Crisis de un blogger

Después de cuatro años y cerca de mil entradas, pensaba que este momento no llegaría nunca, pero ha llegado: no puedo postear. La situación no tiene nada de especial. Después de meditarlo, parecen claras las razones: Mi agenda se ha encogido peligrosamente, el tiempo escasea. No hay tiempo (ni noches,

seguir leyendo