La arrogancia es cara, la humildad hay que trabajarla

A orillas del Mediterráneo la arrogancia de Mourinho suena rara, estridente, molesta. Anoche, además de una manita se llevó una lección de filosofía. Lo más inteligente que hizo fue admitir la derrota “Nunca tuvimos opción de ganar” y comportarse como un guerrero. Ese porte que tanto gusta en la capital del reino “Cuando te meten cinco goles no puedes llorar”. No hay dolor. En el Gran Madrid esta victoria habrá dolido y mucho. Por inesperada

seguir leyendo

Barcelona vs Madrid, y el ranking de ciudad europea del futuro

En Barcelona hemos pasado de mirarnos el ombligo, a ser híper críticos con los dirigentes municipales. No sólo porque han transformado la ciudad condal en una ciudad insoportablemente amable y atractiva para los turistas pero muy a menudo imposible para sus ciudadanos. La crisis también se ha cebado en la ciudad, las estadísticas municipales no mienten: hay 100.000 desempleados. Aunque sólo dándose un paseo por sus calles, se puede comprobar los rigores y las consecuencias

seguir leyendo

Entre luces y osos

Leo entre sorprendido e indignado que los ayuntamientos de Madrid y Barcelona gastarán más en iluminación navideña, un 15% y un 20% más respectivamente, con el objetivo de hacer frente a las crisis. La justificación es que la iluminación “aumentará las ventas” en un momento de crisis del comercio, que son “uno de los sectores más importantes y más generadores de empleo en las dos ciudades”. Desde luego que hay un interés corporativista. Sólo en

seguir leyendo

Barcelona y Madrid, oportunidades aquí o allí

Aprovechando un hueco en la apretada agenda de compromisos familiares navideños, tomaba un café en la terraza del bar Zurich, con mi buen amigo Antonio Gutiérrez. Él también estaba en Barcelona cumpliendo su cuota de obligaciones familiares navideñas. Todavía no habíamos tenido ocasión de comentar los acontecimientos de las últimas semanas. El contenido de la conversación podía sintetizarse en un par de frases encontradas en la fábula que escribió Adolf Todó (“El gran horizonte”): “Quien

seguir leyendo