Soluciones antiguas: de la Ley Sinde a los parques audiovisuales

Se ha dicho y escrito mucho sobre la ley Sinde. Creo que poco más se puede añadir. Yo no habría votado a favor de la dichosa ley, pero tampoco estoy alineado con los talibanes de Internet que insultan a creadores por el hecho de defender su derecho a cobrar por su trabajo. Algo que me fastidia casi tanto como que se use la palabra ‘libertad’ para reclamar eterna gratuidad de contenidos. Tampoco comparto a aquellos

seguir leyendo