercantilización de nuestras vidas” (La Era del Acceso). Ahondando en esta línea, Michael J. Sandel pide una discusión sobre los valores más profundos de la sociedad (Lo que el dinero no puede comprar: Los límites morales del mercado). Va un poco más lejos y critica la tendencia cultural hacia la expansión del papel del mercado en la sociedad.

Una contradicción es si la “Economía de la pasión” que tiene su lado positivo de definir una alternativa viable de actividad profesional alineada con tu propósito y estilo de vida implica, en palabras de Sandel “la economía de libre mercado se ha convertido en una sociedad de mercado«. Puede que los valores de mercado y la idea de que todo está a la venta, como afirma Sandel, desplacen a otros valores. Al fin y al cabo, “Dar un regalo envía una señal de compromiso con una relación personal, mientras que dar dinero en efectivo o una tarjeta de regalo envía un mensaje diferente”.

Conclusión

Tener una pasión, es bueno. Habitualmente se cultiva y se recogen los frutos con el tiempo. Que esté alineado con tu profesión, es un privilegio. Que también lo esté con tu estilo y propósito vital, es excepcional. La Economía de la Pasión ha venido para quedarse. Es una alternativa interesante que no es ni fácil ni apta para todos. Además, tiene sus luces y sus sombras.

Foto de Música creada por freepik

Post relacionados:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.