España: se acabó la partida y hay que resetear

Se ha publicado el resultado del Values and Worldviews de la Fundación BBVA que examina las percepciones, actitudes y valores centrales de los ciudadanos, estructurándolo en esfera pública (política, economía), y plano privado (familia, religión, ética). Se realizó entre 15.000 ciudadanos de más de 18 años de una decena de países europeos recogidas entre los meses de noviembre del 2012 y enero del 2013. Las interpretaciones de los diferentes medios son diversas.

Mientras que la propia Fundación BBVA titula “Divergencias y consensos europeos: acuerdo a favor del modelo del Estado de Bienestar y diferencias entre países en el vínculo de los ciudadanos con la esfera pública”, hay algunos de gloriosos. Acabo de leer en Expansión, España el país más anticapitalista, que refiriéndose al estudio resalta que un 74% de los ciudadanos rechaza el capitalismo, mientras que sólo un 11% se siente representado por esta posición. ElMundolo lo tiene claro: ‘Los españoles culpan a los políticos y a los banqueros de la crisis económica

En LaVanguardia, Celeste López afirma que ‘España ya no confía en el sistema’ y entra a comentar que los españoles son los europeos que menos creen en el sistema: ni en los políticos, ni en la justicia, ni en las instituciones religiosas, ni en las empresas, ni en el Gobierno, ni en los bancos, ni en los sindicatos… Mientras, ElEconomista.es concluye con El estado de bienestar social es una prioridad para el 66% de los europeos.

La crisis ha minado por completo la confianza, hasta tal punto que los ciudadanos sólo salvan de la quema a las universidades.

Celeste López lo resume en:

  • Poco informados y aún menos participativos. Poco asociacionismo, escasa participación en la defensa de causas públicas. España sólo destaca por participar en manifestaciones y huelgas a consecuencia de la crisis.
  • Poca afinidad hacia los partidos, los políticos, ni la democracia. A más juventud, menor vínculo con la política
  • Los problemas: el paro y los asuntos económicos
  • Los principales responsables de la crisis: los políticos, los bancos, los gobiernos nacionales, los dirigentes de la UE, las compañías financieras y las agencias de calificación. Los españoles destacan de la media europea por adjudicar mayor responsabilidad en la crisis a las empresas constructoras.
  • Medidas mientras que en el resto de Europa hay empate (39% a 40%) entre los piden recortes vs mantener/aumentar gasto, los españoles quieren que crezca el gasto público en sanidad (78%); en atención a discapacitados (75%), mayores (73%) y parados (69%); en educación (65%) y en investigación científica (62%).
  • Cómo afecta: los españoles son los más afectados y por eso han tenido que reducir el gasto en ocio, alimentación además de ahorrar menos.

Mi conclusión es que falta mucha cultura democrática. Se ha explicado tarde, mal, y siempre de forma excesivamente interesada. Los españoles están confundidos, hay falta madurez y mucha intoxicación informativa. Se apela al Estado del Bienestar, a un mayor intervencionismo del Estado en casi todo, a menos recortes y aumentar los impuestos…. siempre que paguen los demás.

Más allá de la justicia social, me pone los pelos de punta que en España se hable que los ingresos sean igualitarios “aunque eso perjudique a quienes trabajan más”, mientras que en el resto de Europa todos propugnan que las diferencias salariales son “necesarias para incentivar el esfuerzo”. Esta es la triste conclusión. Se ha terminado la partida. Se han cargado el proyecto. Con esta base es imposible construir nada con futuro. Hay que resetear o con este panorama, solo apetece bajarse.

Post relacionados:

Esta entrada fue publicada en esfuerzo, España, Europa, sociedad, Valores y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a España: se acabó la partida y hay que resetear

  1. Ayer con mi mujer veíamos un telediario cualquiera, al azar, y al cabo de un rato nos miramos y en nuestros rostros había un fatalismo o pesimismo grande, compartimos un gesto que quería decir algo como que todo está muy mal. Llevamos una eternidad juntos, recuerdo como leíamos las noticias de los diarios españoles en París, cuando nos conocimos; recuerdo el entusiasmo que nos trajo aquí. Hoy este país da una pena inmensa. Esta roto. No hay nada. Llevas razón en lo de resetear.

  2. Lo más interesante de esto es que si relees a Pío Baroja, a Pla en sus crónicas de la República o a Gerald Brenan en su Laberinto Español, las descripciones sobre los valores asociados al trabajo, la política y eso poso antimeritocrático y entre anarquista y colectivista a la vez que es típica de la conducta local, ya existían. Y que, pese a todo, es algo que recorre con sus diferencias y tonos locales todo lo que va desde el Pirineo a la frontera del Guadiana. Incluso la sensación de fatalismo, no es nueva: es inherente al pensamiento local, permanentemente frustrado, que impera desde el siglo XIX. Yo creo que el único antídoto sobre ello es seguir con la vida y actuar como si no existiese: esencialmente, porque no hay nada tan excepcional en el país, hay otros muchos países aparentemente rotos y bloqueados, con valores sociológicos que no te gustan, etc. etc. Todo se resuelve haciendo, más que hablando. Y, que lo diga yo, tiene algo de narices, pero creo que vale el tratamiento igualmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Additional comments powered by BackType