La valentía de las personas

Me gustan aquellas personas con carisma y audacia, que no se esconden si meten la pata, ni tampoco su disidencia contra el establishment. Personas con un punto de locura cuando plantean sus ideas y su visión, pero que son capaces de conectar, contagiar e ilusionar a la gente que les rodea. Quizás por eso me emocioné cuando tuve la ocasión de ver por televisión la declaración de Pascual Maragall comunicando públicamente que hace unos meses

seguir leyendo