Conclusiones del Cartoon digital

Tengo la impresión que el sector de la animación sigue demasiado pendiente de unas ayudas públicas que nunca llegan. A diferencia de otros países (Korea, Canadá) donde la industria de la animación se ha convertido en una potencia gracias al apoyo decidido de la administración, aquí hay eco. Entonces ¿por qué seguir perdiendo el tiempo? Habrá que espabilarse, explorar y afinar el modelo de negocio. Sobre esto, me ha sorprendido la referencia del mercado de

seguir leyendo