Swahili, padrinos y un CEO listo

Mañana finaliza el modo zafarrancho de combate doméstico. Estoy sorteando todos los (numerosos) obstáculos con gran esfuerzo y muestras de “heroicidad” por mi parte… “Que así lo cuente la historia” dirían algunos.

Entrando en materia, día completo. A señalar un par de momentos relevantes. El primero al mediodía con el bueno de Joaquim Badenes en sus -siempre interesantes- Encuentros de Marketing Explorer, donde tuve la ocasión de coincidir con algunos ex colegas y departir durante el almuerzo con unos cuantos responsables de marketing de importantes compañías.

No son puros players de Internet, con lo cual el tema digital lo abordan con pies de plomo (¡todavía!). Sigue habiendo tremenda desconfianza. Algunas cicatrices por decisiones equivocadas, con grandes inversiones y fracasos parejos, en el pasado.

No es una cuestión de desconocimiento (que también) es la nula cultura internetera de su comité de dirección. La receta del fracaso no es única, pero muchas compañías persisten –increíblemente- en el error.

En demasiados casos se aborda con una perspectiva táctica y cortoplacista, enfoque promocional que se cae en la primera curva. Habitualmente en forma de acciones promocionales, esperando tasas de respuesta milagrosas, con acciones donde todo se mueve…. Menos las ventas, que es lo que realmente interesa.

“¿Por qué meter cien mil euros en la red, cuando por esa inversión puedo llegar a “fantásticos” acuerdos con la distribución?” Me decía el director de marketing de una importante empresa de gran consumo. “La cuenta de resultados manda”, añadía.

En otros muchos casos, siguen sonado a swahili, lo del SEM, SEO, arquitectura de información, usabilidad, etc.… Ah, ¿pero se puede plantear la actividad digital en clave de estrategia de negocio aún no siendo un player online? Curiosa reflexión.

En una cosa estábamos de acuerdo: uno de los factores de éxito de una estrategia online en una compañía, está íntimamente ligada a la persona que lidera el proyecto. En función del peso político y los padrinos que tenga dentro de la organización…ese proyecto está condenado -antes de nacer- al fracaso absoluto o no.

Deseable -aunque inusual- que esté auspiciado por dirección general….

Por la tarde sesión de trabajo interna en Multiplica, con parte del equipo para un cliente (puro player digital) con un proyecto todo incluido: desde marca y estrategia de posicionamiento hasta estrategia de conversión en 35 idiomas, pasando por persuabilidad.

Interlocución con el CEO de la compañía, que prefiere prescindir de los grupos de comunicación jurásicos… ¿Aumentará con eso la probabilidad de éxito del proyecto? El CEO es tipo inteligente y no lo veo yo haciendo un favor…

Post relacionados:

  • No Related Posts

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.