Una campaña para activar un país

2.Cast_noiatrenesLos últimos meses en Catalunya han sido muy intensos, especialmente por el fuerte ruido comunicacional. Exageradamente alto. Personalmente me ha llamado mucho la atención el gigantesco despliegue del lado pro-consulta o soberanista.

El punto de partida. La estrategia y el posicionamiento político. En un lado un movimiento de abajo–arriba, que además ha llevado la iniciativa, marcando agenda. Y desde Madrid, una posición pasiva, blandiendo el discurso del miedo, del negacionismo y de la ilegalidad…. Al compás del habitual tam-tam de los medios de comunicación habituales, previsibles en sus posiciones e incisivos sin el menor rubor por la guerra sucia para desacreditar, directa o indirectamente, al movimiento soberanista. Ningún atisbo de conectar con la ciudadanía catalana, enfadada y exhausta.

Quizás pueda parecer una estrategia coherente desde Madrid, desde Catalunya se ha visto como suicida. No solo no han identificado los insights, sino que en muchos momentos parecían trabajar más a favor del SÍ que del NO. Una equivocada obstinación, especialmente grave cuando no solo no entiendes a tu público, sino que encima haces todo lo posible por provocar.

A partir de esta consideración, todo lo demás ha sido cuesta arriba para unos y cuesta abajo, para otros. Como introducía al principio, la victoria (comunicacional) corresponde en gran parte a quien ha marcado la agenda, y en cierta medida, por incomparecencia del contrario.

La ventaja de tomar la iniciativa. Tal como comenta Daniel Verdú en Diga derecho a decidir, no independencia, me ha parecido magistral el movimiento a la hora de 1) positivar el mensaje, 2) abrir el target, y –exageradamente o no- 3) vender futuro

En el otro lado, la mezcla no ha podido ser más torpe. Primero el discurso del miedo, más tarde combinándolo insistentemente con la discurso sobre la legalidad. Nunca en clave de futuro.

Los partidarios del SÍ, no solo han tenido la ventaja del mensaje y el marco (consulta sí, consulta no), también han ganado por goleada en el terreno táctico.

Voluntarios. La maquinaria de la campaña desarrollada por la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC)Òmnium Cultural es orgánica y se retroalimenta. La movilización del voluntariado ha conseguido disponer de más de 100.000 voluntarios que multiplican y amplifican la campaña, creando un círculo virtuoso del éxito… con la mayor sensibilización, más recaudación.

Recaudar dinero. La campaña unitaria ‘Ara és l’hora‘ (araeslhora.cat) es muy poderosa, gracias a los recursos captados por una campaña de fundraising popular enorme y sin precedentes. Con la recaudación de dinero a través de miles de actos durante los últimos meses, así como una estrategia excelentemente calculada y ejecutada.

Sus movilizaciones masivas se cuentan por éxitos, ya sean los últimos tres 11 de septiembre o las recientes caceroladas. Y además con un doble objetivo: mensaje motivacional de unidad en clave interna, pero demostración de la fortaleza de la unidad en clave externa… Una unidad que ni los políticos, ni sus partidos, han sido capaces de impedir. Una auténtica proeza.

La ejecución táctica magistral. Desde vídeos, hasta publicaciones. Publicidad en medios pagados, exterior, display, prensa,…presencia continua en las redes, todo y más. Desde campañas de emisión de llamadas (más de 1,4 millones de llamadas), visitas puerta a puerta, pasando por arte urbano y graffitis.

Desconozco cuál será el desenlace final. Solo sé que la ciudadanía, está más movilizada ahora que en los últimos decenios. En algún momento se rompió la cuerda de tanto tensar. Se ha cruzado un punto de no retorno. Ahora las amenazas no la debilitan, la fortalecen.

Por encima de todo, destacaría que hay una inercia creada que va más allá de la acción de votar y decidir. Hay auténtico deseo intenso de construir algo con sentido y futuro. La campaña ha accionado magistralmente los insights adecuados. Definitivamente ha activado todo un país.

Compártelo...:

Publicado en Ara és l'hora, Assemblea Nacional de Catalunya, Catalunya | Etiquetado , , , | Deja un comentario

5 pasos para llevar tu organización a la era de la colaboración

economía de la colaboraciónAcabo de leer “La sociedad de coste de marginal cero” de Jeremy Rifkin. Una recomendable lectura que no deja indiferente. Los cambios sistémicos que augura Rifkin pueden que pasen desapercibidos para algunos o que sean negados por el establishment. Para algunos los síntomas son muy visibles y son motivo de optimismo. Para los que nos gusta creer que hay una nueva manera de organizar la vida económica, en un mundo más híbrido, en el que el capital social empieza a ser tan importante como el capital financiero. Para los que creemos en que la libertad de acceso triunfa(rá) sobre la propiedad, la sostenibilidad desbanca(rá) al consumismo, la cooperación sustituye(irá) a la competencia, etc.. . Puede parecer naïf, pero lo veo como una era de oportunidades.

Verlo en abstracto es complejo. Quizás por eso necesito reflejarlo en el día a día. En plena época de transición. Un momento interesante, donde lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer. Pensamientos, estructuras y organizaciones antiguas, que descubren que la música y las reglas de juego han cambiado. La reacción es comprensible. Seguir aplicando la lógica antigua, combatir lo nuevo, desarrollar actitudes garantistas (instinto de supervivencia) en lugar de reconocer el nuevo contexto y empezar a adaptarse… o reinventarse.

Algunas prácticas identificadas en los últimos meses, algunas experimentadas en primera persona, otras observadas a la distancia…

1. Crea tu propia moneda social

  • La moneda social multiplica su valor. En una economía cada vez más basada en la colaboración, esa será la gran divisa. La meritocracia social es la ‘escala de valor’ y no siempre es bien vista. ¿Ejemplo sencillo? en Foxize publicamos en abierto las valoraciones de cada una de las sesiones realizadas por nuestro claustro docente. Sin trampa ni cartón. Estaría bien que las universidades y las escuelas de negocio hicieran lo mismo….
  • Tan solo hay una moneda “más cara” que la moneda social, el tiempo, pero tiene otras equivalencias.

2. Business con API abierta.

  • A las organizaciones se les exige foco y priorizar. Sabiendo que los recursos y el tiempo nunca permitirán abarcarlo todo. Quizás por eso resulta más inteligente diseñar productos/servicios abiertos, para que otros puedan completarlo y mejorarlo. Deja que otros mejoren y evolucionen el producto/servicio, y –por supuesto- que también ganen con eso. Si ellos ganan, tú ganas. Foxize School pretende justamente eso: un claustro de 200 profesores abierto o que las empresas puedan ofrecer sus cursos a través de nuestra plataforma, sin exclusividades.

3. La IP Sharing (propiedad intelectual compartida)

  • Nos hemos pasado años y años, escondiendo el conocimiento y persiguiendo el sueño difuso de la propiedad intelectual. Amplio e interminable debate. Para simplificarlo diré que si en lugar de encerrar el conocimiento, lo compartiéramos, muchos actores se beneficiarían de ello… y probablemente la humanidad progresaría más.
  • Grandes recursos públicos destinados a investigación y desarrollo. En nomenclatura técnica, en TRLs bajos (Technology readiness levels) y con escasísimo retorno para la sociedad.
    • dónde TRL1 es investigación básica, TRL2 Formulación de la tecnología,  TRL 3: Investigación aplicada… hasta TRL9 que sería la aplicación comercial completa.
    • … cuánta de la investigación universitaria acaba en el algo aplicable? ¿Y de los centros tecnológicos?
  •  MindtheByte es una empresa de ‘scientific cloud soutions’ que hace bueno aquello de  “hacerse imprescindible por lo que compartes y no por lo que ocultas”. Tiene iMols, una aplicación web para gestionar sus bibliotecas químicas y la investigación computacional. iMols puede ser utilizada por un solo investigador, pero también es una herramienta de colaboración. Alguien puede inscribirse como administrador de su equipo e invitar a todos sus colaboradores. Todos ustedes serán capaces de comunicarse, compartir computacionales experimentos, los resultados, los proyectos, las moléculas, y bases de datos. Una forma fácil de compartir archivos de moléculas, proteínas y resultados. Puedes trabajar de forma privada con tu equipo y/o compartir parte de tus conocimientos (p.e. librerías) con el resto de la comunidad… Lógicamente la comunidad premia esa generosidad.

4.  Marcas abiertas

  • En el recomendable informe Clean slate brands de TrendsWatching, emerge con fuerza las marcas nuevas, transparentes, abiertas, colaborativas, capaces de captar la confianza de la gente a pesar de no tener prácticamente historia (o quizás gracias a eso). Marcas que han nacido en un mundo en el que la comunicación es bidireccional, participativa y menos reverencial y por tanto pueden conectar con los consumidores de una forma que las marcas más antiguas se sienten incómodas. En Foxize sabemos algo de eso. Competimos con monstruos basados en la economía de la reputación. Pero en muchos casos, esa “herencia” ya no equivale a méritos y garantías, sino a corporativismo e inmovilismo. En este caso interpretamos la “historia” de esa marca, como “lastre” y sinónimo de “antecedentes” -en su sentido más peyorativo-. Ahí emergen casos como Uber, Method (una marca para el cuidado del hogar, con un cuidadoso diseño y respetuosos con el medio ambiente, han superado a los de P&G y Unilever). SmartThings (una empresa que permite al usuario controlar todo lo que le rodea en su vida diaria usando su smartphone), Lockitron, Waze,  TransferWise,…
  • Una entrada interesante es la de Jon Saez en ‘7 casos prácticos de marca abierta’. En la que el autor identifica casos en los que se co-crean de forma voluntaria elementos  de una marca, bien sean elementos simbólicos (estética, anuncios etc.) o el producto-servicio.. Ahí están los casos de M-Store de Moritz, ‘Whrere is the Limit’, Orbea, Canonistas, entre otras.

5. Permeabilizar la organización

  • Permeabilizar la organización. Una organización construida a base de contratos indefinidos, blindados vía convenios colectivos está condenada. La velocidad de su decadencia solo depende del sector en qué opera y el nivel de regulación de su mercado. La premisa es clara: los instrumentos “garantistas” solo producen sensación de confort y conformismo. Atrofian el instinto de supervivencia, la iniciativa, la competitividad,..
  • La comunidad activa es tu nuevo equipo. Se busca aprovechar las multitudes, los colectivos, las comunidades y cooperativas para co-crear, co-diseñar, co-financiar , co-propiedad , co-construir , co-distribuir , co-vender y co-beneficios y co–prosperan. El reto de la organización abierta, adaptándose a la tercera oleada de la digitalización, no se  construye a base de contratos, se construye a base de implicación y compromiso de las partes. No es de estructuras rígidas, sino flexibles. Rapidez de decisión y ejecución. Sin seducción mutua, no hay compromiso. Cuanto más intensivo sea en capital intelectual, mayor debe ser la apuesta en esta dirección.
  • Construir relaciones informales, basadas en la confianza, que permitan el intercambio interesado de experiencias, conocimientos o habilidades. Sea en forma de consejos o comentarios. En una especie de trueque emocional donde no es necesario contrato, ni transacción económica… aunque sí se realiza intercambio de valor.

Compártelo...:

Publicado en Economía colaborativa, Era de la colaboración | Etiquetado , | Deja un comentario

La transformación, también digital, de las organizaciones

El cambio es algo constante en el entorno empresarial. A pesar de la premisa, a las organizaciones les siguen costando adaptarse a esa evolución. Además, el cambio no es constante, ni lineal. Cuanto más significativo es el impacto de la tecnología en todos los ámbitos de nuestra vida y mayor el efecto de la digitalización, más se acelera.

La transformación (digital) provoca angustia en las organizaciones y en los profesionales. Con razón o sin ella, la bandera de la transformación digital provoca reacciones diversas: miedo, incomprensión, fundamentalismo, esceptiscismo,… Identificar el problema (reto) es el primer paso para solucionarlo (superarlo).

cambiando-la-cultura-organizacionalLas organizaciones pueden abordarlo de muchas maneras. Se han escrito infinidad de reflexiones, manuales y ensayos sobre cómo hacerlo. No hay receta única y sí un enorme “depende”. De entrada, si tuviera que sugerir diez ideas a priorizar ante un proceso de transformación digital, serían éstas:

  1. La digitalización es un proceso de transformación. De arriba-abajo, pero también de abajo-arriba. Imprescindible que esté en la agenda de temas estratégicos de la dirección general
  2. Cultura y fuego lento. La pinza que ejerce la cultura corporativa (recordemos las palabras de Drucker “la cultura se come la estrategia para desayunar”) y la necesidad cortoplacista de desarrollar el negocio, fuerzan muchos errores. Los cambios cosméticos son fáciles de implantar, pero transformar una organización exige cambiar la cultura, empezando y acabando en las personas. Eso requiere paciencia y fuego lento. La buena noticia es que la estrategia se puede copiar, pero la cultura es imposible.
  3. Proceso e iteraciones. Hay que estructurarlo y planificarlo para el despliegue operativo, pero no es un ‘plan’ es un ‘proceso’. Con más iteraciones que etapas. Con personas erigidas como nodos, conexiones y aprendizajes continuos
  4. Formación, conocimientos/habilidades y criterio. Para iniciar el viaje de la transformación (digital) es preciso evaluar y actualizar los conocimientos y habilidades. El primer objetivo es que el equipo pierda el miedo, se sienta con más confianza. Inmediatamente después, que aprenda a tener criterio, saber qué quiere y para qué. Esto solo se aprende, practicándolo.
  5. Flexibilidad. El movimiento, la adaptación, son esenciales para transformarse. La flexibilidad técnica, operativa y organizacional son obligatorias. Es tan importante tener una buena aproximación al mercado, como tener una arquitectura de sistemas adecuada. Tan importante es integrar los formularios de leads de la web, como los repositorios de información corporativos.
  6. Construir relaciones rentables a largo plazo ya solo es posible con una gestión integrada de los puntos de contacto y de relación con el cliente. Inteligencia (sobre los clientes) y compromiso (con ellos) a partes iguales.
  7. Transformar amenazas en oportunidades. Piensa en cómo pueden cargarse tu actual modelo de ingresos. Empieza a evolucionar tu modelo de negocio a ese nuevo escenario. ¿Qué parte de tus ventas provienen de productos/servicios digitales?
  8. Tecnología, sí pero... Es importante, pero no la prioridad. No es importante incorporar una tecnología, es importante cómo la aprovechas 360º. Para transformar esas amenazas en oportunidades.
  9. Abierto o no. Cuánto más miedo tengas a abrir a tus “propiedades intelectuales” de tu organización, más expuesto estás. Los negocios que dependen del marco regulatorio, tienen que hacer números sobre qué les sale más barato: seguir fichando ex Ministros o altos cargos de las AAPP, además de mantener el negocio de la abogacía, o repensar su modelo de negocio.
  10. Construir un ecosistema digital. Desarrollar la permeabilidad y el criterio para colaborar con compañeros de viaje, fijos o puntuales, grandes o pequeños.

Si te apetece profundizar sobre el tema, mira ‘Ocho informes sobre digitalización para enviarle a tu jefe’.

Compártelo...:

Publicado en Transformación digital | Etiquetado , , | 2 comentarios

Incubadoras y aceleradoras ¿Productividad, especulación o burbuja?

postLa aparición de incubadoras y aceleradoras ya no es noticia. La noticia es que solo el 4% de las startups españolas duran más de cinco años. La primera reflexión, bastante consensuada con el sector, es que faltan buenos proyectos. Una situación que provocará una dura competencia por captar proyectos interesantes.

Al ecosistema emprendedor no le falta de nada. No me atrevo a cuestionar el show business emprendedor, porque es necesario. Otra cosa, en la  que no hay consenso, es que falta mayor confianza en los proyectos de aquí. Empezando por los propios inversores.

El espacio de incubadoras y aceleradoras se ha expandido. El mapa del ecosistema emprendedor es tan amplio como complejo. Proliferación de iniciativas con filosofía, objetivos y enfoque radicalmente diferentes, que luchan por la relevancia, la diferenciación y  asegurarse el famoso deal flow.

La exuberancia del ecosistema tiene sus pegas. Desde el sector se comenta -con la boca pequeña- el temor de estar en una burbuja. Desde el lado emprendedor, tanta propuesta puede generar cierta angustia, pérdida de foco y de tiempo. El fenómeno de compatibilizar varios programas ya no es una rareza. Algunas conexiones entre programas son formales, otras, simplemente suceden por iniciativa del emprendedor. Alguien que se siente solo y busca ayuda, pero como con los médicos, a veces más opiniones, más diagnósticos, -a veces contradictorios- no siempre facilitan la tarea.

Para los emprendedores, cuanto más claro identifiquen y prioricen lo que necesitan, y elijan con criterio, mejor. Dos pasos importantes: tener a mano una lista de los aspectos claros a valorar (recomendable ‘Aceleradoras de startups en España, ¿cuál es la mejor?’), pero también conocer la naturaleza y la tipología de la aceleradoras, porque de ahí se desprende muy claramente su filosofía y potencial acompañamiento.

Sector público (o pseudo-público): Vinculadas a ayuntamientos, donde ya hay mucho hecho y no siempre con acierto. Algunas apuestas pioneras siguen siendo referencia (Barcelona Activa), otras han sabido evolucionar y construir buenas referencias territoriales (TecnoCampus). La mayoría de las iniciativas públicas locales, salvo honrosas excepciones de especialización o masa crítica suficiente, están condenadas a tener un rol puramente de orientador y/o concentrarse en proyectos emprendedores poco sofisticados (abrir una tienda o una peluquería también es interesante y necesario). Destacable el esfuerzo de Start-up Catalonia que está aprendiendo sobre la marcha (Start-up Catalonia segundo intento)

Universidades. Son los últimos en aparecer y salvo honrosas excepciones, han despertado tarde y con lentitud… A favor tienen la masa crítica de talento. En contra, les falta flexibilidad, rapidez, criterio startup y superar su empanada “académica”. Es uno de los grandes ámbitos de mejora

Empresa privada. Cuando parece que ya está todo el mundo y todo está inventando, nacen nuevas iniciativas de alto impacto y potencial (p.e Conector), que vienen a demostrar que siempre hay espacio para gente con iniciativa y con ganas de invertir. Algunos critican su oportunismo (he escuchado adjetivos como “especuladores”). Mientras algunas iniciativas se pelean por captar buenos proyectos, Conector se permite el lujo de escoger los mejores proyectos. Especulación no, oferta y demanda.

Entidades privadas. Fundaciones, asociaciones de inversores privados… una lista interminable, que no para de crecer y evolucionar. De todos los gustos y sabores. Nacionales o internacionales. Hay numerosas referencias globales como Keiretsu o Founder Institute ,…. otras locales, entre las que destacaría Seedrocket. Primera aceleradora que nació en España para startups TIC en fase inicial : 2000 proyectos analizados, 11 campus por las que han pasado 120 startups, 47 startups han pasado por la aceleradora, 32 mentores, 6 investor´s day, 78% de los proyectos acelerados han recibido inversión, levantando 20,3 millones de euros

Proyectos de responsabilidad social corporativa. Tradicionalmente han sido de los grandes animadores (p.e. Caixa Capital Risc) o últimamente Lanzadera, el proyecto de Mercadona, con una propuesta de valor muy agresiva para la competencia, pero muy interesante para los emprendedores beneficiados. Alojamiento gratuito y financiación blandísima. Hasta 200 mil euros, sin aval, sin equity y ‘sin intereses’. ¿Alguien da más?

Corporativas: finalmente el signo de madurez del ecosistema emprendedor la demuestran las iniciativas vinculadas a empresas (servicios, industria o banca) que han visto en el apoyo a startups una oportunidad de negocio. Un par de ejemplos radicalmente distintos:

  • Ogilvy Upcelerator: proyecto pionero de la multinacional y su apuesta por las apps. Servicios a cambio de equity… y un acuerdo futuro de compra de servicios de las statups a Ogilvy.
  • Finanzas: Banc de Sabadell y su programa de aceleración BStartup10 integrado en su estrategia normal de negocio, con 70 oficinas especializadas y un programa de aceleración. Cada edición apoyan 10 proyectos, con una aportación de 100.000€ (de los que 30.000€ son en asesoramiento y el resto dinero). Suelen quedarse entre 5% y el 15% del capital social de la startup.

Industria.

  • Fluidra  grupo multinacional de soluciones para la conservación, conducción, tratamiento y disfrute del agua que ofrece mentorización, asesoramiento y posibilidad de inversión en proyectos ‘relacionados con el agua’, a cambio de equity.

Corporativas-Públicas: es una combinación un tanto extraña que solo se puede permitir grupos empresariales multinacionales…

  • Wayra que inició operaciones en abril 2011 y que hoy cuenta con 14 academias repartidas por todo el mundo. Uno de los programas más potentes. Duración de inferior a un año. Ofrecen financiación (entre 30 y 70.000 $), ayuda en la gestión, formación (especialistas externos), acompañamiento tecnológico, acceso al catálogo o a los clientes de Telefónica y un espacio de trabajo. Su histórico respecto al índice de supervivencia y rondas de financiación es bueno

Multi-corporativas: la consolidación implica mayor conexión con la industria. Parece lógico y  más eficiente la especialización de la incubadora/aceleradora en un sector determinado que ofrezca mayor masa crítica de startups, de mentores especializados e industrias interesadas en invertir, desarrollar y acompañar.

  • Reimagine-Food: se define como un ecosistema de creación y captación de diferentes iniciativas encaminadas a repensar el mundo de la alimentación, la industria agroalimentaria, la cocina y la manera en la que solucionamos nuestras necesidades alimentarias en el siglo XXI. Cuenta con un programa de aceleración, Prometheus que ofrece a 20 nuevas empresas cada año un período de tres meses y medio de acompañamiento y Networking con emprendedores de referencia, compañías de alimentos y fuentes de financiación con el fin de impulsar su desarrollo, así como un espacio de trabajo en el centro Reimagine Food.

A la vista de las diferentes iniciativas, la tendencia parece que es:

  1. Especialización en sectores concretos y conexión real con la industria (alimentación, textil? …),
  2. Profesionalización de los equipos gestores
  3. Conexión con otros programas (pre y post) que permita asegurarse un deal flow adecuado, así como la conexión con inversores, ya sean business angels o capital riesgo
  4. Captar e implicar a los buenos mentores. No solo es cuestión de poner el nombre. Es uno de los aspectos que más puede marcar la diferencia.
  5. Y sobre todo, las incubadoras y las aceleradoras deberán explicar mucho mejor su productividad: números de proyectos acompañados, índice de supervivencia, % de proyectos que han conseguido inversión, cuantía de inversión captada, puestos de trabajo creados,..

 

Compártelo...:

Publicado en acelereradoras, Incubadora, start ups, Startup | Etiquetado , , | 2 comentarios