Planificación estratégica de la New Space Economy

Llevar una idea de negocio a la realidad es complejo. Convertirla en una actividad rentable todavía más. Si esta idea de negocio está destinada a estar en el espacio la complejidad se multiplica. Que sea un “Océano Azul” no implica que sea fácil. Por buena que sea la idea su viabilidad científica y técnica debe comprobarse.

Este post, fruto de la lectura de The Cosmos Economy de Jack Gregg va en este sentido. Dejando de lado la viabilidad científico-técnica de la idea, será decisiva la conexión con un plan estratégico mayor. Las ideas por sí solas no son suficientes para provocar el cambio. Las ideas alineadas con un plan más amplio tienen muchas más posibilidades de marcar la diferencia.

Aprender estrategia con los clásicos

Se ha escrito mucho sobre la importancia de la estrategia y cómo las acciones tácticas sustentan una operación estratégica. Inmediatamente nos vienen a la mente clásicos sobre planificación estratégica de épocas anteriores como De la Guerra de Carl von Clausewitz , El arte de la guerra de Sun Tzu y El príncipe de Nicolás Maquiavelo. Estos y otros tratados tempranos nacidos de una mentalidad militar reglamentada y un enfoque feudal del poder, introdujeron la práctica de una deliberación cuidadosa antes de la acción en lugar de simplemente responder a amenazas o enfrentamientos. El pensamiento estratégico inauguró la noción novedosa de que los generales y los líderes políticos no deben actuar con impetuosidad, sino que deben evaluar la situación actual, declarar, evaluar recursos y capacidades, considerar las fortalezas y debilidades del enemigo y de ellos mismos, crear escenarios alternativos y tomar medidas solo después de que se haya elaborado un plan razonado que sopese el resultado probable de todas las opciones.

Un resultado de adoptar el pensamiento estratégico como una cuestión de buena práctica militar o política es que los líderes que ascendieron a posiciones de poder tenían más probabilidades de ser el tipo de personas que sobresaldrían en los movimientos de ajedrez de la estrategia. Los líderes de la nueva era industrial estaban mejor preparados para moderar su pensamiento a lo largo de líneas de razón más complejas. Sus éxitos políticos y económicos fueron el resultado de un razonamiento complejo que no se requería en tiempos anteriores y más simples.

El profesor de Harvard Business School, Michael Porter, formalizó el moderno proceso de planificación estratégica en su libro clásico, Ventaja Competitiva. Su libro, de gran influencia, presentó cinco fuerzas que fueron clave para determinar cómo una empresa debería evaluar su contexto estratégico. Estos son la amenaza de nuevos participantes, la amenaza de sustitutos, el poder de negociación de los clientes, el poder de negociación de los proveedores y la rivalidad competitiva. Es célebremente citado diciendo: «La esencia de la estrategia es elegir qué no hacer«.

¿Por qué esta discusión de estrategia?

Una cosa es tener una visión del futuro; los líderes necesitan crear una visión, una historia narrativa, para establecer la dirección de su organización para que los gerentes desplieguen los recursos y el capital de manera adecuada. Cuanto más específica y concreta sea la visión, más fácil será lograr y medir su éxito. Es importante tener una idea de adónde quiere ir antes de comenzar un viaje. Como dice la vieja frase, «si no sabes a dónde vas, nunca sabrás cuando llegues«. Steven Covey lo expresó mejor en su libro, Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva cuando dijo, «comienza con el final en mente».

Entre la gran visión y la ejecución está la estrategia; la hoja de ruta deliberada basada en una consideración cuidadosa que delimita lo que se debe hacer de lo que se podría hacer.

Vista previa de las cinco fases de adopción de la nueva economía espacial

Puede que todavía no exista un plan maestro oficial para construir la New Space Economy, pero existe un camino altamente predecible y bien investigado para construir la economía espacial emergente basado en el modelo The Diffusion of Innovation del Everett Rogers. Según él, las cinco fases predecibles de adopción describen el camino desde una economía de frontera no organizada a una economía emergente más robusta y, finalmente, a una economía independiente fuerte y completamente desarrollada. Como vista previa, las cinco fases de adopción son:

1. Innovadores fronterizos, tomadores de riesgos

2. Primeros adoptantes: infraestructura, volatilidad

3. Expansión y crecimiento tempranos de la corriente principal

4. Mercados emergentes tardíos y complejidad económica

5. Adoptadores rezagados: mercados maduros y autónomos en el espacio

Más allá de las cinco fases de adopción económica, podemos discutir acerca los probables modelos de negocios que mejor se adaptan a cada fase y qué industrias surgirán en cada una de estas etapas.

A medida que más empresas e inversores independientes busquen participar en la economía espacial, la plataforma económica se volverá más robusta, se estabilizará y obtendrá una mayor autosostenibilidad económica. El estado final de referencia probablemente será cuando todas las actividades económicas, desde la adquisición de materias primas hasta la producción y finalmente el consumo, se realizarán en un circuito cerrado que sea independiente de la Tierra. En otras palabras, el mercado extraterrestre estará completamente desarrollado y maduro cuando los productores espaciales vendan a los clientes en el espacio.

Modelos de negocio en la New Space Economy

Las proyectos exitosos no solo ocurren de manera orgánica. Para construir y mantener una ventaja competitiva sostenible a largo plazo, los fundadores de una empresa comienzan con un proyecto de modelo comercial que se alinea con el propósito central y la visión del negocio.

Hacer coincidir un modelo de negocio apropiado con el mercado adecuado es esencial para mitigar el riesgo para los primeros inversores. Por ejemplo, la primera elección estratégica de Microsoft de centrarse en el software al comienzo del boom de las PC, mientras que otras se centraron en el hardware, diferenciaron claramente su terreno de marketing y les permitió definir una base de clientes emergente. La decisión de IBM de paralizar el desarrollo y la producción de pequeñas computadoras personales (PC) porque creían que el potencial del mercado era demasiado pequeño llevó a su salida final del mercado de ordenadores de consumo.

El enfoque comercial innovador de empresas como Airbnb, Uber, Lyft y otras ha redefinido los modelos comerciales previamente existentes y los ha transformado para ajustarse más a lo que los clientes realmente quieren, en este caso la conveniencia de un mayor control de la experiencia, transacciones personalizadas y un precio flexible que coincide con la propuesta de valor. Pero la disrupción del mercado tiene un coste. Por cada Uber, hay docenas de intentos fallidos y lanzamientos de productos de corta duración que no lograron alcanzar el objetivo móvil de las preferencias de los consumidores.

Componentes clave de un modelo de negocio exitoso

Un resumen de modelos de negocio efectivos caracteriza el modelo de negocio formal como “..una representación simplificada y agregada de las actividades relevantes de una empresa”. Aún más significativamente, el autor identifica los componentes clave de un modelo de negocio exitoso enfocado estratégicamente que tienen:

  1. El fácil acceso a los recursos y su uso, incluidos varios niveles de talento.
  2. Una comprensión clara del perfil del cliente y las razones de su demanda.
  3. Una propuesta de valor concisa y ejecutable que sustenta la ventaja competitiva a largo plazo.
  4. Un plan estratégico que tenga en cuenta los inevitables pivotes potenciales que ocurren a lo largo de cualquier curva de crecimiento realista.
  5. Un enfoque en los ingresos que alimenta y respalda el éxito a largo plazo de la empresa.

El mayor desafío a la hora de elegir el mejor modelo de negocio para lanzar un negocio en el espacio es definir el mercado potencial. ¿Quiénes son los clientes y proveedores potenciales en el espacio? ¿Existe un acceso adecuado a los recursos de producción como materias primas, energía o transporte? ¿Cómo se calculará la rentabilidad, o el punto de equilibrio / equilibrio?

La falta de claridad sobre los detalles del nuevo mercado emergente inhibirá a los inversores y restringirá la flexibilidad estratégica a medida que las cosas cambian inevitablemente mientras el mercado madura ¡Y eso es solo el principio!

Determinar cuándo entrar en la New Space Economy en una fase específica con un modelo de negocios apropiado es el resultado de una combinación saludable de análisis de datos e intuición. El premio Nobel Daniel Kahneman en Pensar rápido, pensar despacio, sugiere que las decisiones efectivas son una combinación de componentes lógicos y emocionales. Si bien es tentador analizar demasiado una proposición. Kahneman sugiere que el mejor enfoque es incluir una dosis saludable de intuición (pensar rápido) para equilibrar la deliberación lógica (pensar lento).

Preguntas críticas sobre el modelo de negocio

Por supuesto, probablemente se reducirá a responder algunas preguntas críticas como:

• ¿Puede la empresa adoptar una visión a largo plazo y respaldar un horizonte de inversión a largo plazo o los inversores están firmemente comprometidos con un ROI a corto plazo?

• ¿El conjunto actual de capacidades (talento de liderazgo, tecnología, cultura, ingredientes de secreto corporativo) se combinará con esta empresa? Esta es otra forma de decir: ¿Cuán dispuesta está la empresa a fabricar, comprar o tomar prestadas nuevas habilidades para lanzar y mantener este esfuerzo?

• ¿Con quién puede asociarse la empresa? ¿Está dispuesta la empresa a perder algún grado de propiedad para mitigar los riesgos de lanzar la nueva empresa en un nuevo entorno?

• ¿Tiene la empresa un modelo de gobierno que respalde este emprendimiento? ¿El apoyo de la junta se comprometerá con una estrategia a largo plazo?

• ¿Cuál es el modelo de negocio más compatible para respaldar esta decisión estratégica?

Adaptarse a nuevos mercados no es una tarea sencilla. Clayton Christensen señaló en El Dilema de los Innovadores que las organizaciones con clientes establecidos, cadenas de suministro e identidades de mercado se unen a hacer negocios de una manera predecible. Son sus procesos probados y verdaderos, después de todo, los que los llevaron a donde están y los que definen su posición competitiva en el mercado. Hacer un cambio radical en su proceso de negocio requiere un esfuerzo consciente para trasladar la creatividad a la innovación implementable. Para muchos, el riesgo de dejar una base de clientes leales y conocidos supera la ganancia potencial de la innovación.

Mirando hacia arriba, mirando hacia afuera

La progresión de la New Space Economy seguirá un camino de desarrollo que creará un nuevo conjunto de oportunidades comerciales en cada fase sucesiva de crecimiento. En este entorno dinámico, Jack Gregg predice que hay algunas empresas que tendrán más éxito potencial antes (innovadores y adoptadores tempranos) y que otros se beneficiarán de un entorno más estable y maduro (adoptadores tardíos y rezagados) y, por lo tanto, encontrarán un mayor éxito en una fase posterior de la economía espacial. Dado el enorme potencial del espacio, podemos esperar que muchas fronteras evolucionen rápida o lentamente hacia mercados maduros simultáneamente en nuestro sistema solar en los próximos siglos. Esto significa que siempre habrá una frontera en algún lugar del espacio si hay tomadores de riesgos dispuestos a ir audazmente.

La Tabla inferior, definida por Jack Gregg, es una vista previa del modelo de adopción completo de 5 fases. Combina los elementos críticos del modelo de negocio óptimo y las industrias probables que se adaptarán mejor a cada fase de adopción. Después quedará por definir el roadmap teórico para que los emprendedores, inversores y empresas la consideren mientras reflexionan sobre el cálculo de establecer una presencia competitiva en la nueva economía espacial.

New Space Economy: modelo de adopción de 5 fases

La cuestión de dónde se generan las ganancias será otro tema por resolver. Las empresas colonizadoras pasadas a menudo pudieron mantener las ganancias alejadas de los recaudadores de impuestos en sus países de origen mediante el establecimiento de bancos locales en el mercado emergente o mediante transacciones de terceros. Aún está por verse si esto ocurrirá o no en el espacio. La primera fase de la economía espacial, la fase de frontera brindará oportunidades para que los primeros participantes definan y construyan la infraestructura fundamental que ayudará a los futuros participantes e inversores. Gran parte de la actividad económica de la primera fase de la frontera se centrará naturalmente en la creación de plataformas de infraestructura para las comunicaciones, el transporte, el hábitat humano, los alimentos y el agua para aquellas personas que tendrán que vivir y trabajar en el espacio. Creo que un hito que señalará la adopción de la fase de frontera será el establecimiento de una infraestructura financiera sólida.

La nueva economía espacial evolucionará en cinco fases superpuestas de adopción. Cada fase representa una era sucesiva de actividad económica que se beneficiará de emprendimientos anteriores. Los diferentes modelos comerciales, industrias y empresas se alinearán adecuadamente para cada fase de adopción. Los rangos de fechas son teóricos.

Fuente: The Cosmos Economy

Imagen de PIRO4D en Pixabay

Post relacionados:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.