La mejor opción: ¿Generalistas, especialistas o personas T?

El debate entre ser generalista o especialista es recurrente y repleto de contradicciones. En líneas generales, un especialista viene a ser alguien con conocimientos y habilidades profundas en un sólo ámbito. En cambio, de un generalista se espera que tenga conocimientos generales en varias disciplinas. Ser generalista tiene varias ventajas, aunque quizás la más importante sea la del enriquecimiento personal. Adquirir conocimientos de varias disciplinas, desarrolla el cerebro, amplía nuestra perspectiva y nos hace sensible a aspectos que antes

seguir leyendo

La importancia de las Leyes de Naturaleza Humana

Este post es un resumen del libro “Las Leyes de la Naturaleza Humana” de Robert Greene. Una lectura larga pero muy interesante y recomendable. El resumen corto del libro es que las personas, como animales sociales, dependemos extraordinariamente de las relaciones que hacemos, por eso no basta nuestro talento, conocimiento y formación: saber por qué la gente hace lo que hace, es la herramienta más importante que podemos dominar. De qué va el libro En

seguir leyendo

Lakoff y Haidt: marcos mentales y manipulación emocional

Falsa dicotomía entre razón y emoción Durante mucho tiempo nos explicaron (y nos creímos) la dicotomía entre la razón y la emoción. La razón como una facultad de pensamiento consciente, sosegado, lógico y no emocional. Por el contrario, la emoción, se entendía, perturba la objetividad del razonamiento. Sin embargo, los descubrimientos neurocientíficos revelan que las emociones no son un elemento ajeno a la deliberación. Es más, en realidad, sin el componente emocional no sería posible

seguir leyendo

La curiosidad como impulsor de valor en la era digital

Escribí hace unos años acerca de los profesionales sin fecha de caducidad, destacando la ‘curiosidad’ como una de las competencias clave de presente y del futuro. Como constataba en su investigación Francesca Gino (The Business Case for Curiosity) “En la mayoría de las organizaciones tradicionales, tanto los líderes como los empleados reciben el mensaje implícito de que hacer preguntas es un desafío no deseado a la autoridad. Están capacitados para concentrarse en su trabajo sin mirar

seguir leyendo