Logística e infraestructuras en el Espacio

La noticia, unas semanas atrás, de que Blue Origin y Sierra Space anunciaba planes para una estación espacial comercial es uno de los muchos pasos para la colonización del espacio. En algún momento, en un futuro no muy lejano, los asentamientos fronterizos empezarán a existir en algún lugar del sistema solar. Surgirá un vivero interminable para nuevas comunidades. Algunas de ellas estarán afiliadas a otros asentamientos de ideas afines debido a creencias políticas o religiosas compartidas. Quizás puedan surgir otras completamente independientes de las tradiciones terrenales.

La estación Orbital Reef propuesta se puede expandir con el tiempo agregando más módulos, pero inicialmente tendrá aproximadamente un tercio del tamaño que se muestra aquí. Crédito: Blue Origin

Las fronteras eternas que habla Jack Gregg en The Cosmos Economy va en este sentido. La adopción continua y sostenida de la empresa espacial será importante por varias razones. Primero, es fundamental para la noción de expandir la economía basada en el espacio. Al igual que la apertura continua de nuevas tiendas en una cadena comercial (por ejemplo, Starbucks, Taco Bell) promueve el conocimiento de la marca y la penetración de más clientes, la expansión continua de la economía del Espacio aumenta la difusión de proveedores comerciales y consumidores. En segundo lugar, la perspectiva de un suministro prácticamente asegurado de nuevas fronteras (sé que, con el caos logístico en Tierra, suena más que nunca a sci-fi), y las nuevas empresas que buscan su éxito comercial en estas fronteras, significa que la industrialización de la nueva economía de asentamiento espacial tendrá una base firme para las generaciones venideras. Esta es una buena noticia para los empresarios e inversores que tradicionalmente buscan la ventaja de ser el primero en actuar al establecer una empresa en un mercado nuevo o sin explotar.

La tercera es si un inversor se perdió la revolución de los ordenadores o la revolución digital, ahora tiene una nueva oportunidad. Saber que habrá un suministro casi interminable de fronteras, con nuevas oportunidades y nuevos mercados en los que intervenir, es una muy buena noticia.

Riesgo y rendimiento esperado

Los nuevos mercados ocurren en fases progresivas de adopción, representadas por niveles de riesgo y rendimiento esperado. La primera fase de adopción del mercado, la fase de frontera es donde reside la mayor parte del riesgo y las primeras fronteras que se desarrollan en el espacio son las más riesgosas. Naturalmente, el inversor cauteloso y reacio al riesgo suele ser reacio a participar en este nivel inicial. Pero si hay una oferta constante de nuevos mercados fronterizos en el horizonte, entonces es más probable que el empresario cauteloso se involucre en una nueva economía fronteriza. El resultado de mitigar el riesgo en las primeras etapas de la adopción del mercado es una economía espacial integrada más fuerte en general.

La sola idea de invertir en el espacio podría llevar a alguien más allá de su zona de confort. Especialmente si el mayor riesgo para una inversión está en una frontera inexplorada. Pero ese riesgo de inversión podría volverse mucho menos aterrador si se pudiera demostrar que otros han seguido el mismo camino y se han beneficiado. Para los inversores reacios al riesgo que se sienten más cómodos haciendo una inversión en algo seguro y bien probado, como bienes raíces, entonces la idea de otra frontera no es tan preocupante. Especialmente cuando el inversor considera que los mercados fronterizos pueden convertirse rápidamente en mercados maduros, lo que le da al inversor fronterizo el beneficio de ser uno de los primeros en moverse hacia un nuevo mercado de liquidación.

Fabricando en microgravedad

El transporte hacia y desde el espacio es imperativo para la adopción de la economía espacial general. Pero esto es más fácil decirlo que hacerlo. Queda mucho por hacer pero ya se ha testeado la fabricación por microgravedad (4 Products That Make Sense to Manufacture in Orbit ). Las actividades comerciales basadas en el Espacio, como la fabricación por microgravedad, la producción farmacéutica, la fabricación de maquinaria pesada, la producción industrial peligrosa fuera del planeta, el cultivo de alimentos y fibra para la creciente población de los cepilladoras, y la minería y refinación de las materias primas desde el espacio, necesitan una distribución clara en el mercado.

RelativitySpace es una de las empresas convencidas que el futuro de la vida interplanetaria implica mejorar la base industrial de la humanidad en la Tierra .. y en Marte. En los primeros días del asentamiento, la automatización inteligente y la impresión 3D compacta y liviana son tecnologías fundamentales necesarias para establecer rápidamente una nueva sociedad con recursos escasos.

Varda Space Industries es una empresa de investigación espacial privada que apunta a ser la primera en construir una estación espacial con uso industrial, donde aprovechará la baja gravedad para fabricar cosas mejor que en la Tierra.

Logística y distribución

Sin canales de distribución capaces no puede haber comercio, y sin comercio, la economía espacial puede flaquear o fracasar. Por ahora, la Tierra es donde están los clientes (todavía no hay consumidores en el espacio), es lógico pensar que todos esos bienes producidos en el espacio deben entregarse a los clientes a la Tierra. Pero hay un fallo. Hoy en día no hay capacidad para llevar todas esas toneladas de productos de los fabricantes espaciales a los mercados de la Tierra. Los astronautas, los turistas espaciales y las cargas útiles pequeñas pueden regresar ocasionalmente a la Tierra, pero se trata de cargas muy ligeras. Estamos limitados al envío sólo el equivalente aproximado de un camión pequeño, no hay suficiente carga para hacer mella en el mercado comercial. Para que el espacio se convierta en una potencia económica, la capacidad de transportar miles de toneladas de carga, no solo unos pocos cientos de libras, a los puertos espaciales de la Tierra es fundamental.

El gráfico muestra los nodos de la superficie planetaria, los nodos orbitales y los nodos lagrangianos. Los nodos están conectados a través de arcos, que representan el lanzamiento, las trayectorias en el espacio, así como las operaciones de entrada, descenso y aterrizaje. Los elementos viajan en estos arcos, que contienen tripulaciones humanas, agentes robóticos, propulsor, muestras recolectadas y varios artículos de suministro.

El MIT tiene un proyecto de logística espacial La exploración espacial sostenible requerirá una gestión adecuada de la cadena de suministro interplanetaria. A diferencia de Apollo, donde todo se llevó a cabo, la exploración futura tendrá que depender de una compleja red de cadena de suministro en tierra y en el espacio. El objetivo principal del proyecto Interplanetary Supply Chain Management and Logistics Architectures (IPSCM & LA) es desarrollar un marco SCM integral y una herramienta de planificación para la logística espacial.

El objetivo general de este proyecto es desarrollar una capacidad integrada para guiar el desarrollo de la cadena de suministro interplanetaria que será necesaria para permitir la exploración espacial sostenible del sistema Tierra-Luna-Marte y más allá. Algunas empresea como DHL se están moviendo en esta dirección (Mission Space Logistics: DHL Moves From Global to Galactic Forwarding).

Desafortunadamente, esta capacidad aparentemente simple aún no se ha desarrollado y es poco probable que se resuelva inmediatamente. En comparación, la capacidad de enviar carga espacial comercial en un volumen similar al de un puerto importante de los aún no existe. Por ejemplo, el puerto de Barcelona gestiona un estimado de 130 millones de toneladas de carga al año. Y el puerto de Barcelona es solo uno de docenas de puertos similares en todo el mundo. Si se espera que la economía espacial genere suficientes ingresos para atraer inversores y competir con las empresas terrestres, entonces los bienes tendrán que fluir con similar facilidad y volumen desde el espacio a la Tierra.

Más allá de las soluciones propuestas por la ciencia ficción, no existen soluciones realistas disponibles para este problema. Sin embargo, la carrera de las llamadas End-to-End Space Company (Space X o Rocket Lab) iría en esta dirección.

Cohetes reutilizables: SpaceX, Rocket Lab, ESA,..

Esta pasada semana la Agencia Espacial Europea anunció que había firmado nuevos contratos para el desarrollo de su etapa superior Phoebus y el motor de cohete Prometheus. 

El plan de la ESA con Themis.

La entrada de la agencia en la nueva carrera espacial es notable, ya que la carrera por reutilizar el cohete ha estado dominada hasta ahora por empresas privadas. Empresas como SpaceX y Rocket Lab han trabajado para reutilizar la mayor cantidad posible del cohete, en un intento por reducir los precios de lanzamiento y hacer que el espacio sea más accesible para los turistas espaciales, los fabricantes de satélites, los científicos, .

Eso significa más dinero para proyectos más ambiciosos, como la sonda planeada de Rocket Lab a Venus o la ciudad de SpaceX en Marte.

La reutilización de cohetes se considera una forma de reducir los costos relacionados con los vuelos espaciales, pero es más fácil decirlo que hacerlo. La NASA hizo historia en 1981 cuando voló el transbordador espacial por primera vez, una nave espacial reutilizable. Si bien el orbitador en sí y los propulsores de cohetes sólidos eran reutilizables, el gran tanque de combustible externo era prescindible. Elon Musk hizo de la reutilización de cohetes uno de los primeros objetivos de su empresa SpaceX. Es destacable el éxito obtenido hasta el momento.

Gasolineras en el Espacio

Orbit Fab prevé un próspero mercado espacial para productos y servicios que respalden tanto las empresas espaciales existentes (comunicaciones y observación de la Tierra) como nuevas industrias como el turismo espacial, la fabricación y la minería. Orbit Fab afirma que proveerá un suministro ubicuo de propulsor de satélites en órbita terrestre, ampliando el potencial operativo de los activos espaciales nuevos y existentes y permitiendo una flexibilidad de modelo de negocio sin precedentes para los propietarios de satélites. El futuro de los satélites ya no se limita al combustible con el que se lanzan. Orbit Fab proporcionará el combustible que los satélites necesitan, donde y cuando lo necesitan, para lograr cosas que nunca antes se creyeron posibles.

Orbit Fab no es un proyecto desconocido. Acumula una serie de novedades mundiales: el primer puerto de reabastecimiento de combustible en el espacio disponible comercialmente, la primera empresa privada en reabastecer la Estación Espacial Internacional con agua y el primer depósito de combustible satelital.

Dicho y casi hecho. A finales de 2022 o principios de 2023 la NASA y SpaceX tienen una misión planeada relacionada con el módulo de aterrizaje lunar. Esta misión será aprovechada para llevar más cargas útiles al espacio, como la «gasolinera espacial» de Orbit Fab. La compañía lo hará aliándose SpaceX.

Imagen: Official SpaceX Photos

Post relacionados:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.