10 ideas imprescindibles para la identidad digital

Estoy convencido que en un futuro próximo la gente pagará -y mucho- para gestionar su identidad digital. Lo complicado (y ahí está la oportunidad) es que la identidad digital es en realidad el resultado difuso de cruzar diversas disciplinas, que interactúan y se retroalimentan, simultáneamente y de forma permanente.

El próximo miércoles tengo que dar una charla sobre identidad digital. Dispondré de muy poco tiempo, así que me he dedicado a resumir lo imprescindible en 10 grandes trazos o ideas -muy de sentido común- que intentaré explicar… Desde luego que escribir es más fácil que hacer, así que ya admito de antemano que algunas de las ideas o consejos que describo, en ocasiones, soy el primero en incumplirlas. Pero ahí queda eso.

Hay una primera idea que es indiscutible: la identidad digital es necesaria. Por varias razones. Porque los empleos para toda la vida son algo del pasado y porque en un entorno de crisis todavía se agrava más la incertidumbre y se dispara la necesidad de proveernos de mecanismos de seguridad profesional. Tener un “buena” identidad digital es uno de esos mecanismos. Esencial en un entorno que se está digitalizando rápidamente. Sólo hay que mirar a nuestro alrededor para comprobarlo. Nadie se puede esconder. Y el que no está en Internet….cada vez es más pequeño.

La segunda idea tiene un carácter introspectivo. Todos deberíamos pensar en nosotros mismos, en términos de marca (marca personal). Hacernos la diabólica pregunta de ¿Qué quieres ser de mayor? Cuya respuesta es determinante para intentar responder el qué, el hacia dónde y el cómo orientar nuestra “marca personal”.

La tercera idea es evidente: practicar el blogging y/o el microblogging. Poco que añadir que no se haya repetido cientos de veces: foco, autenticidad, perseverancia, escuchar y preguntar, etc… Bueno sí, añadiría un consejo clásico: escribe tanto en tu blog, como comentas en otros.

La cuarta idea es la de escribir un perfil en las redes sociales. Imprescindible para dejarse ver y para enumerar tus logros y méritos. Pero tan importante es escribirlo, como mantenerlo actualizado, algo complicado cuando participas en varias redes…

La quinta idea es que las redes sociales son algo dinámico. O sea que para que tengan valor tienes que invitar a tus amigos y contactos. A diario. Piensa que esta red de contactos profesional y –supuestamente- de confianza, te acompañará siempre. Cuanto más importantes, auténticos y de confianza sean tus contactos, mejor. La gente compra gente, no lo olvides. Una recomendación: las redes hay que desarrollarlas y cultivarlas especialmente cuando no se necesitan. Parece un contrasentido, pero no lo es.

En sexto lugar, la regla de los cuatro “NO”: no mentir, no excesos digitales (también lo digital tiene que ser “equilibrado”), no spam social y no escribir en “caliente” (te arrepentirás). ¿Sencillo verdad?

La séptima idea hace referencia a la espinosa cuestión de la privacidad. Aquí lo tengo muy claro: “la privacidad empieza por uno mismo”. Tú decides qué quieres mostrar a la Red y hasta donde quieres llegar ¿tobillo o muslo?

En octavo lugar una cuestión sobre la actitud. Intentar ser siempre generoso y honesto. Aunque en Internet hay de todo, se llega más lejos siendo buena gente (que no primo) que haciendo el troll.

En noveno y penúltimo lugar, sugiero armarse de paciencia. Construir tu identidad digital, no es cuestión de horas, ni de días. Es de meses o años. No hay atajos (y mejor no intentarlo) pero… ¡empieza hoy mismo!

En último lugar, pero no por ello menos importante, es medir la salud de nuestra identidad digital. No es tarea fácil. Para empezar no es sencillo ni establecer el criterio objetivo sobre el que evaluar tu identidad digital. Dependerá de cuál sean tus objetivos y pretensiones. Blog, redes y buscadores. De ahí tiene que salir una medida que nos indique si mejoramos o no.

Y tú ¿qué añadirías?

Post relacionados:

  • No Related Posts

12 comentarios

  1. La verdad es que poca cosa se puede añadir a este decálogo. Quizás que es buena idea mantener una «central de identidad digital». Es decir, un sitio desde donde se pueda consultar el resto de tus perfiles, etc.

    El blog personal es un buen lugar para ello, aunque mejor si se usa en todos los sitios posibles (redes sociales, etc.)

    Va muy ligado con lo que comentas de mantener los perfiles actualizados.

  2. Estupendo Albert !! Gracias !! Muy interesante.
    Donde empieza lo privado y donde lo profesional, es todo lo mismo? sería eso tener dos identidades digitales? Que opinas? da igual?
    Un abrazo,

    ·ruben

  3. Como con casi todo, tu identidad digital (al menos profesional) responde a una estrategia que busca un objetivo. Es importante tener definido y presente este objetivo para «controlar» los feeds que generas y ser relevante en el campo de actividad con el que quieres que te identifiquen. Quizás por eso es importante mantener una identidad social/personal/familiar/privada y otra estrictamente profesional.

  4. Me parece muy interesante el artículo, Albert. Está claro que vivimos en la era de la exposición y podemos sacar partido de ello mediante una correcta gestión de esta oleada. Yo procuro hacer muchos contactos profesionales en Facebook e interaccionar con ellos en lo posible. Me gusta pensar que estoy cultivando una red que me servirá en el futuro para hacer cosas más interesantes. Te sigo. Saludos.

  5. #ruben, pedro

    me parece complicado «separar» tan claramente la dimensión personal de la profesional. Creo que la identidad digital es única e inseparable…

    otra cosa es que el lado más personal/familiar/privado lo desarrolles poco o nada, o en ámbitos muy concretos y reducidos.

  6. #manu,

    estamos de acuerdo, sólo que esa exposición también genera dolores de cabeza impensables en otras circunstancias.

    El típico post que escribes pensando en alguien o en nadie en concreto… y que otra persona ajena a tu post se siente aludida….o incluso ofendida.

  7. Considero que otro aspecto importante es tu reputación digital. Lo que la gente dice de ti en el mundo digital. En ocasiones puede ser incluso más importante que lo que tú mismo digas.

    Y para finalizar, y ahora «barro para casa», tener presencia también en el Internet Móvil. A día de hoy es un plus que tu identidad digital (tu blog, principalmente) esté adaptado a los dispositivos móviles.

  8. Más que un ID unificado (que creo que es también una buena idea, yo uso openID cuando puedo) sería una especie, como comentas, de meta-perfil. Algo como lo que hace ahora facebook o lo que hace laststream.fm

  9. Pagar por gestionar tu marca personal no tiene sentido. Puede tener sentido formación para aprender a gestionar tu marca personal. ¿Cómo lo véis?

  10. Actualmente me preparo para desarrollarme profesionalmente como Community Manager y experta en comunicación 2.0.
    Por mi corta y casi vacía experiencia aún como profesional veo clarísimo el establecimiento de redes sociales exclusivamente profesionales, las que tengan un fin profesional, y redes sociales personales. Nunca ha de mezclarse lo personal con lo profesional, tampoco en nuevas tendencias o nuevas plataformas de comunicación.
    ¿Cuántas veces nos encontramos con perfiles en Facebook de empresas en auge (yo soy de Granada y aquí pasa) que mezcla las fotos familiares del fin de semana en la casa de campo con amigos, en alguna pasados de copas, y a continuación actualizacíones gráficas de temas profesionales…Como que no convence, al menos en mi humilde opinión como futura profesional en social media.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.