Revolución en la industria del entretenimiento

Hace unos meses escribía sobre el futuro de las marcas de entertainment y la obligación de los artistas musicales a convertirse en marca. Tras este imperativo comercial emerge una curiosa circunstancia. Algo que queda recogido en el interesante artículo de Eulàlia Furriol (“La inesperada fortuna de Live Nation”) donde explica que los conciertos son la principal fuente de ingresos de los artistas más mediáticos. En algunos casos, puede llegar hasta el 80% de sus ingresos.

seguir leyendo

Cálico Electrónico al cine: último capítulo de la última temporada

El próximo día 8 de mayo se celebrará un evento único, el pase en sala de cine de toda la tercera temporada. Esto significa que se podrá ver en “formato XXL”, y por primera vez, los cinco capítulos anteriores y el sexto –y atención- ¡último! capítulo de Cálico Electrónico. La particularidad de este evento es que se trata de un pase único, irrepetible y exclusivo. En unos días se pondrán a la venta un número

seguir leyendo

¿Qué socio buscar? Socio industrial, capital riesgo o capital desconfianza

No voy a hablar de la teoría de cómo buscar socio. Mucho se ha escrito sobre el tema y creo que cada uno tiene que experimentarlo en primera persona para calibrarlo. Tampoco voy a contar mis tribulaciones empresariales con los bancos cuando vas a pedir financiación. Todo viene de mi almuerzo, ayer, con un emprendedor dedicado a la eco-innovación. Este empresario me contaba su particular periplo en búsqueda de financiación. Decir, que además de lo

seguir leyendo

Mejor acompañado que solo

La coincidencia entre Nikodemo -cierre de la ronda de financiación- y mi aterrizaje en Multiplica, hacen que esté viviendo un momento profesional altamente interesante. Son seis semanas las que llevo en Multiplica. El ritmo no ha aflojado. Engancha. Las jornadas se prolongan. Estos últimos días también hemos tenido la oportunidad de repensar en el desarrollo de Multiplica a corto y medio plazo. Posible, pero difícil con el día a día tan intenso. Sigue sorprendiéndome el

seguir leyendo