Publicidad: contra la autoestima, trabajar sin cobrar y niños soldado

En algún momento las marcas empezarán a dar recomendaciones –honestas y sinceras- para que compres y consumas de forma responsable. Será el momento en el que los hábitos de consumo dejarán de estar menos obsesionados en lo individual, la acumulación o la ostentación y empezaremos a pensar de una forma más colectiva y sostenible. Evidentemente esto no solucionará todos los problemas, pero ya es una buena respuesta a la inequidad y la ineficiencia del mundo.

seguir leyendo

El fin del modelo clásico de agencia de publicidad: el dilema de crear o producir

Desde que escribí ‘Reflexiones sobre el futuro de las agencias’ había una asignatura pendiente, hablar sobre el eterno debate entre crear y producir. El universo digital está forzando una reconversión industrial. Ha quedado definitivamente atrás la gloriosa edad de oro de los márgenes de la agencia. Aquellos tiempos en los que el negocio consistía esencialmente en vender un concepto, idea o campaña, crearla dentro pero externalizar la producción al menor coste posible. El objetivo es

seguir leyendo

Agencias: 10 razones para también ser incubadoras

La entrevista a Eric Johnson (‘How Ignited explores new model innovation a revenue’), fundador y presidente de Ignited, una agencia de Los Angeles, me ha servido como base de desgranar las diez razones por las que una agencia (de publicidad, de servicios de marketing, interactiva,…) debería plantearse muy seriamente incubar proyectos. No se trata de apostar por cualquier tipo de proyectos. Tiene que ver con la tecnología, el marketing y lo retos del “nuevo” consumidor.

seguir leyendo

La vergüenza de llamarse agencia de publicidad

Leo con interés, pero sin sorpresa, el artículo de AdAge ‘When Did ‘Agency’ Become the Thing Nobody Wanted to Be?’ en el que Matthew Creamer hace una tremenda reflexión sobre el movimiento de “negación de ser agencia” que está ocurriendo en EEUU. Hay una poderosa tendencia a escapar de esa etiqueta, incluso de veteranas agencias de publicidad. Seguramente sin ese punto de exageración, pero algo similar ocurre por otras latitudes. Como ironizaba  Matthew Creamer, las

seguir leyendo