Telefónica, recortes de plantilla y populismo

El anuncio que Telefónica quiere recortar el 20% de su plantilla en España ha generado polémica. La bajada de su negocio en España es una buena razón para aligerar parte de los costes que representa una plantilla –sólo en España- de 32.000 empleados, de los que unos 28.000 trabajan en la división de telefonía fija, de donde saldrán gran parte de los 5.600 empleos recortados.

Paralelamente, Telefónica va a proponer a su Junta General de Accionistas aprobar un plan de incentivos para su personal directivo, incluidos sus tres principales ejecutivos, por importe de 450 millones de euros. Este plan, ligado a la evolución de la cotización de Telefónica y el resto de las grandes telecos del mundo, beneficiaría a unos 1.900 directivos

Reducir los costes de estructura me parece lícito. Intentar mantener el nivel de beneficios, cuando el margen baja, también. O motivar a los directivos para que alcancen los objetivos. Éstas son prácticas habituales en empresas que quieren sobrevivir. Otra cosa es luego cómo lo encajas a nivel comunicacional, responsabilidad social corporativa, etc.

Personalmente lo lamento por ZP. Aún recuerdo su último encuentro con los treinta responsables de las grandes empresas de este país “para buscar soluciones para remontar la crisis” y se hablaba de “crear empleo”. Seguramente, César Alierta no oyó esa petición.

Por lo demás, las reacciones no me han sorprendido. Están al nivel que nos merecemos. Empezando por las declaraciones populistas del vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmado un «no estoy de acuerdo. Más claro no se puede ser«.

El ruido generado en la Red, un vez pasado los primeros minutos de impacto, me ha sonado al típico idealismo y buenrollismo. Actitudes airadas, como si cayeran de un guindo, intentando inflamar con proclamas de boicot “que los clientes de la compañía se den de baja y vayan a otro operador”. Ruido en la Red. Telefónica consiguió ser trending topic, unos hastags para la ocasión (#portabilidadmasivaaotracompañía o #estepaissehunde) y los típicos RT a tuits bordados para la ocasión. Sería interesante saber cuántos clientes ha perdido o va a perder Movistar por este episodio…

Me temo que en general la sociedad sigue sin entender de qué va esto. ¿Acaso creen que hay algún operador de telecomunicaciones del mercado español que no haya ajustado sus plantillas, con ERE o sin, con beneficios o sin ellos?

Las empresas tienen unos accionistas que quieren grandes beneficios y un dividendo generoso que llevarse al bolsillo. No confundamos Responsabilidad Social Corporativa, con renunciar alegremente a beneficios. Telefónica no es una telco social, pero tampoco es Lehman Brothers. Es una multinacional que el pasado ejercicio ganó más de 10.000 de euros de forma legal.

Este ruido social me suena extrañamente parecido a la letanía por los recortes en la sanidad pública catalana, antesala del tijerazo que habrá en todas las AAPP una vez se supere la cita electoral del 22 de mayo.

Esto no es una crisis, es un cambio histórico. Nadie está al margen. Incluso el propio Intermón Oxfam tuvo que hacer un ERE con el 18% de su plantilla hace poco más de un mes. Bajan las donaciones, pero sobretodo retrocede la ayuda oficial.

Es lógico que la gente considere el recorte de Telefónica o los recortes de la sanidad pública, como injustos. Incluso que se hable de “provocación” o “ataque” a unos derechos adquiridos. Son las consecuencias de un cambio abrupto y acelerado. La mayoría sufre, y sigue engañada respecto a cuando y cómo remontará. El frame todavía es que el estado del bienestar proveerá. Error, es insostenible y empeorará. Nadie quiere poner el cascabel al gato, para no crear “alarma social” o perder elecciones. Pero hay que decirlo alto y claro, el futuro depende del ajuste, sacrificio y esfuerzo (seguir pedaleando) de hoy.

Mientras esto sucede, algunos políticos, tertulianos y demás especímenes, siguen blandiendo un fundamentalismo social anacrónico y equivocado. Esa no es la vía. En todo caso ese es el camino para llevar –irreversiblemente- nuestra economía a la quiebra. Sólo hay que hacer caso a cualquiera de esos personajes sacados del pasado, como el coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, que anunció que su partido pedirá en el Congreso de los Diputados que Telefónica, vuelva a manos del Estado. O mejor,  “exprópiese” como diría aquel. Hilarante … y preocupante.

Post relacionados:

  • No Related Posts
Esta entrada fue publicada en Sin categoría, Telco social, Telefónica y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Telefónica, recortes de plantilla y populismo

  1. Isabel dijo:

    Expresión perfecta: «fundamentalismo social anacrónico y equivocado». No hay manera de que se entienda y tocar el tema es enemistarse con todo el mundo. Yo es que debo de ser especialista en «hacer amigos».

    Y lo que peor llevo es lo de los tertulianos de todo a cien. Se agradece escuchar la cruda realidad.

    Un saludo

  2. Jaime Cuesta dijo:

    Muy acertada visión. Las empresas no son ONG, ni falta que les hace…

  3. juan dijo:

    En el momento en que se paga el adsl más caro de Europa, sigue habiendo un monopolio de facto, etc etc, yo quiero que el ERE sea a x días por año, si hay beneficios no puede ser 20, pero nada de ir pagando a nadie toda la vida desde los 52, porque de todos los que están así de ERES anteriores son pagables porque seguimos con los mayores precios de telefonía del mundo occidental.
    Por otra parte, no acabo de entender porque tiene que subir el multiplicador entre la retribución media de ejecutivos y la de empleados continuamente, Telefónica creció e hizo la primera expansión por Lationamérica con sueldos de los ejecutivos que tenían un multiplicador bajo respecto al de los trabajadores.
    Algo con recibos domiciliados y clientes ya hechos decadas atrás, y los nuevos son de compañías compradas que a su vez eran lo mismo que Telefónica en sus países no creo que haya que ser supergenios para no descalabrarlo.
    Ahora sí, en mi opinión más que el 20% sobra el 80%, muchos ahí no solo para no hacer nada, sino para bloquear a quien quiere hacer algo, o bien internamente o bien start-ups.

    • hola Juan,

      que estemos pagando el ADSL más caro de Europa es culpa de Telefónica? que prácticamente sea un monopolio de facto, también? En todo caso la responsabilidad habrá sido de Gobierno de turno, no crees?

      No sé si son supergenios o no. Soy cliente de Movistar, pero no soy un fan (ni de lejos). Es más, durante tiempo fui competidor. O sea que simpatías, las justas. Coincido en una posición semi-monopolística de partida, aunque algo bien habrán hecho. Si fuera así de «fácil» a Telecom Italia, France Telecom o D.Telekom les habría ido mejor incluso que a Telefónica…

      Puedo coincidir contigo en que seguramente sobran más del 20%… pero imagínate si plantearan un 50% 😉

      En cualquier caso, imagino que los empleados de Telefónica no están condenados a permanecer en la empresa y en cualquier momento pueden salir. Si no dimiten, por algo será… Es un problema de la falta de cultura emprendedora, no de Telefónica

  4. Brais dijo:

    Siento discrepar esta vez con tu opinión.

    Lo que tú denominas como lícito (reajuste de plantilla, mantenimiento de los beneficios cuando el margen o el volumen de negocio baja) para mi son unas reglas de lo menos lícitas.

    Y lo peor de todo es que nadie me ha preguntado si me gustan estas reglas, si realmente este es el camino que quiero seguir como sociedad. No nos engañemos, parte de este plan de prejuvilaciones saldrá de las arcas de la seguridad social.

    ¿Es lícito? con estas reglas de juego sí, ¿es ético? desde luego que no. Se nos pide ajustes y sacrificios a todos y estoy de acuerdo, no son tiempos para la opulencia y el despilfarro. Pero ya es hora de exigir lo mismo al capital, porque si todos vamos en el mismo barcos las normas deben ser iguales.

    Tal vez en este ciclo económico los beneficios no pueden ser los mismos que en años de bonanza. Es algo de sentido común a todos los niveles menos cuando hablamos de economía de mercado. Ahí la sinrazón es la que impera y la avaricia la que marca el paso.

    Por otro lado también estoy harto de los populistas de bolsillo o de los utópicos de todo a cien. Seamos realistas y consecuentes. Estas reglas no sirven y lo único que crean son mayores desigualdades y ahora es el momento de reescribirlas. Hay que decir basta, por mi parte se ha acabado ese respeto casi servil de que una empresa es libre para hacer lo que quiera. No, a mi eso ahora no me vale porque he visto las consecuencias del libremercado y no quiero volver a sufrirlas.

    Por cierto, me gusta mucho tu blog y escribes cosas muy interesantes

    • Hola Brais,

      Parece que finalmente el Gobierno encarecerá las condiciones de las prejubilaciones en las grandes empresas rentables. Buena noticia para todos los contribuyentes.

      Respecto a la cuestión ética, quizás convendría poner al sector financiero en el nº1 de la lista. Con lo que ha pasado, me sorprende que la gente no se dedique a quemar sucursales bancarias. Increíble, pero no pasa nada ¿Sumisión? ¿Pasotismo?

      Desde luego este no es un mundo perfecto y nuestra sociedad parece más desmovilizada que nunca. En teoría sólo se puede cambiar la situación desde la política, pero no veo demasiado interés para hacerlo. Ni a los que están en el poder, ni a los que con su voto pueden cambiar las cosas.

      El sistema, el establishment, es el que manda. Y seguirá haciéndolo durante mucho tiempo, porque me temo que no hay alternativa. La única aspiración realista es que los que gobiernan gestionen correctamente, que la Administración se entrometa lo mínimo y que una nueva generación de emprendedores/empresarios sean capaces de desarrollar proyectos más sociales, más éticos, económicamente sostenibles que sean alternativa real a los más avariciosos…

  5. Hola Albert, en primer lugar dejame felicitarte por tu blog, los contenidos son muy buenos y siempre que puedo me paso por aquí.
    Por lo demás… No voy a discutir temas de ortodoxia, esta claro que Telefonica puede hacer con sus beneficios, con sus empleados y con los bonos a sus directivos lo que le venga en gana, pero por favor, en una situación como la actual, con la que está cayendo (no entremos en detalle), leer este tipo de noticias a mi me revuelven las tripas. Es un tema mas de sentimiento, solidaridad, ética y compromiso y no de ratios, beneficios, márgenes DIBDA, OPCF, etc. Que quieres que te diga, me duele leer que Telefonica gana 10.000 millones de Euros (un 30% mas que en 2009) y al mismo tiempo quiera despedir a 6.000 empleados porque la compañía «no pasa por sus mejores momentos». Es de risa. En el blogsalmon también se esta generando un debate interesante (http://www.elblogsalmon.com/empresas/telefonica-y-sus-despidos-algunos-datos-que-quiza-no-conozcas-y-que-justifican-estas-medidas), mientras unos justifican las acciones desde un punto de vista puramente empresarial, otros, con los que me siento mucho mas cercano, hablan del origen privilegiado – monopolístico de la operadora (en el que se sustenta tan parte de su magnitud actual, sin negar habilidades a sus directivos desde luego), etc. Uno, con bastante tino comenta la falta de compromiso de las grandes empresas, si con los beneficios que tienen no dan trabajo a los de aquí con lo jodidos que estamos, apaga y vámonos. ¿Populismo? no sé, o llámalo como quieras… Me gusta cuando dices que «el futuro depende del ajuste, del sacrificio y del esfuerzo de hoy», pero añado yo: empezando por los poderosos, ¿no? Si las empresas se dedican a despedir a sus trabajadores para ahorrar costes, llegará un momento en el que simplemente no habrá consumidores para sus productos. Para acabar, mirate por favor los twits de Marcos de Quinto, Presidente de Coca Cola España, ha sido sin duda una grata sorpresa: «Hay quienes hacen dinero AQUI con tarifas altas y lo revierten fuera con bajas. Luego sacrifican el empleo del lugar que les da el cash». «Aunque sea perfectamente legal no todo vale en la vida. Un poco de patriotismo, por favor. O un poco de «por favor» patriótico» (http://twitter.com/#!/TITONET/status/60234918319489025). A eso me refiero, no a los fríos números.
    Un saludo muy cordial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.