El marketing en tiempo real

Así es como me lo imagino desde hace años. Sin querer parecer una adaptación de algunas de las escenas de la película «Minority Report». A cualquier persona, en cualquier sitio y en cualquier lugar… y a través del medio más conveniente para el cliente. De momento sólo es marketing ficción.

seguir leyendo

SEO y SEM

La verdad es que era un tema (SEO/SEM) que iba siguiendo desde hacía tiempo, tanto desde el ámbito de Quin TEAM! como agencia de publicidad y marketing, como desde la coordinación académica del Posgrado de marketing directo e interactivo del Idec-UPF. Pues bien, podría deciros que en los últimos meses

seguir leyendo

Nikodemo Animation

Además de mis obligaciones como Director General de Quin Team (www.quinteam.com), recientemente me he convertido en consejero de Nikodemo Animation (www.nikodemo.com).Esta es una empresa pionera en dibujos animados realizados con flash.Son autores de series como «Cálico Electrónico» (www.calicoelectronico.com), entre otras. Para que os hagáis un poco a la idea (y

seguir leyendo

Experiential Marketing IV

(albert garcia pujadas) Implantar el experiential marketing implica asumir como estratégico el consumo de nuestro producto como una experiencia. No es un proceso inmediato y tiene que tutelarse de forma precisa por un “roadmap” (libro de ruta) de la experiencia. Esto nos permitirá planificar y gestionar aspectos de la experiencia,

seguir leyendo

Experiential marketing III

(albert garcia pujadas) Todos estos elementos tienen que orientarse hacia la consecución de clientes satisfechos. Una satisfacción que depende del buen equilibrio entre expectativas generadas en el momento de la venta y la percepción experimentada por el cliente. Tenemos numerosos ejemplos cotidianos con los servicios como la telefonía o el

seguir leyendo

Experiential marketing II

(albert garcia pujadas) Generar sensaciones, sentimientos, ayudando a relacionarse o a pertenecer a una comunidad, conlleva una forma diferente de gestionar el marketing a corto, medio y largo plazo. La gran diferencia estriba en dejar de mirarse tanto el ombligo y aprender a ponernos en los zapatos del cliente. Sabiendo

seguir leyendo