Vivir con valentía: The Courage Map de Franziska Iseli

El coraje bien podría ser considerado como uno de los superpoderes del S.XXI. ¿Acaso no hay algunas personas que tienen el coraje de tomar decisiones valientes y llevar vidas emocionantes, gratificantes e impactantes mientras que otras solo se sientan al margen, observando con envidia? 

La empresaria y aventurera Franziska Iseli cree que cualquiera puede aprender a liberar su coraje interior y vivir una vida extraordinaria. Iseli decidió escribir The Courage Map: 13 Principles for Living Boldly sobre el coraje durante un viaje en moto de varios años alrededor del mundo. Todo ese tiempo le permitió reflexionar sobre lo que tanta gente le pregunta sobre sus negocios y aventuras internacionales atrevidas: ¿Dónde encuentras el coraje para hacer lo que haces? En The Courage Map Iseli comparte sus 13 principios para vivir una vida de coraje y romper cualquier barrera u obstáculo que la vida le presente. 

Principales ideas de ‘The Courage Map’

  • El coraje es una habilidad vital para la vida. No es imprudencia.
  • Entiende que puedes expandir tus “límites de coraje”.
  • Construya su viaje de coraje en torno a 13 principios o valores: «Historias, verdad, intenciones, confianza, intuición, amor, amabilidad, imperfección, desapego, fluidez, diversión, evolución» y «compromiso».
  • Reescribe las historias que cuentas sobre ti. Vive de acuerdo con tu verdad personal.
  • Vive con intención. Confía en ti mismo y en los demás.
  • Sigue tu intuición. Mantén un corazón abierto para que puedas abrazar el amor.
  • Practica la bondad. Acepta que las personas, incluyéndote a ti mismo, son imperfectas.
  • Domina el arte del desapego, adopta una actitud lúdica y déjate llevar por la vida.
  • La evolución es una elección personal. Elige hacer un plan y comprométete con coraje.

El coraje es una habilidad vital para la vida. No es imprudencia.

Necesita coraje para muchos aspectos de la elaboración de una vida significativa, una vida que encarne sus valores personales y tenga un efecto positivo en otras personas. El coraje no es lo contrario del miedo. Más bien, el coraje te permite enfrentar tus miedos y reaccionar conscientemente de maneras que sirvan a tus intereses y a los de las personas con las que te encuentres. Desarrollar tu capacidad de coraje te ayudará a mantenerte fiel a ti mismo. Las acciones de la multitud no te influirán. Sabrás lo que crees y te sentirás capacitado para defender tus convicciones, incluso cuando hacerlo sea incómodo. Courage te ayuda a perseguir metas grandiosas y arriesgadas y a probar cosas nuevas.

“El coraje no se trata de no tener miedo; se trata de tomar decisiones valientes a pesar del miedo”.

Imprudencia significa tomar un riesgo que no vale la pena ni es responsable. A menudo, el comportamiento imprudente surge del deseo de probar algo a otra persona. El coraje significa tomar riesgos dignos, riesgos con un propósito. Por ejemplo, cuando la autora Franziska Iseli renunció a su trabajo diario corporativo para comenzar un nuevo negocio, Basic Bananas, la decisión requirió coraje, pero no fue un riesgo sin sentido. Vivir con valor significa construir una vida que refleje tus valores esenciales y te ayude a evitar los arrepentimientos de «qué pasaría si».

Entiende que puedes expandir tus “límites de coraje”. 

A medida que las personas envejecen, sus experiencias a menudo hacen que disminuyan sus “límites de valor”, sus zonas de confort. Cuando los límites de tu valor se reducen, también lo hacen tus opciones.

“Tomar conciencia de mi propia mortalidad y ser testigo de lo rápido que puede cambiar la vida me ha ayudado a elegir activamente la forma en que vivo en lugar de dejarme llevar por el miedo”.

La buena noticia: puedes revertir este proceso y volverte más valiente. Dibuja un “mapa de coraje” para guiarte en tu viaje personal hacia una vida más plena, auténtica y aventurera. Considere estos factores al crear su mapa:

  • Definiciones: ¿Cómo defino el coraje? ¿Cómo es una vida valiente?
  • Coraje versus miedo: ¿Qué me hace sentir valiente? ¿Qué me hace sentir miedo? ¿Cómo han afectado esos sentimientos mis acciones?
  • Relaciones: ¿Qué impacto me gustaría tener en los demás?

Construye tu viaje de coraje en torno a 13 valores o principios: «Historias, verdad, intenciones, confianza, intuición, amor, amabilidad, imperfección, desapego, fluidez, diversión, evolución» y «compromiso».

Estos 13 principios pueden ser la base de tu viaje de valentía. El valor se extiende más allá de ti mismo y crea «efectos dominó positivos» en el mundo. Tu integridad, amabilidad y empatía inspirarán a otros. 

Reescribe las historias que cuentas sobre ti. Vive de acuerdo con tu verdad personal.

Cuentas historias sobre ti mismo que guían tu acercamiento al mundo y tus acciones. Esas historias te incitan a actuar con valentía o miedo, pero no están grabadas en piedra. Reescribe tus historias de manera que fomenten la audacia en lugar del miedo. El padre de Iseli no hablaba de su amor por ella. En lugar de decirse a sí misma que su padre no la amaba, se enfocó en sus acciones amorosas y encontró una narrativa fortalecedora. Nadie más que tú tiene derecho a crear tus historias. Nunca dejes que los miedos de otras personas te controlen. 

Cuando tu vida refleje tu verdad, sentirás menos miedo a los saltos audaces. Primero identifique los valores que más le importan, por ejemplo, la libertad y el amor. No se preocupe si otras personas no comparten sus valores. Vivir tu verdad te dará un mayor respeto por sus valores, incluso cuando no estés de acuerdo. Pregunte qué pasos puede tomar para reconocer su verdad más completamente y respetar la verdad de otras personas. Estos rasgos son obstáculos para tu verdad:

  • “Derecho”: cree que “merece” actuar como quiera, incluso si daña a otros.
  • “Ignorancia”: no está informado y no está interesado en aprender sobre otras personas y culturas.
  • “Hacer suposiciones”: interpreta las acciones de otras personas de manera incorrecta desde un lugar de miedo.
  • “Falta de aprecio”: Rara vez sientes gratitud.
  • “Inconsistencia”: En lugar de comprometerte con tu verdad, titubeas bajo presión.

Vive con intención. Confía en ti mismo y en los demás.

Las acciones valientes comienzan con la intención de vivir con más valentía. Esas intenciones deben surgir de tus valores. Las intenciones difieren de las metas en que no son algo que “logras”. Las intenciones son más flexibles y habilitan sus objetivos al guiar la forma en que vive. Si, por ejemplo, desea iniciar una nueva empresa para el próximo año, elija la intención de mantenerse adaptable o de mente abierta para promover ese objetivo. Siga cuatro pasos para seleccionar sus propias intenciones:

  1. Piense positivamente: enmarque sus intenciones en términos positivos, como «soy amable» en lugar de «evitar la mala educación».
  2. Ponte a prueba: asegúrate de que tus intenciones amplíen los límites de tu coraje. 
  3. Recuerda tus valores: las intenciones que no se alinean con tu verdad no te ayudarán.
  4. Relájate: no intentes establecer intenciones cuando te sientas estresado o temeroso. Espera hasta que estés tranquilo, y luego ve lo que te viene a la mente.

Tu habilidad para establecer intenciones útiles depende de tu capacidad de confianza: “Confía en ti mismo, confía en los demás y confía en el proceso o ‘universo’”. La confianza en uno mismo proviene de conocer sus fortalezas y debilidades. Cuando Iseli andaba en moto por las montañas, no intentaba seguir el ritmo de su amiga más experimentada. En cambio, ella marcó su propio ritmo. Confiar en las personas requiere un acto de fe, pero si prestas atención a tus instintos y asumes que la mayoría de las personas tienen buenas intenciones, experimentarás una amabilidad sin precedentes. Aceptar lo que venga te permitirá vivir con más valentía.

Sigue tu intuición. Mantén un corazón abierto para que puedas abrazar el amor.

La intuición se deriva del subconsciente y te permite tomar decisiones valientes incluso cuando no tienes una lógica consciente que respalde tu elección. Cuando confías en tu intuición, el coraje se vuelve más natural. Acceder a tu intuición puede ser difícil si no tienes mucha práctica. Iseli descubre que escribir sobre sus pensamientos y sentimientos la ayuda a vincularse con su “guía interna”. Pruebe estas cinco formas de aprovechar su intuición:

  1. Presta atención: haz de la autoobservación una prioridad. Toma nota de cómo respondes a las personas y las circunstancias.
  2. Escucha a tu corazón: mantener tu corazón abierto le permite descubrir información e ideas que ni siquiera sabes que posees.
  3. Meditar: la atención plena te ayudará a «eliminar el ruido» que te impide acceder a tu intuición. 
  4. Pasa tiempo a solas: la soledad te ayuda a distinguir tu voz interior de los pensamientos y opiniones de otras personas.
  5. No lo dudes: practica la toma de decisiones rápidas, que se basa en tus instintos viscerales iniciales.

Mantener un corazón abierto lo conecta con su intuición y lo alienta a buscar conexiones, incluso cuando la perspectiva parece aterradora. Así como el miedo puede conducirte a la rudeza o la ansiedad, el amor te impulsa a responder a los demás con amabilidad y comprensión. 

“Tomar una decisión valiente se vuelve más fácil cuando vienes del amor.” ”

Prueba esta «técnica de caída del corazón» para abrir su corazón cuando sienta miedo: cierre los ojos. Pon tus manos en tu pecho. Visualiza la energía amorosa fluyendo a través de tu corazón. Respira y visualiza hasta que te sientas en paz. No luches contra tus emociones, buenas o malas. Deja que fluyan a través de ti. Pregúntate qué en tu vida te hace querer cerrar tu corazón. ¿Cómo cambiarían tu vida y tus relaciones si decidieras abrazar la intención de “siempre mantengo un corazón abierto”?

Practica la bondad. Acepta que las personas, incluyéndote a ti mismo, son imperfectas. 

Actuar con bondad es parte de la intención de mantener un corazón abierto. Elegir actuar con amabilidad no es más difícil que actuar con crueldad, pero la amabilidad deliberada marca la diferencia. Por ejemplo, cuando Iseli decidió responder con amabilidad a la mala actitud de un empleado de alquiler de autos, el comportamiento de la mujer cambió. Un compromiso con la bondad no significa que aceptes un mal trato. Significa que puedes aferrarte a tus límites sin enfadarte. Fomentar la bondad de seis maneras:

  1. Cree en lo mejor de las personas: incluso si los demás actúan mal, asume que están pasando por un mal momento, en lugar de que sean malas personas.
  2. Ayuda otros a tener éxito: haz lo que pueda para facilitar la vida o el trabajo de otra persona.
  3. Evita el juicio: asignar culpas no ayuda a nada ni a nadie.
  4. Elige tu sabor: Diferentes “sabores” de amabilidad son apropiados en diferentes momentos. A veces, simplemente ser una presencia amable es suficiente.
  5. Predica con el ejemplo: actúa con amabilidad para inspirar a otras personas a hacer lo mismo.
  6. Practica: elige la amabilidad regularmente y se convertirá en un hábito.

Aprende a ser amable contigo mismo practicando el paso más importante de aceptar la imperfección como un hecho de la vida. Al reconocer que “todo es imperfecto”, te liberas para actuar con valentía. No tendrás miedo al fracaso o a “no ser lo suficientemente bueno”.

“Cuando adoptas la creencia de que eres imperfecto y que está bien, no necesitas esperar para ser valiente”

Comprende que el fracaso puede ayudarlo a identificar áreas en las que necesita evolucionar. Cuando aceptas la imperfección, dejas de compararte con los demás y comienzas a enfocarte en cómo puedes ser la mejor versión de ti mismo. Cuando busque la perfección, búsquela en “pequeños momentos”, como cenar con un amigo. Incluso si la experiencia no es perfecta, acéptala como perfecta “por ahora”.

Domina el arte del desapego, adopta una actitud lúdica y déjate llevar por la vida.

Aprenda el arte del desapego para dejar de concentrarse en el resultado deseado o la expectativa y estar presente en el momento. Deja de tratar de controlar lo que está más allá de tu control y deja de preocuparte por lo que podrías perder. El desapego no significa que no vayas a intentarlo. “Sepárate del resultado”, para que no permitas que te controle. Piense en cómo podría comportarse de manera diferente si sabe que, pase lo que pase, estará bien.

“Tener apego al resultado es regalar tu poder”.

Cuando te desapegas de las expectativas, te vuelves más capaz de aceptar el fluir de la vida. Te adaptas y sigues avanzando, incluso cuando aparecen obstáculos. Como un río fluye alrededor de las rocas, encuentras nuevos caminos sin comprometer tus valores. Reconoce que todo siempre cambia. Pase lo que pase como resultado de sus acciones, es probable que ese resultado no sea permanente. Para sentirse más cómodo con el flujo:

  • Empuja con gracia: sea proactivo, pero adapte tus planes a medida que surja la necesidad.
  • Suelte el control: confía en que lo que debe ser será y deja de tratar de controlar lo incontrolable.
  • Abraza todos tus colores: todos son multifacéticos. Aprecia los diversos aspectos de tu personalidad para que puedas adaptarte más fácilmente a situaciones inusuales o incómodas.
  • Opta por la “opción B”: no te enojes cuando tus planes fracasen. Abraza las alternativas de todo corazón.
  • Quédate en el momento: deja de preocuparte por el futuro.

Una actitud de alegría te ayuda a recordar la importancia de la curiosidad y la diversión, incluso cuando te enfrentas a momentos o conversaciones difíciles. Agregue alegría a sus días aceptando la autodesprecio y el lenguaje corporal amigable, trabajando para hacer que otras personas se sientan importantes, compartiendo pensamientos contundentes en un tono ligero, socavando los intentos de drama y siendo fiel a usted mismo sin ser agresivo al respecto.  

La evolución es una elección personal. Elige hacer un plan y comprométete con coraje.

La evolución comienza cuando tomas la decisión de ampliar los límites de tu coraje. Estirar significa sufrir alguna molestia. Puedes evolucionar de estas formas:

  1. Mentalmente: su mentalidad ayudará o dificultará su crecimiento. Concéntrese en pensamientos que apoyen su viaje de coraje y rechace el pensamiento basado en el miedo.
  2. Emocionalmente: nutrir su inteligencia emocional lo ayuda a conocerse a sí mismo y a los demás más profundamente.
  3. Físicamente: el ejercicio y una buena alimentación refuerzan su salud, bienestar y capacidad para tomar decisiones valientes.
  4. Intelectualmente: adopte el aprendizaje para estimular la toma de decisiones audaces. 
  5. Espiritualmente: intentar conectarte con algo más allá de ti aumenta tu intuición.

A medida que crezcas, algunas personas crecerán contigo. Otros no lo harán. Comprometerse con coraje significa hacer un plan para crecer y tomar acción. Comprende tus objetivos. Identifica las áreas de tu vida en las que te gustaría ser más valiente. Luego elige y elige; no intentes crecer en todas las áreas a la vez. Domina una o dos áreas y avanza hacia nuevos desafíos.

“Se necesita coraje para ponerse en situaciones que están fuera de su zona de confort. Sin embargo, son exactamente esos momentos que te estiran los que te ayudarán a crecer y convertirte en una versión más evolucionada y valiente de ti mismo”.

Se paciente; cuanto más tiempo permanezcas en el curso de la valentía, más resultados positivos verás. Y corrija su curso según sea necesario. Mientras vivas tu verdad, puedes adaptarte como necesites sin comprometer tu integridad. Sueño grande. Tus acciones inspirarán a las personas a seguir su ejemplo. Considere cómo dar su primer paso hacia una mayor valentía hoy.

Imagen de Alexas_Fotos en Pixabay

Post relacionados:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.