La ecología de la atención

La realidad actual, tal como lo esbozaba Todd Gitlin, “es un panorama de sensaciones sin fin, transiciones instantáneas y estímulos continuos que saturan nuestras vidas”. Aunque aprendamos cómo funciona el proceso de atención humana, cuáles son sus prioridades y cómo se activan, hay un límite irreversible, el tiempo. El tiempo -nuestro tiempo- es finito. Competir en los mercados de atención es, o debería ser, la principal preocupación de las direcciones marketing y de muchas agencias

seguir leyendo