Razones para seguir creyendo en Internet

Si Internet es libertad ¿Quién teme a Internet? Leyendo el magnífico artículo de Manuel Castells ‘Internetfobia’ he decidido escribir este post que llevaba tiempo incubando.

En un momento en que se cuestiona todo el sistema político, crisis de valores, que se destapan tramas y corruptelas para enriquecerse, para la financiación ilegal de partidos políticos, que se destapan privilegios anacrónicos del poder, toca –de nuevo- poner en valor la Red.

Desde luego ya no tenemos la percepción de Internet de ElDorado o la Tierra Prometida que teníamos algunos pre-históricos digitales. No obstante hoy cuesta imaginarme mi día a día, sin Internet. La Red se ha convertido en enorme caja de resonancia, a veces muro de lamentaciones, en otras, fuente de inspiración y colaboración para interesantes iniciativas ciudadanas.

No todo es blanco o negro, pero yo prefiero ver el vaso medio lleno y aquí van mis 11 razones por las que hoy vuelvo a renovar mis votos hacia Internet.

1. La tecnología no tiene ética, la ética la aportamos nosotros.

2. Internet cuestiona los modelos de negocio antiguos que se refugian en el marco legal

  • La necesaria evolución de conceptos como la propiedad intelectual, la regulación de mercados. Desde los medios de comunicación, hasta las discográficas, pasando por las editoriales o el sector hotelero.
  • El capitalismo basado en relaciones privilegiadas con el Estado, tiene fobia de Internet. Por eso ningunea la Red, la esquiva y se blinda tanto como puede.

3.  Surgen nuevos modelos de negocio y nuevas organizaciones

  • Nuevas formas de organizarse en red, de pensar en términos de experiencia de cliente, de aplicar innovación abierta que alumbran nuevas organizaciones capaces de re-interpretar una categoría de productos o deconstruir una cadena de valor.
  • Organizaciones que han convertido la Red es su sistema nervioso y que son altamente adaptables a la exigencia de la permanente conversación con el mercado.

 4.  Internet es activismo.

  • El modelo político tradicional está en crisis. De la maquinaria electoral clásica, que solo se acuerdan de la Red durante las elecciones, estamos evolucionando hacia un activismo a veces caótico, a veces algo organizado, que es caja de resonancia y amplificador de la presión social
  • La ciudadanía es más crítica y autónoma. Esto representa una amenaza para el modelo cerrado de partidos políticos.
  • La comunidad, participación y la colaboración a veces difunden rumores o multiplicando la visibilidad de celebrities nauseabundas, otras generando un enorme ruido que pone a alarma a abusos del poder (ya sea un coach personal con cargo a dinero público o subvencionar los gintonics del Congreso de los Diputados)

5.  Internet es contrapoder.

  • El modelo político tradicional que sigue en el poder está en crisis (autoridad, jerarquía organizativa, centralización), por eso, sea del color que sea, le preocupa Internet. En los países con regímenes dictatoriales se cesura o directamente se prohíbe. En los regímenes democráticos se intenta “legislar” o sea controlar.
  • En la Red funcionan infinitamente mejor las causas, que los dogmas

 6. En Internet está todo.

  • Resulta difícil imaginarme no encontrar información sobre algo en la Red.
  • Sabemos que acceder a la información no es igual a “conocimiento”, pero es un primer paso. Como siempre exige de un esfuerzo personal, criterio, comprensión, etc. para transformarlo en algo productivo.

 7.  Internet sigue siendo comunicación, relación y sociabilización

  • Quizás nos quejemos de relaciones demasiado superficiales, o que hayamos sido demasiado naïf o talibanes con el dospuntocerismo, pero lo que hay, lo que queda, son unas posibilidades y alcance de comunicación, y relación, que sin internet serían impensables.

8.  El individuo se hace más poderoso

  • La digitalización acelerada de nuestras vidas, nos da una autonomía y unas posibilidades inmensas. Hablo del famoso ‘empoderamiento’ gracias a la democratización de contenidos y herramientas.
  • Aunque es cierto que aprovecharlo exige actitudes (motivación, aprendizaje,..) y las habilidades adecuadas.

 9. Internet permite el milagro de “muchos aportando poco, consiguen mucho”.

  • En todos los ámbitos: el crowfunding, el crowdsourcing, la economía P2P,…

10.  Los malos tienen otras alternativas

  • El ‘Gran Hermano’ existe, no lo dudes. La demostración es que los que buscan anonimato absoluto hayan creado sus propios inframundos. Un ejemplo de esta Internet_profunda, es la Red Tor  (de The Onion Router o TOR), una red de comunicaciones que pone el énfasis en el anonimato de sus integrantes. El mito dice que es refugio para criminales, pero su origen hace más de un década, no fue ese. Justamente lo contrario, nació para proporcionar mayor seguridad a los usuarios. Esta “invisibilidad” ha acabado atrayendo el lado más oscuro, demostrando, una vez más, que la tecnología no tiene ética, y que la ética la aportamos nosotros.

11.  Lo mejor está por venir

  • Internet acelera la transformación tecnológica. Ya sea en una mayor capacidad de procesar información (interesantísimas aplicaciones como la mezcla de ‘ciencia + cloud’ o SciCloud que permite ahorrar coste y tiempo en la investigación farmacológica, química, etc.) , una mayor ubicuidad y wearabilidad (wearable computing, prótesis tecnológicas,..), las posibilidades de la fabricación personal (3D, fabbing, producción low cost,..), …

 Como bien sentencia M.Castells “Temer a internet es temer la libertad”.

Post relacionados:

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Razones para seguir creyendo en Internet

  1. Suit Water dijo:

    Gracias por tan buen sitio
    Saludos desde Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.