La audacia tiene un precio

Esto no es un epitafio, sólo un post de impotencia y rabia. De cuando experimentas una situación límite, tienes la solución lo suficientemente cerca para verla, pero demasiado lejos para alcanzarla. Siendo justo, quizás deba empezar por admitir nuestros propios errores. El principal fue iniciar la aventura sin tener toda la inversión necesaria garantizada. Ingenuos, confiábamos resolverlo por el camino, pero ¿quién se iba imaginar lo que posteriormente ha sucedido? Los demás errores, en los

seguir leyendo

Beatificar a un emprendedor y el circo romano

Pido disculpas por adelantado por si alguien se siente ofendido por el uso metafórico del término “beatificación”. Las circunstancias obligan a ser contundente y afilar un poco el sarcasmo. Por tanto la pregunta es ¿Qué te parece si beatificamos a algún emprendedor? O mejor aún, a una emprendedora? Quedará más políticamente correcto. Si eres poco conocedor de la materia religiosa, puedes echar mano de la Wikipedia. Verás que “Un beato es un difunto que mediante

seguir leyendo

Emprender y la ortodoxia bancaria

El pasado viernes asistí a una sesión de “ortodoxia bancaria”. Obligado por las circunstancias tocaba reunión con el director de oficina de nuestra caja. Todavía no lo conocía. Hemos cambiado de oficina recientemente, aunque no de entidad, hartos de la ineptitud del funcionario de la anterior oficina. De entrada reconozco y admito el error de no pisar más a menudo la oficina del banco. Es como lo de acudir al médico sólo cuando no te

seguir leyendo

Crea tu territorio y viaja hacia él

No voy a hablarte de los célebres océanos rojo y azules del W.Chan Kim y Renee Mauborgne. Tan solo quería compartir un aspecto que me apasiona en la vida de las organizaciones y en la vida de la personas. Hay organizaciones, al igual que personas, que no desean cambiar de posición. Prefieren quedarse quietas, inmóviles, para no perder su posición de ventaja que tanto esfuerzo (o no) les ha costado en el pasado. Mira a

seguir leyendo