El movimiento #novullpagar: la tormenta perfecta

El movimiento de no pagar en los peajes en Catalunya se está extendiendo con rapidez, a pesar de la timidez –todavía- de los grandes medios de comunicación, públicos o privados.

Tiene todos los ingredientes para triunfar:

• Por la razón de fondo, hartazgo por pagar por unas infraestructuras que en otras partes del estado, son gratis o casi.
• Porque impacta directamente en el bolsillo del ciudadano, lo que lo hace transversal
• Por la propia indefinición legal
• Por la propia indecisión/inoperancia política. Los políticos saben que la ciudadanía tiene razón, pero la situación político-económica les(nos) ha llevado a un callejón sin salida. Se les debería caer la cara de vergüenza. Tan solo son capaces (y no siempre) de poner el cascabel al gato cuando están en la oposición. Esto aplica a todos los partidos, que tanto a nivel local, autonómico o estatal han pisado moqueta oficial.

El ruido no ha hecho más que empezar y como se fije #novullpagar como una opción de activismo transversal, a alguien les espera una temporada muy intensa. Aunque me temo que faltará objetividad para analizar la situación. El contexto está excesivamente emponzoñado por intereses partidistas. Y así seguimos encerrados. En unos marcos mentales decimonónicos, único argumento conocido a falta de un libro de ruta convincente y motivante.

En época de vacas gordas eso tenía una importancia relativa. Al fin y al cabo, la mayoría seguía disfrutando del estado del bienestar y de una confortable clase media. Hoy el estado del bienestar se está cayendo a pedazos y estamos despertando del sueño, esa clase media era un artificio y somos bastante más pobres de lo que nos habíamos imaginado. Indignante y las perspectivas no son nada halagüeñas.

España tiene un problema, pero Catalunya más. Los peajes son solo la punta del iceberg, mientras, tirios y troyanos siguen a la suya ¿Sería mucho pedir que dejaran las correspondientes batallas ideológicas para otro momento? ¿No tienen suficiente con el fútbol?

Culpar a las empresas concesionarias o una entidad financiera, es confundir la velocidad con el tocino. En verdad, porque forman parte inalienable de nuestro sistema operativo. Sin ellos no funcionaríamos. Gustará más o menos, pero es así. Este es el resultado de la complicada madeja que el establishment, políticos y gobernantes incluidos, han ido tejiendo durante las últimas décadas. Ahora es imposible de deshacer.

Cada peaje que no se paga, es un dinero que la correspondiente concesionaria deja de ingresar. En unos casos es menos dinero que entra en las arcas públicas autonómicas, en otros son menos beneficios para empresas que pagan sus impuestos aquí. Pero la anomalía no es Catalunya, es el resto del Estado. Es imposible mantener esas infraestructuras (y recaudar) sin peajes. Además, la intención de los que mandan no es eliminar los peajes, es incrementarlos. Aquí y allí. Eso sí que será un choque de trenes.

Y déjamelo decir alto y claro. Más nos vale que a CaixaBank, Abertis, Telefónica, Repsol, GasNatural, BBVA, Iberdrola, BancoSantander, etc. les vayan muy bien las cosas. Porque ahora mismo nuestra economía depende, en gran medida, de ellos.

La realidad es obstinada. Seguimos estando todos en el mismo barco y cuanto más aprieten las clavijas a los ciudadanos de Catalunya, peor le irá a España. No porque lo diga The Wall Street Journal (Why Spain Won’t Refor. Catalans know first-hand that in Spain, all roads—and high-speed rail—run through Madrid), sino porque hay razones objetivas que lo corroboran.

Por tanto, y aprovechando la gran cantidad de voces interesadas que culpan de todos los males al modelo autonómico, es el momento de advertir, que cuanto más aprieten a los ciudadanos de Catalunya, más potente será el movimiento #novullpagar.

Será interesante ver la cara del Ministro de Hacienda, cuando se llegue a la próxima estación del #novullpagar: los impuestos. Que nadie lo dude.

Post relacionados:

Esta entrada fue publicada en #novullpagar, economía, Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a El movimiento #novullpagar: la tormenta perfecta

  1. Es un post brillante, con tu permiso lo comparto. Y me gustará ver si se lleva a cabo lo último que dices, el #novullpagar de los impuestos, puede ser brutal. Felicidades de nuevo. J

  2. fcp dijo:

    yo creo que meter a todos los partidos en el mismo saco no es justo. Hoy he descubierto lo que tiene de libre ser un partido pequeño que se financia por sus afiliados unicamente como puede ser UPyD del que no soy especialmente fan. de todos modos el analisis es perfecto, muchas gracias.

  3. Enric Vives dijo:

    Durante muchos años en España hemos pensado que eramos ricos cuándo solamente teníamos dinero. Quisimos jugar en una liga donde otros habían entrado desde hacía lustros y nos equivocamos de cabo a rabo.
    Cómo bien apuntas tú, en época de bonanza a nadie le importaba algo como un peaje, un mal menor al que no se le prestaba atención.

    Tan solo espero que este movimiento sea secundado por otras CCAA. Sin embargo las manifestaciones en los peajes del Principat me llevan a pensar en un error de forma: van a conseguir que nos metan peajes a los que no vivimos en dicha CCAA y a que, una vez más, se etiquete de eternas víctimas a los catalanes.
    Pero es que no es de recibo que para ir de Alicante a Madrid (430 km) no pagues peaje alguno (tan fácil cómo evitar la R4, la Ap-36 o la R3) pero de Alicante a Barcelona (520 km) te cueste, 50 euros en peajes “one way”.

    Las clases medias están siendo masacradas de forma progresiva. España se está convirtiendo en un país africano rico dónde existen clases muy ricas y pobres. Que alguien escuche a Keynes u observe qué hacen en Inglaterra y Estados Unidos.

    Salutacions Albert

  4. Daniel dijo:

    ¿Además de la AP7 y la AP2 hay otras carreteras de peaje estatales en Cataluña?

    Seamos serios con el tema de los peajes, el problema es principalmente autonómico, no con el Estado. La Generalidad de Cataluña parece alentar a que los ciudadanos no paguen SUS peajes autonómicos.

    Los gobernantes catalanes han optado sistemáticamente por un modelo en el desarrollo de ciertas infraestructuras. Del mismo modo que Gallardón optó por solicitar la M-30 para acometer su faraónica (cara) obra sin cobrar peajes posteriormente, y así le luce el pelo a las finanzas del Ayuntamiento de Madrid. El Ayuntamiento de Madrid ha preferido cobrar un doble recibo de basuras (en los 90 se incluyó en el IBI).

    Si que es cierto que es claramente injusto que de Barcelona a Alicante se tenga que pagar si o si 50 euros. La AP7 tiene que cambiar.

    Mantener tal y como están TV3 o TeleMadrid o CanalSur, ciertas subvenciones a ciertos temas, comprometer cientos o miles de millones de euros en potenciar asuntos nacionalistas, etc. y recortar temas sociales es una elección autonómica (hasta la fecha).

    Tanto la Generalidad de Cataluña como la de Valencia están en quiebra, el Ayuntamiento de Madrid más de lo mismo. La culpa no es de España. Los recortes que cometen son decisión o consecuencia de sus políticas presentes y pasadas. Si fuesen independientes estas regiones (alguna más también) y unos cuantos miles ayuntamientos estarían intervenidos.

    Las duplicidades son dinero. Las diputaciones son dinero. Las embajadas son dinero. Las televisiones autonómicas y estatales sobredimensionadas son dinero, ojo, necesarias, pero no con el tamaño que han alcanzado y el uso claramente político que se les da (salvo TVE con ZP, de lo poco bueno que hizo).

    Leyendo a Albert Rivera me da la impresión de que la Generalidad de Cataluña y CiU están en una clara huida hacia delante que ya veremos hasta dónde llega.

    En cuanto a los impuestos: madrileños, catalanes y vascos deberían contar el IVA que “roban” al resto de CC.AA. Además de mirar las balanzas fiscales parciales (lo que hacen los medios en Cataluña) les incito a mirar las comerciales (el 40% de la producción catalana se vende al resto de España y parte de las exportaciones catalanas son productos o materias primas del resto de España).

    Por último, en algunos países hay pegatinas por el uso de carreteras estatales. Pagos mensuales o anuales. Si luego Cataluña, Madrid o cualquier C.A. quiere clavar más a sus ciudadanos por el uso de las carreteras autonómicas es competencia suya, salvo ley de armonía, claro.

    Hay mucha gente y muchos medios chupando de los botes de las distintas administraciones y están generando “burbujas” informativas y de opinión que nos pueden llevar a situaciones que no creo que ayuden a superar la situación actual.

  5. Dices bien lo de los esquemas mentales decimonónicos. Me parece que a mucha gente habría que explicarle lo que es swarming aplicado a la sociedad red.

  6. Panama dijo:

    Unas 1.500 personas se han negado a pagar peajes en las últimas tres semanas en Catalunya, en el marco de la campaña iniciada por Solidaritat Catalana y apoyada por ERC bajo el lema ‘novullpagar’ (‘No quiero pagar’), según han estimado fuentes de Abertis en declaraciones a Europa Press.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Additional comments powered by BackType