Guerra de dispositivos en la nueva TV

Para muchos la guerra definitiva, para otros una batalla más. Lo cierto es que el panorama bélico de dispositivos que integran Internet en la televisión se recrudece.

Está a punto de desatarse la tormenta perfecta, porque además de estos “nuevos” jugadores, las plataformas de Google TV, Apple TV o Boxee Box que ponen en el mercado servicios de televisión pensados para navegar en la red, están los fabricantes de electrónica de consumo “de siempre”, cada uno con sus propuestas y aproximaciones. Ahí están los Blusens (BlusensTV), Sony Internet TV, Samsung, etc. A los que se les unen también los tradicionales fabricantes de periféricos informáticos. Ilustres conocidos que se sumaran a la oferta reciente de los Logitech Revue (Logitech Revu, con Google TV, saltará a la escena la próxima semana) o Conceptronic (YuiXX).

Nadie quiere quedarse fuera. Ayer mismo, Vodafone anunciaba el nuevo servicio “Internet TV” que integra la televisión y la Red en un sólo dispositivo, que saldrá a la venta en noviembre para los clientes de ADSL. El movimiento de Movistar será en breve.

Una amalgama de plataformas, dispositivos, sistemas operativos que tras años de tímidos intentos apuestan fuerte para competir con el broadcast. Una reacción para algunos de nosotros algo tranquilizadora, ahora que ya es de dominio público que la TDT ha sido un engaño oficial. Una millonaria maniobra para retrasar la llegada de Internet a la TV.

Este alud de de nuevos dispositivos y propuestas, buscarán la combinación que convenza al pasivo telespectador del espíritu más proactivo del internauta. Dos universos paralelos que se han entrecruzado en pocos casos (Roku, Tivo,..) pero que responden a una demanda de apertura superior de la tele a la Red. Los más inquietos quieren acceder a los contenidos de YouTube, Dailymotion o Flickr, a las aplicaciones de Facebook o canales de alquiler de películas y series como Netflix y Amazon VoD.

Google TV (incorporado a Sony o a Logitech Reveu) o Apple TV tienen la ventaja de convertirse en los grandes agitadores del mercado. A todo esto quedan dos incógnitas trascendentales por resolver. Una es la oferta de contenidos. Hace falta ver quien se aliará con quién. Qué nuevos actores en la industria de contenidos aparecerán –espero anunciar gran proyecto en breve- y cómo observa la industria publicitaria esta tormenta perfecta.

A juzgar por la opinión de sus líderes, la industria publicitaria sigue dando una larga y muy rentable vida, a la tele de toda la vida (ver ‘The return of advertising- The box Rocks’). De hecho, a medida que el mercado recupera la inversión publicitaria, se ven emerger dos claros ganadores: Internet y la televisión. Juntos, pero no revueltos. Cada uno con su rol. Al menos de momento. El poder de monopolizar la atención y concentrar audiencia concurrente sigue siendo cosa de la tele. Hay que reconocer que a la industria publicitaria no le va nada prolongar la vida a la versión tonta de la caja. A la industria de creación de contenidos la situación ha cambiado de signo, los propietarios de la ventanas compran menos y pagan peor. Veremos qué sucede… y cuando.

Post relacionados:

Esta entrada fue publicada en Google TV, Industria audiovisual, Industria digital, internet TV, inversión publicitaria, TV, TV online, web TV y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Guerra de dispositivos en la nueva TV

  1. Pingback: Tweets that mention Guerra de dispositivos en la nueva TV | Albert Garcia Pujadas | qtorb -- Topsy.com

  2. Mercè dijo:

    Estoy de acuerdo contigo, la TDT nació muerta, pero con ello se ha ganado más tiempo y las cadenas de televisión son las primeras que son conscientes de ello (no creamos que no lo saben, no están ciegas), aunque muchas (las cadenas americanas) están tratando de boicotear proyectos como Google TV, para nuevamente ganar más tiempo y no perder el control. La guerra está en quién tiene los contenidos, los buenos claro, que para mí es el caballo de batalla.
    Me gusta el vídeo porque refleja muy bien lo que ya está pasando en muchos hogares y pasará cada vez más. Y lo de llevar Internet al salón está claro; las nuevas televisiones ya tienen conexión a Internet y tampoco resulta tan difícil conectar el portátil a la tele, o un media center… Nunca se vieron tantos contenidos audiovisuales como ahora, Internet incluso lo ha potenciado, pero cambia la manera de verlos: se acabarán las parrillas de programación, exceptuando eventos en directo, y el espectador tendrá mayor poder en cuanto a qué quiere ver y cuándo lo quiere ver. Esto ya está pasando con los “más inquietos”. Pero como todo cambio de modelo surgen miedos, dudas y exige su tiempo de adaptación. Encontrar el famoso modelo de negocio que haga rentable la compra de buenos contenidos y su difusión. ¿Podrá la publicidad mantener el nuevo modelo de negocio?¿Cuántos nuevos actores querrán su parte del pastel (y ahora estoy pensando en las empresas de telecomunicaciones p.e.)? Sí, veremos qué sucede… Un saludo

    • Hola Mercè,

      creo que una de las grandes incógnitas es acerca del ‘modelo de negocio’, pero para que cambie se tiene que desbloquear el tapón que ejercen las concesiones político-administrativas y los intereses de la industria publicitaria. Allí sigue estando la clave…

      saludos,

  3. Y en alguna de esas plataformas, o en varias, habrá un dispositivo como Mirotele para navegar el mar infinito de los contenidos.

  4. Pingback: Twitter corner nº10 | Cerkdti: El blog de Christian Palau

  5. Pingback: ¡Papá, no compres magdalenas, compra galletas! | Gentebakat's Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Additional comments powered by BackType