Accidentes digitales

En las últimas semanas he encadenado unos cuantos incidentes con dispositivos electrónicos que han puesto a prueba mi paciencia. Empecé con la reinstalación del sistema operativo del portátil profesional y la misma semana, mi ordenador de sobremesa de casa. A pesar de mi fobia a W.Vista no recomiendo hacer la reinstalación simultánea. El riesgo a que algo se tuerza es evidente. Además, inconsciente de mí, este episodio coincidió en el tiempo con un cambio de

seguir leyendo

Actualizaciones, arma de destrucción masiva

Con escasos días de diferencia acumulo dos experiencias francamente negativas. Se trata de problemas derivados de las actualizaciones del firmware. Empezó con una actualización que me “recomendó” Windows Update. En esta ocasión entra la amplia lista había la actualización de los controladores de la tarjeta gráfica Nvidia Geforce 8800 GT. ¿A quién no le gusta estar a la última con todo súper actualizado? Así lo hice. ¿Resultado? que me ha acabado obligando a deshabilitar el

seguir leyendo

La odisea de comprar una portátil Asus en FNAC

Comprar un ordenador se ha convertido en una interesante carrera de obstáculos. Además de ser rehenes, obligados del Windows Vista (la opción linuxera todavía no es compatible…), ahora también tienes problemas con el hardware y el punto de venta. Qué comprar y dónde hacerlo, nunca fue fácil. Hoy todavía menos. El mercado anda revuelto. La aparición de los notebooks ha venido a distorsionar y a liar un mercado que anda a cuchillo. Las ofertas hiper

seguir leyendo

Entre el show business y la experiencia de cliente

Ayer tuve la ocasión de conocer una empresa de servicios tecnológicos profesionales. Están en un proceso de reposicionamiento de la compañía. Planteaban que su gran problema (y reto), no era su capacidad para producir el servicio, sino su capacidad para trasladar esa nueva idea de compañía al mercado. Coincidíamos que el reto no era sólo de comunicación. Hablábamos de ser capaces de producir una nueva experiencia de servicio, y eso, además de comunicación precisa de

seguir leyendo