A Londres o insumisión fiscal

Ante el gran drama de la tasa del desempleo, el Gobierno Rajoy –además de salvar a la Banca- pareció por un momento que apelaba a los emprendedores y a las pymes como motor de la recuperación económica. Era discutible pasar el marrón a emprendedores y pymes, pero nada, nunca existió tal intención. Fue un espejismo. Cosas tangibles: los mercados financieros se recuperan, pero la clase media desaparece y encima, nos suben los impuestos. Nos estamos

seguir leyendo