El declive de Microsoft

El anuncio que desde el 1 de marzo el sistema operativo de Microsoft, Windows Vista, reduce el precio de Vista un 40% para fomentar su implantación desata todo tipo de comentarios.

No es sorprendente. Hay una lista interminable de casos (muy ilustres) donde la marca rebaja el precio para animar las ventas. Algunos de los recientes fue Sony con su PS3, ante la enorme aceptación de la Wii de Nintendo…. Algo que Microsoft y su Xbox conocen muy bien.

Esta sorprendente decisión obedece a la estrategia de animar la demanda del sistema operativo ante la resistencia de los “obedientes” usuarios a abandonar el XP, aunque no mucho mejor –como mínimo- requiere menos hardware para funcionar.

Doy fe de ello, después de haber comprado una licencia Windows Vista hace pocos días… Ahora puedo comparar los tres SO (Ubuntu, XP y Vista) que tengo instalados en diferentes máquinas. Sólo denunciaré que el Vista es un despropósito incluso comparándolo con XP. Aunque ya me avisaron ¿Qué alternativas tenía?

¿Cuanto tiempo puede un producto tan ineficiente ostentar el monopolio del mercado? La clave la tienen las empresas de hardware que dependen del software de Microsoft para acelerar la rotación del parque de ordenadores. Mientras haya pocos pringados como yo (que compran una licencia para instalarlo) Microsoft dará prioridad a satisfacer las necesidades del fabricante de ordenadores en lugar al usuario final.

El reciente anuncio de un cambio «significativo» en la forma de desarrollar sus programas informáticos, haciendo más accesible el código fuente y los protocolos sobre los que se construyen las aplicaciones, es un intento –quizás demasiado tarde- de mostrar una cara más amable. Difícil de creer viniendo de alguien quienes en un pasado muy cercano tacharon al fenómeno del software libre como una actividad malsana, antiamericana, una amenaza para la propiedad intelectual y la innovación tecnológica

Pero hay más evidencias que Microsoft ha tocado techo. Las normativas anti-monopolio con las que está topando (ha conseguido el dudoso honor de recibir la mayor multa impuesta jamás por la UE de 899 millones de €…), y los poderosísimos competidores con los que se está enfrentando harán el resto.

Los frentes de Microsoft son numerosos. A saber, Google por un lado y el software libre – código abierto por otro… En la batalla por el liderazgo de navegador, después de haber aniquilado a Netscape (D.E.P.) y llegar a superar el 90% de cuota de mercado en 2004, su competición con Firefox le ha ido restando progresivamente cuota de mercado. Su declive es un hecho.

Y más que por méritos de éste (navegar por pestañas, bloqueo de ventanas emergente, marcadores dinámicos, etc…) fue más bien por el extensísimo historial de fallos de seguridad del Microsoft Internet Explorer (MSIE). Además, frente a Firefox, MSIE ya parte con una desventaja emocional imposible de superar, ser de licencia libre y código abierto…

Hay numerosos estudios sobre el tema. Me permito aportar mis datos particulares. Según los datos de mi Statcounter los usuarios de mi blog con MSIE no alcanzan el 50%, el Firefox están en el 44% y el resto se lo reparten entre Safari (4,5%) y Opera….

En el caso del fabuloso negocio de las búsquedas y la publicidad online, no puede decirse que lleve la iniciativa. Este liderazgo le corresponde a (San) Google. La OPA sobre Yahoo delata a las claras su posición de inferioridad comercial (que no financiera, aunque tenga que pedir un crédito).

Un rival, Google, que no cesa en su empeño por hacerse un hueco en el mercado de las aplicaciones. La última una aplicación para crear y editar webs… que se añade a su larga lista de aplicaciones de aplicaciones que compiten directa o indirectamente (Google Office, Android,…).

No hay duda que Microsoft tiene una fuerte presión política-administrativa (Bruselas) y muchos frentes abiertos en los que está cediendo terreno paulatinamente. Se trata de competidores visibles (Google) o invisibles (software libre y código abierto) muy difíciles de batir.

A mí se me antoja imposible que una compañía, por más poderosa que sea, pueda mantener durante muchos años la erosión de tantas batallas simultáneas. Entonces, salvo un cambio de actitud global, la cuestión no es si está en declive o no, sino ¿cuánto tiempo resistirá?

Post relacionados:

  • No Related Posts

5 comentarios

  1. La clave, pienso yo es si logrará reposicionar su negocio aprovechando el enorme capital y penetración de mercado que tiene, antes de perderlo definitivamente. Tiene que ser muy rápido para ello porque puede perder cuota de mercado muy rápidamente.

    El acuerdo entre Microsoft y la industria de hardware para hacernos comprar más ordenadores y más sistemas operativos cada vez más ineficientes y más caros de lo que necesitamos no tiene nombre, y en el caso de Vista llega a extremos me atrevería a decir delictivos, sobretodo dada la próxima discontinuidad del XP. Los ordenadores actuales tienen una capacidad de memoria y proceso miles de veces superior a la necesaria para llevar un hombre a la luna (googlear «Apollo mission Software», un artículo del 94!), y sin embargo no son capaces de manejar un procesador de texto y un navegador sin largas esperas, y el mío además tarda unos 20 minutos desde el encendido en estar disponible para trabajar con el. Es la mayor tomadura de pelo de la historia empresarial contemporánea, y ahora han logrado rizar el rizo. Finalmente la vuelta de tuerca de Vista es un plato intragable, y espero como dices que puede ser el principio del fin. Yo, hasta ahora cordero complaciente, también me estoy mirando por primera vez Ubuntu como opción seria, y confío en que no voy a ser el único.

  2. tienes razón Alx… que estén agotando la paciencia de los que hasta el momento hemos sido complacientes y que estamos valorando (y usando) Ubuntu no es un síntoma, es una evidencia que la gente está harta…

  3. IBM no murió, se transformó. Y lo mismo sucederá con MS que seguirá siendo una marca importante para el futuro. Todas las amenazas (más que amenazas, hechos) que mencionas son ciertos, pero cabe decir dos cosas: la primera es que IE sigue siendo, al igual que Windows, el navegador más masivo. En entornos de lectores avanzados, el peso de Firefox es muy superior al mercado normal. Puede decirse que IE sigue viviendo con el 80% de la cuota de mercado mundial. Y, aunque es gratis, sospecho que MS no renunciará a seguir desarrollandolo y mantener su cuota de mercado.

    La segunda, es que el verdadero problema de MS es que es difícilmente posible que pueda mantener los márgenes que tiene a medida que se erosiona el negocio de licencias. Ni la publicidad, ni la Xbox puede hacer lo mismo. Ahora bien, pasarán años antes de que las empresas se la jueguen a quitar MS… el producto se llama Office y, aunque avanzan las alternativas, no se puede ni comparar: a la hora de trabajar nadie quiere perder el tiempo aprendiendo comandos nuevos en Openofice ni en Google docs. Ocurrirá, pero controlado por ellos. Cabe pensar que bajen los precios para dificultar la adopción de alternativas gratuitas o semigratuitas.

    Decía al principio lo de IBM. Dejó de tener el 75% del mercado mundial de ordenadores, pero sigue siendo una empresa muy importante. Con MS pasará igual, pase lo que pase y por muy difícil que sea la absorción de Yahoo, que se está llevando todas las papeletas a que ocurrirá. MS quiere ser el número 2 de la web, porque el número uno es Google (que factura menos que MS, pero no en internet). A partir del 3, se sufre mucho.

  4. Gonzalo,
    desde luego que MS no morirá ni desaparecerá… pero habrá que ver cómo afronta la paulatina erosión de sus márgenes en el fabuloso negocio de las licencias. Un bajada de precios puede frenar o ralentizar la adopción de alternativas… pero también reduce sus beneficios.

    Además, diría que el tiempo corre en contra de sus intereses. Como bien apuntas, hay una cierta correlación de «cuanto más avanzado es el usuario más proclive está de buscar alternativas fuera del universo Microsoft…». Y aunque siga creciendo el parque de ordenadores, también es cierto que el usuario cada vez está más educado y es más diestro..

    Para mí lo interesante es ver esa «transformación» y cuáles son/serán sus ingredientes principales.

  5. Desde luego, ese es el espectáculo. Ver cómo se transforma Ballmer para un mundo nuevo. Jobs se transformó y se hizo mucho mejor porque le echaron de la compañía, por lo que supongo que, como dice algún instructor de guionistas, aprendió a «matar a sus queridas»: esa frase (esa idea) que te gusta tanto pero que es obvio que no funciona. Y, si no es Ballmer, los que le sucedan.
    Yo, que no soy fan de MS y estoy en un proceso progresivo de MS-free, entiendo que están entendiendo que el mundo ha cambiado y empiezan a tratar de adaptarse a él. Personalmente, pienso que Office funcionando en web (que no debe ser cosa fácil) es imbatible, les falta el modelo de negocio.
    Así que a esperar y ver qué hacen.

Responder a Albert Garcia Pujadas Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.