Preocupante bajo nivel en marketing moderno

Antes que nada, disculparme si este post puede ofender la sensibilidad de alguien. Lo digo abiertamente, con franqueza, sabedor que no soy –ni pretendo ser- un intelectual, ni un gurú del marketing, sólo un “empresario y profesional del marketing”.

No tengo ningún motivo para sacar pecho por nada en concreto. Soy un culo de mal asiento…y además especial. Sé lo que quiero y especialmente lo que no quiero. Por mi curriculum me podrían llamar “Albert el breve” o “el inquieto”. Algo que no solo es cierto, sino que además es verdad. Pero no estoy escribiendo este post para auto flagelarme públicamente, cambiemos la perspectiva del asunto.

Una de las grandes ventajas de haber conocido tantas experiencias, empresas, estilos de gestión y proyectos de todos los sectores imaginables, es que mi campo de referencias es muy amplio. Las cosas como son. Si a esto le añadimos un número respetable de errores y cicatrices varias, siempre alrededor del marketing, comunicación y nuevos medios… mi expertise es más bien completito.

La docencia (y el contacto con alumnos y otros docentes) también es una buena forma de disciplinar conocimientos, de recoger información, documentar casos e investigar.

El blogging no supone más que llevar eso un paso más adelante. Obligarse a escribir algo mínimamente inteligente e inteligible de vez en cuando, no es tarea fácil.

De todo esto, que se retroalimenta entre si, saco en claro una obligación consciente o inconsciente de ordenar conocimientos y experiencias. Con una conclusión que ya he contrastado con otros profesionales: certifico que el nivel general de corpus de conocimiento sobre marketing moderno -en España- es regular tirando a malo.

Faltan perfiles con conocimientos más integrales y transversales. El que encuentras que sabe de marketing de gran consumo patina en temas digitales. El gran chamán de temas digitales no le hables de conceptos como marca, posicionamiento o segmentación. Al publicitario no lo enredes con nada que huela a negocio. Si hablas de inteligencia de clientes te ponen cara de póker…Y así sucesivamente.

Y es que lo habitual, es seguir tomando los clásicos de Kotler como la única verdad o simplemente se van al otro extremo, donde todo empieza y acaba en Internet. O nos quedamos en medio, donde ni se es capaz de pensar y estructurar en términos mínimamente estratégicos o cuando te hablan de posicionamiento orgánico, lo confundes con una variante ecológica del marketing.

Ahora en serio, se echa en falta un corpus mínimo de conocimiento. Un déficit que a juzgar por los alumnos que voy conociendo año tras año, la universidad sigue sin remediar.

Pero no seamos ilusos, hay pocas empresas (nacionales o internacionales) donde se puede aprender la metodología, técnica y práctica del marketing moderno.

Esto es algo que, hoy en día, sólo se puede aprender si te apasiona la materia, con una decidida actitud, aptitud y a base de consolidar experiencias profesionales, proveerse de formación especializada y con un notabilísimo esfuerzo autodidacta por seguir aprendiendo eternamente.

Porque pocas cosas hay más cambiantes y más difíciles, que el puñetero marketing… y eso es preocupante.

Post relacionados:

  • No Related Posts
Esta entrada fue publicada en formación, marketing, marketing 2.0. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Preocupante bajo nivel en marketing moderno

  1. Jordi Bufí dijo:

    Ayer salió este mismo tema en Iniciador Barcelona (el evento giraba en torno a la publicidad online) y la conclusión a la que me pareció que se llegaba es que tendremos que esperar a las nuevas generaciones para tener buenos profesionales que hayan mamado internet desde pequeños y hayan, además, estudiado a fondo la materia.

    Supongo que durante el día de hoy se colgará el vídeo del evento por si quieres echarle un ojo.

  2. JClotet dijo:

    Albert,

    80% de acuerdo con tu post, hace unos meses me refería a este tema desde otra perspectiva te dejo aquí el enlace, creo que complementa tu reflexión.

    http://clotet.wordpress.com/2008/02/04/saben-mas-de-marketing-los-tecnicos/

    En lo que no estoy de acuerdo es en que el Marketing cambie 🙂 el concepto en su raíz es el mismo «el cliente en el centro de la estrategia de negocio» y, para adaptarse al cambio, sobre todo, observar y escuchar.

    Jaume

  3. Eduard dijo:

    Aquí tens una gran oportunitat, doncs, no? 😉

  4. Albert Garcia Pujadas dijo:

    #jordi,

    ayer lo comentaba con una directiva y llegamos a la conclusión de que no es un problema de «edad», sino de «actitud»..

    lo de las generaciones futuras es seguro, porque como no lo incorporen tendrán que dedicarse a profesiones que no tengan nada que ver con «negocio»

    pd. por cierto, tengo pendiente un Iniciador… pero que no me coincida con viajes o clases 😉

  5. Albert Garcia Pujadas dijo:

    #jaume,

    de acuerdo contigo que la esencia no cambia…. y seguramente eso lo hace más complejo.

    Se pretende seguir aplicando recetas, herramientas, prácticas «antiguas» que resultan desfasadas e ineficaces… y luego pasa lo que pasa

  6. Albert Garcia Pujadas dijo:

    #eduard,

    puede ser una oportunidad, pero todo sería más fácil si el nivel fuera superior. Pocas cosas erosionan tanto como la pedagogía de mercado.

    Ocurrió con el marketing directo y cuando todavía había gente que no sabía qué era, vino internet 1.0 y «complicó» el asunto. Y luego la 2.0… en fin

  7. Eduard dijo:

    Al marge d’un origen anticuat en la formació (carreres universitàries unidisciplinars, per exemple)també hi ha una falta d’interès empresarial i personal en la formació continuada i multidisciplinar. Jo sóc llicenciat en Història de l’Art, no tenia ni idea de negocis, d’economia o marketing i comunicació quan vaig acabar la carrera(1985)i la paraula «client» em feia repelús. Però quan vaig començar a treballar em vaig adonar que si no em passava el dia llegint, estudiant, interessant-me per tot el que em sonava a xino, acabaria venent quadres en un recó de la Plaça del Pi. I quan vaig entrar al món internet (1995), ya ni te digo. També hi ha un altre tema: procurar seguir què fa la generació posterior a la teva, com es mou, què pensa, què li agrada i com es comunica. És tan simple (i a la vegada tan complicat) com ser obert, interessat i atent, ja siguis empresa o particular. Aquest tema dóna per molt i des del meu punt de vista s’ha d’abordar d’una manera institucional(governs i entitats empresarials diverses) per educar la societat en la necessitat de la multidisciplinarietat per a ser competitius.

  8. James dijo:

    Hola Albert,

    Esta claro que la transparencia esta a la orden del día como profesional del marketing, pero como miembro del equipo docente, pienso que es debatible, desde el punto de vista del alumno por lo menos.

    Entiendo que con este post estas sacando a la luz un fallo en el ‘sistema’. Pero, aún con esa excusa, no se si se puede llamar a un tonto “tonto” – a su cara, claro. Ver el lado constructivo de este post requiere saber aceptar debilidades y defectos para trabajar en ellos y mejorarlos.

    Para ser sincero, aunque mi reacción inicial fue algo de frustración – inevitablemente me lo tome algo personalmente – pues por otro lado no puedo dejar de pensar que tienes toda la razón. Pero también hay que mirar la muestra en la cual te basas para formar parte de tu argumentación: para algo nos hemos apuntado a este curso, sino estaríamos gestionando menéame o softonic.

    Quiero pensar que si la interactividad hoy en día en clase es bastante limitada, no es tan grave. Sabemos que vamos por buen camino, y con una buena actitud, nos pondremos rápidamente al día. Ahora si, para los que vienen detrás, pues como he dicho antes, has sacado a la luz un fallo para el cual algo se tiene que hacer ya que el marketing moderno evoluciona más rápido que las instituciones que lo enseñan.

    Nos vemos luego,

    James

  9. Albert Garcia Pujadas dijo:

    #james,

    Desde luego me refería al sistema (es un problema endémico y «estructural») y al mercado en general. Y pensando especialmente en el entorno profesional.

    Como anécdota te diré que ayer tuvimos claustro de profesores y en algo que coincidimos todos los que hemos tenido contacto con el grupo actual, es que apreciábamos más nivel que en anteriores grupos (sea por un cambio de perfil y por maduración del mercado)…

    Nuestro reto es mejorarlo en todos los sentidos (tarea nada sencilla) y te aseguro que en el proceso nosotros aprendemos, y mucho.

    Insisto que la idea que hay detrás de esta reflexión es que esto va muy rápido y que el marketing es una «profesión» compleja y cada vez más exigente.

    Todos tenemos que ponernos las pilas para no perder el tren. Insisto, todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.