Foxize School: un estándar y una curva de valor

MyMaster_Todos_somos_diferentes_Foxize_School_bigCuando empezamos a pensar en el proyecto Foxize School, lanzado hace poco más de dos años, teníamos claro nuestro deseo de reinventar la formación a profesionales en el ámbito de negocios y digital. Bajo la filosofía de Lifelong Learning, buscábamos establecer un nuevo formato accesible, flexible, personalizable y adaptable a las necesidades de una gran parte de la población que necesita y necesitará reciclarse profesionalmente a lo largo de los próximos años.

La realidad de lo que es hoy Foxize School ha variado notablemente desde los primeros esbozos allá por enero de 2012. Por nuestros cursos han pasado más de 3.000 alumnos. Evidentemente hemos aprendido mucho de los numerosos errores cometidos. Pero este hecho confirma la propia esencia del proyecto: para reinventar algo hay que explorar y equivocarse bastante.

Evidentemente, cualquiera que pretenda reinventar un sector, deber intentar crear su propio océano azul. La premisa principal para hacerlos es dejar de mirarse el ombligo y no plantear la estrategia desde los que nosotros producimos o sabemos hacer, sino concebida desde la percepción de valor del cliente, y por tanto nuestro objetivo debe ser centrarnos en el proceso de entrega de valor.

Si hoy tuviera que describir la curva de valor de Foxize School, sería la siguiente:

Presencial vs online

  • La formación presencial tiene inconvenientes operativos, pero sigue siendo la mejor con algunos matices. Seguimos apostando por el estándar de tres horas, con grupos reducidos.
  • La formación online es un buen complemento, pero -al menos en nuestro caso- no sustitutiva.

Claustro cerrado vs claustro abierto

  • A lo largo de los años hemos aprendido que para ser un buen profesor/a hay tres ingredientes imprescindibles: conocimientos, capacidad docente y compromiso/disponibilidad. Nuestro modelo pone a prueba permanentemente una base de casi 300 profesionales, de los que 200 han sido probados y 100 representan el núcleo de la comunidad docente que colabora, evoluciona, se evalúa y se renueva permanentemente.

Programación fija vs Personalización y flexibilidad

  • Los cursos y sus contenidos, evolucionan permanentemente. Foxize School es un laboratorio.
  • Nuestro catálogo está especialmente diseñado para profesionales que no tengan tiempo de hacer un máster o posgrado estándar (o ya lo hayan realizado!): Cursos muy concretos y concentrados (3 horas de duración), de 3 niveles (básico, intermedio y avanzado), en horario afterwork y con fechas abiertas. Una propuesta flexible, adaptada a sus necesidades, horarios y presupuesto.
  • Además, ahora crecer en itinerarios profesionales que combinan entre 5 y 10 sesiones, que incluyen seguimiento tutorizado (antes, durante y después)

Laboratorio vs fábrica

  • Foxize es un laboratorio. Nosotros sugerimos a los profesionales “qué hay que saber”. Somos curators y nuestro proceso de curación es intenso: nuestros propios conocimientos y experiencia, la propia demanda de nuestros cursos, nuestro claustro open, el análisis de la navegación por nuestra biblioteca, la gestión del “me interesa” que nos permite detectar temas, profesores y ciudades en los que puede haber demanda de un curso determinado. Porque además, el “qué hay que saber” en Barcelona, Madrid, Tarragona o Bogotá, no es igual.

Corporativismo vs social y meritocrático

  • Las valoraciones de los cursos y profesores son públicas para garantizar al máximo la transparencia y ayudar a los alumnos a elegir bien su formación.

Título vs Practicidad

  • Sabemos que hay bastantes sectores donde un título no aporta valor, aunque éste sea universitario. Los títulos oficiales (es decir “universitarios”) son una trampa en términos de actualización. El sistema y sus procedimientos dificultan la renovación de los planes docentes, el profesorado fijo, hace el resto…
  • Los otros títulos (no oficiales) de programas de larga duración, tienen el inconveniente de tener demasiadas sesiones lectivas, muchas de relleno, bastantes de innecesarias o poco prácticas. Es la desventaja de construir la propuesta de valor desde el producto.
  • En Foxize distinguimos las masterclass, los workshops, así como los niveles 3 niveles (básico, intermedio y avanzado).

Precio alto vs precio ajustado

  • El precio base son 90€ por la sesión presencial de tres horas. A partir de aquí cada cual se construye el traje a medida.
  • Los costes son ajustados, variables y las reglas son muy fáciles. Bajos costes de estructura (ni edificios, ni profesorado en plantilla, etc.). La remuneración del docente es variable en función del número de alumnos y de quién los capta.

Generalista vs Nicho

  • Es algo de lo que nos sentimos muy orgullosos. Nos gusta definirnos como “escuela de negocios experta en el mundo digital”.

Compártelo...:

Publicado en Foxize, Foxize School | Etiquetado , | Deja un comentario

El futuro de la industria en manos de la impresión 3D

Impresora-3d-Torre-EiffelLas impresoras 3D han estado con nosotros durante los últimos treinta años. No son nada nuevo. Lo que sí es nuevo son su precio, los diferentes software que las hacen más fáciles de usar y el enorme potencial que suponen miles de millones de usuarios consumiendo, produciendo, compartiendo y colaborando.

El goteo de nuevas aplicaciones de la impresión 3D no para de crecer. Natural Machines, una startup de Barcelona, que ya comercializa la primera impresora 3D de comida. Se imprimen casas en Shanghai reciclando materiales de la construcción. La tecnología 3D también genera todo tipo de piezas para el cuerpo humano, como puentes dentales o prótesis de cadera. Además de acelerar su producción, reduce espectacularmente su peso a escasos 200 gramos. Parece que no hay fronteras. Llevar la impresión 3D al espacio ya es posible, algo que la  NASA ya ha probado con éxito, abriendo la puerta a que Estación Espacial Internacional (IIS) construya (imprima) sus propias piezas.

Proyectos tan sofisticados y futuristas contrastan con el hecho que la impresión 3D comienza a entrar en las casas. Ya se pueden adquirir impresoras por 300€, por tanto la pregunta no es si en cada casa va a haber una impresora 3D, sino en qué habitación.

Un fenómeno que suma

Para entender la enorme trascendencia de la impresión 3D, Scott Crump, Presidente de Stratasys, afirma que el éxito de la impresión 3D no radica en la sustitución de los métodos de fabricación tradicional, sino más bien es una tecnología que ofrece tres ventajas clave a la industria en general:

  1. Juega un papel interesante en la modificación de la conducta del consumidor
  2. Ayuda a hacer realidad nuevas ideas
  3. Amplía las ofertas de fabricación

Fundamentalmente, Crump cree que la impresión 3D está cambiando el mundo del desarrollo y fabricación de productos, creando nuevas oportunidades y aplicaciones.

Algunas compañías están empezando a usar la fabricación aumentada; otras como BMW han estado aprovechando sus beneficios desde hace 10 años. Me estoy refiriendo a todos aquellos utillajes de fabricación presentes día a día en las plantas de producción: accesorios, calibres, fijaciones, guías, modelos, plantillas, organizadores, protectores, etc.”

La oportunidad es real cuando las necesidades coinciden con lo que ofrece la impresión 3D o, en algunos casos, cuando la fabricación tradicional simplemente no lo puede ofrecer

Los consumidores dispondrán de una selección de productos extraordinaria así como la opción de imprimir en 3D ellos mismos, o dejar que otros se encarguen de la fabricación

El mercado de la fabricación industrial se va a dividir en dos segmentos: la fabricación aumentada, donde la impresión 3D producirá las herramientas y utillajes que se utilizarán para la fabricación tradicional; y los segmentos de fabricación alternativa, donde la impresión 3D producirá el artículo o pieza de uso final”.

Re-industrialización

El hecho que la fabricación se vuelva digital, puede acelerar los procesos de re-industrialización. En lugar de deslocalizar puede fomentarse la producción local. Ya hace un par de años, The Economist (The third industrial revolution) enumeraba sus ventajas. A pesar de tratarse de una tecnología que ha madurado en los últimos 30 años, la revolución está prácticamente en el punto de partida.

impresion 3D revolucion industrialQue las cosas se hagan económicamente en mucho menor número, de forma más flexible, alejándonos de la fabricación en masa, hacia una producción mucho más individualizada. Produciendo una enorme cantidad de aplicaciones y posibilidades, gracias a los nuevos materiales, procesos completamente nuevos, con robots mucho más fáciles de usar y de nuevos servicios de fabricación de colaboración disponibles online. Sin olvidar la posibilidad de crear algunos puestos de trabajo en los países ricos, que hace mucho tiempo los perdieron.

Liderazgo europeo

Los que tengan dudas, quizás les convenza las palabras del  consejero delegado y fundador de EOS , Hans Langer (Impresión 3D: la próxima revolución industrial):

Esta nueva tecnología no solo va a cambiar el modo en que se diseñan y manufacturan los productos, sino que revolucionará la fabricación por completo y alumbrará ideas de negocio que no podemos ni imaginarnos”.

Estamos a punto de presenciar una segunda revolución industrial. Y subida a la cresta de esa ola está la impresión 3D, un fenómeno digital de vanguardia que ya está llegando al mercado. El sector industrial va a transformarse hasta tal punto que no lo vamos a reconocer.

Materiales imprimibles, posibilidades infinitas

La lista es amplia y se amplía cada vez más: pásticos (ABS, PLA, PC), arena, biocamptibles, comestibles, titanio, gomas, silicona, metales, hormigón, papel, cerámica, fibra de carbono,… Y las posibilidades son inmensas.

Oportunidades para emprendedores

El movimiento maker y su ‘do it yourself’ adquiere un nuevo sentido con la impresión 3D. Los prosumidores  pueden crear sus propios objetos o fabricar piezas (repuestos de objetos cotidianos). Ya hay plataformas que facilitan esta tarea como Cubify, Shapeways, Turbosquid o  Thingiverse. Este último, Thingiverse, que dispone de modelos 3D con licencia de código abierto, gratuitos.

En cambio los otros, son importantes mercados de pago de modelos 3D. Shapeways y Cubify, orientados a modelos para impresión 3D, que además de la descarga del modelo 3D, ofrecen un servicio de impresión propio, a través del cual, quien compre tu modelo, podrá imprimirlo en diversos materiales tales y recibirlo en casa.

La realidad es que se pueden dar múltiples combinaciones. Los propios fabricantes de los productos también pueden vender sus diseños.  Un ejemplo es Teenage Engineering, que  vende un mini sintetizador y comparte en su web los diseños CAD, para que cualquiera pueda imprimir en 3D las piezas de repuesto del dispositivo.

Nuevos negocios de actores tradicionales

Todavía es pronto para calibrar su alcance, pero parece que su implantación masiva traerá una revolución social y nuevos negocios. Grandes compañías como Nike, Google y Disney ven un futuro con una impresora 3D por hogar y empiezan a experimentar, buscando que la gente pueda imprimir en su casa cosas relacionadas con sus productos.

Como hecho ilustrativo la reciente alianza de Hasbro y Shapeways, en la que se permitirá vender al marketplace Shapeways, diseños Hasbro, impresos en 3D y vendidos como productos oficiales Hasbro.

Reciclaje de residuos

Una de las preocupaciones en materia de sostenibilidad es dar una utilidad a las toneladas de plástico que se generan a modo de residuo diariamente. Por eso, uno de los aspectos que más me ha sorprendido es el aprovechamiento de residuos domésticos para cargar las impresoras 3D.

Las impresoras 3D funcionan con algunos tipos de plástico, sobre todo ABS y PLA. El precio de una carga está entre 30 y 60 dólares (23 y 46 euros). Al imprimir en 3D se genera una gran cantidad de merma, pero ya hay máquinas de uso doméstico (coste $300) que permiten transformar esos desechos en filamento para volver a imprimir.

Hay iniciativas que van más lejos. Como The Plastic Bank  que trabaja a escala global para fomentar la utilización de plástico reciclado en los procesos de fabricación con impresoras 3D (Reciclar el plástico de los océanos ya permite generar objetos impresos en 3D) o Reciclaje doméstico para nutrir impresoras 3D. Unos científicos han creado una máquina capaz de convertir en plástico útil para una impresora 3D residuos domésticos. 20 botellas de leche se podría producir un kilo de plástico, mientras que la misma cantidad cuesta en el mercado entre 30 y 60 dólares.

Sea lo que sea, la impresión 3D a través diferentes tecnologías, software y materiales, puede imprimir desde el busto de Darth Vader, una prótesis, comida, una casa o piezas de la Estación Espacial Internacional, no es una moda ni acabará en una anécdota. Como afirma Scott CrumpSugiero a todos los escépticos que, si no están preparados para actuar, por lo menos comiencen a planificar y elaborar estrategias para su futuro con la impresión 3D, porque el futuro de ésta es infinito. Su única limitación será la imaginación

Pero no será un camino fácil. Lo pude comprobar en la reciente sesión de Foxize, de la serie makers, sobre “Introducción a la Impresión 3D”. El aprendizaje será esencial no solo para entender, sino especialemente para hacer. De momento, el proceso de imprimir en 3D no es equiparable a cambiar los canales del televisor o usar el microondas.

En cualquier caso, parece que estamos ante un fénomeno redondo, con un potencial increíble, que genera beneficios de forma muy distribuida y que además puede convertirse en solución para el reciclaje.

Compártelo...:

Publicado en 3ª Revolución Industrial, Impresión 3D, Makers, Revolución industrial, Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

Startups: la batalla por el deal flow

DealFlowEl reciente anuncio de la Mobile World Capital de atraer a las principales aceleradoras europeas  a Barcelona y el hecho que cada vez más empresas no-tecnológicas (Las empresas no tecnológicas también apuestan por las startups) muestra claramente que el fenómeno de las incubadoras y aceleradoras no es una moda.

Hay diferencias notorias entre la incubación y la aceleración, esencialmente de acuerdo a la fase de vida de los proyectos. Pero ambas persiguen tirar adelante con los proyectos.

Los procesos de incubación y aceleración, que en el pasado se asociaban casi en exclusiva al mundo tecnológico, se han hecho extensivos a casi todos los sectores. Sea por la omnipresencia tecnológica o porque las metodologías de crecimiento en un entorno tutelado mejoran la velocidad de crecimiento, la tasa de supervivencia y probablemente la tasa de éxito. Aunque esto último es discutible y merece un post aparte sobre los excesos de ambición y/o velocidad de los proyectos.

Con la extraordinaria proliferación de incubadoras y aceleradoras (Incubadoras y aceleradoras ¿Productividad, especulación o burbuja?), hay un aspecto crucial y es el deal flow:

  • Flujo de operaciones (o dealflow) es un término utilizado por los operadores del sector de la inversión privada tales como los fondos de capital riesgo, los business angels y las sociedades de inversión para referirse a la velocidad e intensidad a la que reciben las propuestas de negocio o las ofertas de inversión.
  • El término también se utiliza para referirse a la calidad de los proyectos recibidos como un todo colectivo, pudiendo decir así que el dealflow se considera bueno o malo en función de la potencialidad de los proyectos recibidos

Para asegurarse un deal flow potente, las diferentes plataformas desarrollan diferentes estrategias: especialización, expansión geográfica, potenciar al máximo su notoriedad, capacidad de inversión, visibilidad de los mentores, conexión con canteras de talento (Universidades), etc.

Evidentemente son estrategias compatibles entre sí.

La lucha por el deal flow, conecta con la impresión de cinco opiniones personales:

1) Una búsqueda de mirlos blancos entre los proyectos emprendedores

2) Cierta burbuja (de valoración) de algunos proyectos con exceso de “insolación” de saraos de emprendedores

3) Me sigue faltando el trabajo de base de programas de acompañamiento en fases iniciales del proyecto (pre-seed o seed) que son los que hacen posible que el deal flow sea importante. Creo que aquí tanto las Universidades como los centros de formación profesional, etc. deberían dar el paso decisivo.

4) Excesivo mimetismo de los proyectos emprendedores y notable ausencia de proyectos en sectores estratégicos de nuestra economía (p.e.  RIS3 o estrategias de investigación e innovación para una especialización inteligente – Research and Innovation Strategies for Smart Specialisation). Proyecto en los que puede haber un impacto notable, que retroalimente la industria instalada. Creo que este gap lo deberían cubrir los programas más próximos a las AAPP.

Lo peor, es que estas cuatro circunstancias se retroalimentan entre sí. Muchos cazadores de mirlos blancos, mucho emprendedor tratando de ser el próximo WhatsApp, muchos programas tratando de cocinar (fastfood) el próximo WhatsApp y mucho esfuerzo para crear proyectos que poco o nada refuerzan los sectores realmente estratégicos y que nos dan de comer hoy y -esperemos- que pasado mañana.

Compártelo...:

Publicado en acelereradoras, Incubadora | Etiquetado , | Deja un comentario

Publicidad: contra la autoestima, trabajar sin cobrar y niños soldado

women-secret-anuncioEn algún momento las marcas empezarán a dar recomendaciones –honestas y sinceras- para que compres y consumas de forma responsable. Será el momento en el que los hábitos de consumo dejarán de estar menos obsesionados en lo individual, la acumulación o la ostentación y empezaremos a pensar de una forma más colectiva y sostenible. Evidentemente esto no solucionará todos los problemas, pero ya es una buena respuesta a la inequidad y la ineficiencia del mundo.

Mientras la economía colaborativa va avanzando, el capitalismo más recalcitrante insiste machaconamente con sus argumentos y la publicidad prueba de mantener ese mundo irreal e inalcanzable que tan buenos réditos ha dado durante decenios.

La campaña de Victoria’s Secrets (Polémica en Internet por una campaña sobre el ‘cuerpo perfecto’ de Victoria’s Secret) pretende animarnos a la compra de lencería. La intención además de lícita, sería también ética si lo hicieran de una forma responsable. Pero no. Los esteriotipos publicitarios son un acto de marketing irresponsable. Es evidente al “asociar la perfección a un modelo de belleza casi inalcanzable puede causar estragos en la autoestima de muchas chicas”. Y si a alguien le parece un tema menor, que se informe acerca de los índices de anorexia y bulimia de nuestra sociedad. Una auténtica epidemia.

La última polémica alrededor de la publicidad, es un buen termómetro del mundo en que vivimos. El episodio alrededor de la campaña de lotería de navidad muestra sin ambages, una industria de servicios publicitarios híper competitiva, sobredimensionada, en la que “se mata” para conseguir un cliente. Las trifulcas alrededor de los concursos que sirven para adjudicar una cuenta publicitaria, son uno de los aspectos menos edificantes de la profesión.

Que una de las mayores campañas publicitarias anuales, tenga más notoriedad por los conflictos internos del ganador del concurso, que por la campaña en sí, tiene mérito (Polémica sobre el anuncio de la lotería de navidad “no vuelvo a trabajar gratis” ). La historia es la siguiente: un director de fotografía que acepta invertir-trabajar gratis para preparar la maqueta que presenta una de las agencias que participan en el concurso y que cuando la agencia ganan, no lo contratan a él y tampoco lo avisan. La polémica sigue en Facebook y el muro de la agencia, echa humo.

Estas polémicas no son nuevas. Y son especialmente sangrientas en una industria que hace decenios se enriqueció de forma obscena y en la que todavía siguen existiendo una de las mayores proporciones de picaresca y depredadores per cápita.

La paradoja es enfrentar el propósito de la publicidad, que intenta construir un mundo feliz y perfecto, pero está todavía más podrido que la realidad que pretende falsear.

Y acabo. Hace un par de semanas, el director general de una de las grandes agencias de un grupo publicitario multinacional, me comentaba que no podían tener empleados mayores de… 35 años. ¿Por qué? Es fácil imaginárselo.

Pronto en las agencias empezarán a reclutar “niños soldados”. Hay cola para entrar, son obedientes, trabajan mucho, cobran poco, se quejan menos y es barato echarlos.

Compártelo...:

Publicado en agencia de PR, agencia de publicidad, agencias de publicidad, agencias integradas, agencias interactivas, publicidad | Etiquetado , , , , | 1 comentario