Volver a ilusionarse profesionalmente

Tengo una amiga que es un tesoro. Ha sido protagonista involuntaria de algunos de mis post. Está entre desilusionada, confusa, asustada y bastante cabreada… y sobre todo está en el paro. Hoy es mi musa. Su caso me parece un buen punto de partida –citando a Jeremy Rifkin– para ilustrar que el “trabajo” como tradicionalmente lo entendíamos, ha entrado en una permanente decadencia. Lo cierto es que el grado de exigencia al trabajador moderno es

seguir leyendo