Gana Gaudí ¿quién pierde?

No tengo intención de criticar el reciente viaje de Benedicto XVI a Barcelona. Ni lo seguí en directo por TV ni tampoco he estado especialmente interesado en seguir algunos de los especiales que algunos medios de la Ciudad Condal nos han obsequiado estos últimos días. Que mantenga respeto por el simbolismo y el fervor religioso que levanta entre sus acólitos, no significa que el personaje me genere simpatía, al contrario. No comparto algunas de las

seguir leyendo