La transformación, también digital, de las organizaciones

El cambio es algo constante en el entorno empresarial. A pesar de la premisa, a las organizaciones les siguen costando adaptarse a esa evolución. Además, el cambio no es constante, ni lineal. Cuanto más significativo es el impacto de la tecnología en todos los ámbitos de nuestra vida y mayor el efecto de la digitalización, más se acelera.

La transformación (digital) provoca angustia en las organizaciones y en los profesionales. Con razón o sin ella, la bandera de la transformación digital provoca reacciones diversas: miedo, incomprensión, fundamentalismo, esceptiscismo,… Identificar el problema (reto) es el primer paso para solucionarlo (superarlo).

cambiando-la-cultura-organizacionalLas organizaciones pueden abordarlo de muchas maneras. Se han escrito infinidad de reflexiones, manuales y ensayos sobre cómo hacerlo. No hay receta única y sí un enorme “depende”. De entrada, si tuviera que sugerir diez ideas a priorizar ante un proceso de transformación digital, serían éstas:

  1. La digitalización es un proceso de transformación. De arriba-abajo, pero también de abajo-arriba. Imprescindible que esté en la agenda de temas estratégicos de la dirección general
  2. Cultura y fuego lento. La pinza que ejerce la cultura corporativa (recordemos las palabras de Drucker “la cultura se come la estrategia para desayunar”) y la necesidad cortoplacista de desarrollar el negocio, fuerzan muchos errores. Los cambios cosméticos son fáciles de implantar, pero transformar una organización exige cambiar la cultura, empezando y acabando en las personas. Eso requiere paciencia y fuego lento. La buena noticia es que la estrategia se puede copiar, pero la cultura es imposible.
  3. Proceso e iteraciones. Hay que estructurarlo y planificarlo para el despliegue operativo, pero no es un ‘plan’ es un ‘proceso’. Con más iteraciones que etapas. Con personas erigidas como nodos, conexiones y aprendizajes continuos
  4. Formación, conocimientos/habilidades y criterio. Para iniciar el viaje de la transformación (digital) es preciso evaluar y actualizar los conocimientos y habilidades. El primer objetivo es que el equipo pierda el miedo, se sienta con más confianza. Inmediatamente después, que aprenda a tener criterio, saber qué quiere y para qué. Esto solo se aprende, practicándolo.
  5. Flexibilidad. El movimiento, la adaptación, son esenciales para transformarse. La flexibilidad técnica, operativa y organizacional son obligatorias. Es tan importante tener una buena aproximación al mercado, como tener una arquitectura de sistemas adecuada. Tan importante es integrar los formularios de leads de la web, como los repositorios de información corporativos.
  6. Construir relaciones rentables a largo plazo ya solo es posible con una gestión integrada de los puntos de contacto y de relación con el cliente. Inteligencia (sobre los clientes) y compromiso (con ellos) a partes iguales.
  7. Transformar amenazas en oportunidades. Piensa en cómo pueden cargarse tu actual modelo de ingresos. Empieza a evolucionar tu modelo de negocio a ese nuevo escenario. ¿Qué parte de tus ventas provienen de productos/servicios digitales?
  8. Tecnología, sí pero... Es importante, pero no la prioridad. No es importante incorporar una tecnología, es importante cómo la aprovechas 360º. Para transformar esas amenazas en oportunidades.
  9. Abierto o no. Cuánto más miedo tengas a abrir a tus “propiedades intelectuales” de tu organización, más expuesto estás. Los negocios que dependen del marco regulatorio, tienen que hacer números sobre qué les sale más barato: seguir fichando ex Ministros o altos cargos de las AAPP, además de mantener el negocio de la abogacía, o repensar su modelo de negocio.
  10. Construir un ecosistema digital. Desarrollar la permeabilidad y el criterio para colaborar con compañeros de viaje, fijos o puntuales, grandes o pequeños.

Si te apetece profundizar sobre el tema, mira ‘Ocho informes sobre digitalización para enviarle a tu jefe’.

Compártelo...:

Publicado en Transformación digital | Etiquetado , , | Deja un comentario

Incubadoras y aceleradoras ¿Productividad, especulación o burbuja?

postLa aparición de incubadoras y aceleradoras ya no es noticia. La noticia es que solo el 4% de las startups españolas duran más de cinco años. La primera reflexión, bastante consensuada con el sector, es que faltan buenos proyectos. Una situación que provocará una dura competencia por captar proyectos interesantes.

Al ecosistema emprendedor no le falta de nada. No me atrevo a cuestionar el show business emprendedor, porque es necesario. Otra cosa, en la  que no hay consenso, es que falta mayor confianza en los proyectos de aquí. Empezando por los propios inversores.

El espacio de incubadoras y aceleradoras se ha expandido. El mapa del ecosistema emprendedor es tan amplio como complejo. Proliferación de iniciativas con filosofía, objetivos y enfoque radicalmente diferentes, que luchan por la relevancia, la diferenciación y  asegurarse el famoso deal flow.

La exuberancia del ecosistema tiene sus pegas. Desde el sector se comenta -con la boca pequeña- el temor de estar en una burbuja. Desde el lado emprendedor, tanta propuesta puede generar cierta angustia, pérdida de foco y de tiempo. El fenómeno de compatibilizar varios programas ya no es una rareza. Algunas conexiones entre programas son formales, otras, simplemente suceden por iniciativa del emprendedor. Alguien que se siente solo y busca ayuda, pero como con los médicos, a veces más opiniones, más diagnósticos, -a veces contradictorios- no siempre facilitan la tarea.

Para los emprendedores, cuanto más claro identifiquen y prioricen lo que necesitan, y elijan con criterio, mejor. Dos pasos importantes: tener a mano una lista de los aspectos claros a valorar (recomendable ‘Aceleradoras de startups en España, ¿cuál es la mejor?’), pero también conocer la naturaleza y la tipología de la aceleradoras, porque de ahí se desprende muy claramente su filosofía y potencial acompañamiento.

Sector público (o pseudo-público): Vinculadas a ayuntamientos, donde ya hay mucho hecho y no siempre con acierto. Algunas apuestas pioneras siguen siendo referencia (Barcelona Activa), otras han sabido evolucionar y construir buenas referencias territoriales (TecnoCampus). La mayoría de las iniciativas públicas locales, salvo honrosas excepciones de especialización o masa crítica suficiente, están condenadas a tener un rol puramente de orientador y/o concentrarse en proyectos emprendedores poco sofisticados (abrir una tienda o una peluquería también es interesante y necesario). Destacable el esfuerzo de Start-up Catalonia que está aprendiendo sobre la marcha (Start-up Catalonia segundo intento)

Universidades. Son los últimos en aparecer y salvo honrosas excepciones, han despertado tarde y con lentitud… A favor tienen la masa crítica de talento. En contra, les falta flexibilidad, rapidez, criterio startup y superar su empanada “académica”. Es uno de los grandes ámbitos de mejora

Empresa privada. Cuando parece que ya está todo el mundo y todo está inventando, nacen nuevas iniciativas de alto impacto y potencial (p.e Conector), que vienen a demostrar que siempre hay espacio para gente con iniciativa y con ganas de invertir. Algunos critican su oportunismo (he escuchado adjetivos como “especuladores”). Mientras algunas iniciativas se pelean por captar buenos proyectos, Conector se permite el lujo de escoger los mejores proyectos. Especulación no, oferta y demanda.

Entidades privadas. Fundaciones, asociaciones de inversores privados… una lista interminable, que no para de crecer y evolucionar. De todos los gustos y sabores. Nacionales o internacionales. Hay numerosas referencias globales como Keiretsu o Founder Institute ,…. otras locales, entre las que destacaría Seedrocket. Primera aceleradora que nació en España para startups TIC en fase inicial : 2000 proyectos analizados, 11 campus por las que han pasado 120 startups, 47 startups han pasado por la aceleradora, 32 mentores, 6 investor´s day, 78% de los proyectos acelerados han recibido inversión, levantando 20,3 millones de euros

Proyectos de responsabilidad social corporativa. Tradicionalmente han sido de los grandes animadores (p.e. Caixa Capital Risc) o últimamente Lanzadera, el proyecto de Mercadona, con una propuesta de valor muy agresiva para la competencia, pero muy interesante para los emprendedores beneficiados. Alojamiento gratuito y financiación blandísima. Hasta 200 mil euros, sin aval, sin equity y ‘sin intereses’. ¿Alguien da más?

Corporativas: finalmente el signo de madurez del ecosistema emprendedor la demuestran las iniciativas vinculadas a empresas (servicios, industria o banca) que han visto en el apoyo a startups una oportunidad de negocio. Un par de ejemplos radicalmente distintos:

  • Ogilvy Upcelerator: proyecto pionero de la multinacional y su apuesta por las apps. Servicios a cambio de equity… y un acuerdo futuro de compra de servicios de las statups a Ogilvy.
  • Finanzas: Banc de Sabadell y su programa de aceleración BStartup10 integrado en su estrategia normal de negocio, con 70 oficinas especializadas y un programa de aceleración. Cada edición apoyan 10 proyectos, con una aportación de 100.000€ (de los que 30.000€ son en asesoramiento y el resto dinero). Suelen quedarse entre 5% y el 15% del capital social de la startup.

Industria.

  • Fluidra  grupo multinacional de soluciones para la conservación, conducción, tratamiento y disfrute del agua que ofrece mentorización, asesoramiento y posibilidad de inversión en proyectos ‘relacionados con el agua’, a cambio de equity.

Corporativas-Públicas: es una combinación un tanto extraña que solo se puede permitir grupos empresariales multinacionales…

  • Wayra que inició operaciones en abril 2011 y que hoy cuenta con 14 academias repartidas por todo el mundo. Uno de los programas más potentes. Duración de inferior a un año. Ofrecen financiación (entre 30 y 70.000 $), ayuda en la gestión, formación (especialistas externos), acompañamiento tecnológico, acceso al catálogo o a los clientes de Telefónica y un espacio de trabajo. Su histórico respecto al índice de supervivencia y rondas de financiación es bueno

Multi-corporativas: la consolidación implica mayor conexión con la industria. Parece lógico y  más eficiente la especialización de la incubadora/aceleradora en un sector determinado que ofrezca mayor masa crítica de startups, de mentores especializados e industrias interesadas en invertir, desarrollar y acompañar.

  • Reimagine-Food: se define como un ecosistema de creación y captación de diferentes iniciativas encaminadas a repensar el mundo de la alimentación, la industria agroalimentaria, la cocina y la manera en la que solucionamos nuestras necesidades alimentarias en el siglo XXI. Cuenta con un programa de aceleración, Prometheus que ofrece a 20 nuevas empresas cada año un período de tres meses y medio de acompañamiento y Networking con emprendedores de referencia, compañías de alimentos y fuentes de financiación con el fin de impulsar su desarrollo, así como un espacio de trabajo en el centro Reimagine Food.

A la vista de las diferentes iniciativas, la tendencia parece que es:

  1. Especialización en sectores concretos y conexión real con la industria (alimentación, textil? …),
  2. Profesionalización de los equipos gestores
  3. Conexión con otros programas (pre y post) que permita asegurarse un deal flow adecuado, así como la conexión con inversores, ya sean business angels o capital riesgo
  4. Captar e implicar a los buenos mentores. No solo es cuestión de poner el nombre. Es uno de los aspectos que más puede marcar la diferencia.
  5. Y sobre todo, las incubadoras y las aceleradoras deberán explicar mucho mejor su productividad: números de proyectos acompañados, índice de supervivencia, % de proyectos que han conseguido inversión, cuantía de inversión captada, puestos de trabajo creados,..

 

Compártelo...:

Publicado en acelereradoras, Incubadora, start ups | Etiquetado , , | 2 comentarios

Kompyte: aprender de la competencia, ir un paso por delante

kompyteLa oportunidad de mentorizar algunos proyectos, es compartir tu experiencia y sobre todo aprender de nuevos proyectos (y de otros mentores). Ahora toca Kompyte, “una herramienta de Inteligencia Competitiva que te permite controlar todos los movimientos de tu competencia online”.

¿Por qué Kompyte?

Sin ánimo de exagerar, estaremos de acuerdo que Internet se ha convertido en un gigantesco ecosistema ultra competitivo que evoluciona vertiginosamente. La guerra de precios, de servicios, el ruido comunicacional, … Surgen competidores a diario y la presión es constante.

Competir en este ecosistema no es sencillo. Hacerlo bien siempre es relativo. La referencia a la competencia no es un capricho, es un must. Hacerlo es una cosa, hacerlo bien, algo más exigente. La monitorización permanente puede parecer una exageración para algunos, para otros la oportunidad de identificar oportunidades de contratacar o directamente atacar. El tiempo real y la automatización son obligatorios si no quieres tener a personal (caro e inviable) rastreando permanentemente. Es posible monitorizar ‘a mano’ la actividad de un competidor… cada cinco minutos?

Por eso surge una herramienta como Kompyte con la que en pocos minutos tienes un conocimiento exhaustivo –en su primera versión- de:

  • Cambios en los contenidos de las páginas web de la competencia
  • Actualizaciones en sus redes sociales
  • Cambios en resultados de búsqueda: posicionamiento y anuncios
  • Detección automática de nuevos competidores

Qué tecnología utiliza? Este Saas (Software as a service) usa algoritmos de Inteligencia Artificial y tecnología Big Data que le permiten a día de hoy analizar centenares de miles de sitios web a diario. Las posibilidades parecen infinitas.

Todavía tiene que evolucionar mucho pero ya es capaz de democratizar una herramienta con la que uno puede ir un paso por delante respecto a su competencia. Kompyte entra de lleno en la industria de la paranoia (Amazon’s Greatest Weapon: Jeff Bezos’s Paranoia). Al fin y al cabo, para sobrevivir hay que competir con todas las herramientas… permanentemente.

Compártelo...:

Publicado en Big Data, Kompyte | Etiquetado , | 5 comentarios

Marcas con una causa… monárquica

Admito que me siento alejado de todo el episodio de la abdicación- proclamación Real. Llevo semanas sin ver la televisión porque entre el fútbol y el episodio Real parece que no hay más actualidad. La saturación es extrema.

A raíz de la proclamación del rey Felipe VI la presión de los medios de establishment es imponente, y la complicidad de algunos medios y marcas, me ha hecho recordar lo que escribí hace unos meses, respecto a la irrelevancia de la publicidad, en Sobra publicidad, faltan marcas buenas.

Estamos ante un discurso único, con leves matices entre los medios del sistema, pero sin fisuras. Una uniformidad que asusta y asfixia. Hasta aquí todo normal. Lo que quizás sorprende es que grandes marcas (Telefónica, Iberia y Banco Santander) hayan decidido sumarse sin complejos a la fiesta. Son todas las que están, pero no están todas las que son.

Los anuncios que publica hoy LaVanguardia (panegírico monárquico) son reveladores. Nadie duda de sus intereses, pero hacerlo de una forma tan obscena me parece arriesgado, con independencia que comparta (no es el caso) su ideología.

telefonica monarquia

iberia monarquíasantander monarquiaHoy se pone de manifiesto que estas marcas son parte del núcleo del sistema operativo del estado español y que por tanto deben sostener el sistema hegemónico que les mantiene sus privilegios. ¿O es al revés? Da igual quien mantiene a quién. Lo cierto es que los medios del régimen necesitan a las marcas del régimen y viceversa.

Personalmente agradezco que las marcas sean sinceras. Por tanto, aplaudo su decisión de manifestarlo abiertamente.

Si filtramos este episodio por los cinco puntos sobre cómo sobrevivir en un mundo impermeable a la publicidad, el resultado es curioso:

 

  • Primero los fundamentos. Construye el proyecto, la empresa, con una misión y un ADN sólido, realista y creíble:  Las tres marcas lo consiguen
  • Busca una causa y conviértete en activista. Compramos productos/servicios, pero ganar el corazón solo nos enamoran las causas. También lo consiguen
  • No me lo expliques, hazlo. Las marcas son lo que hacen, no lo que dicen. También
  • Puntos de contacto infinitos. Es difícil de comprobar y me temo que aquí suspenden. El mensaje lo adaptan al medio. Salvo que empiece a ver una campaña display monárquica de alguna de las tres marcas….
  • La mejor campaña de publicidad es la que no es necesaria. El boca-oreja. Tampoco aciertan. La campaña monárquica no es orgánica y en todo caso sospecho más una efecto negativo que positivo
  • Relaciones. El presente y el futuro, no es ni vender ni comunicar exclusivamente, son las relaciones. A largo plazo,con beneficios claros y sinceros por ambas partes. Tampoco

Aunque no están todas las marcas del establishment, admitamos que han actuado desde los valores sólidos, insights auténticos, transparencia y la verdad. Otra cuestión es si su causa, mantener la monarquía para asegurar el statu quo, genere más rechazo que adhesiones. Los marcos mentales que diría Lakoff

Compártelo...:

Publicado en branding, Lakoff, marcos mentales influenciadores, política, Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario