El renacimiento de los blogs

Hace poco más de un mes este blog cumplió su 7º aniversario. Casi 1.200 post después, con épocas de post diario y algún mes sin postear, la noticia es que sigue vivo y –lo más importante- con ganas de continuar.

Por ello, toca hacer un poco de reflexión acerca de los blogs. Hace años, con la proliferación de las redes sociales, pronosticaron su decadencia y muerte. Es cierto que ha habido una adaptación. Muchos han caído, otros han nacido, muchos languidecen y algunos (bastantes diría yo) han encontrado la medida para una buena convivencia con otras opciones de comunicación y relación.

¿Por qué sigue teniendo sentido un blog?

  • Permite disciplinar conocimientos y contenidos
  • Porque es profundidad y reflexión
  • Porque es libertad, es tuyo y nadie te lo puede quitar, ni censurar
  • Representa los cimientos de la identidad digital… y de la marca personal
  • Para comunicar tal cual eres, hasta el último detalle
  • Porque es instinto e intuición
  • Sin un blog, eres un sin techo digital, todo el día tirado en las redes sociales” (@yoriento)
  • Quien a estas alturas no tiene un blog es porque no le interesa comunicar o cree que no tiene nada que comunicar (@lagamez), o peor aún, no sabe comunicar
  • Porque hace falta algo que perdure y las redes sociales son tan volátiles (@jmartinezal)
  • Son una forma de vida (@isopixel)
  • Ahora, más que nunca, necesitamos referentes (bloggers) independientes y críticos… con el sistema o con los anti-sistema

Entonces, si «tan importantes» son los blogs ¿Cuáles son las causas del abandono?

  • Me he vaciado
  • Escribo en otros sitios y el tiempo, o la inspiración, no me dan para tanto
  • Sensación de que me repito permanentemente
  • He cumplido mis objetivos (a corto plazo) de identidad digital/marca personal
  • No tengo tiempo
  • Ya no es cool. Desde luego, hay actividades menos exigentes y más efectistas para el #postureo

Algunas recomendaciones para renacer un blog:

  • Darse un respiro.
  • Alinearlo al máximo a tu proyecto vital… lo que no implica un streptease personal.
  • El blog está a tu servicio, no tú al servicio del blog. Nuestras vidas no son líneas rectas, ni terreno llano. Haz que el blog, evolucione contigo. Si es necesario, plantéate reorientar la temática.
  • Ser realista y consecuente. Tener claro que por más trabajado que esté un blog o un post, es prácticamente imposible crear contenido único y que no se haya dicho o escrito anteriormente. Por tanto, lo que lo hace interesante/atractivo es que lo cuentes a partir de tu experiencia personal y con tus propias palabras
  • Para mí, ser blogger es una afición, no una obligación. Si has perdido la motivación, revisa las razones: ¿no te gusta lo que haces? No crees interesante compartir y comunicar?
  • Ser sincero, y los más claro y simple posible. Lo primero estaba claro desde el primer día, lo segundo lo he aprendido con el tiempo.
  • Pensar y, humildemente, intentar entregar el máximo valor al usuario
  • Dejar de vender y ser fiel a compartir

¿Hasta cuándo?

  • Mientras siga encendiéndose la lucecita de «esto da para un post«
  • Mientras siga emocionándome al escribir un post
  • Mientras tenga experiencias y conocimientos para compartir
  • Mientras alguien quiera leerlo

 

Post relacionados:

Esta entrada fue publicada en blog, blogger, blogs y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El renacimiento de los blogs

  1. Isabel dijo:

    Siete años no son pocos, dan para hacer un poco de espeleología personal, ¿verdad?
    Decía un ilustre recientemente fallecido que «escribir es vivir», suelo añadir que incluso «sobrevivir», sobre todo a uno mismo.
    La lucecita y la emoción son lo mejor. Y si encima alguien lee, eso ya es para nota 🙂

    Aunque sea con retraso, bon aniversari!

  2. David Gómez dijo:

    Dentro de unos días mi blog cumple un año y está siendo una experiencia muy interesante, no solo porque puedes compartir conocimientos y experiencias, sino por la cantida de gente interesante que conoces. Me anoto tus indicaciones por si me llegan momentos complicados.

    Saludos y muchas gracias por tu artículo
    David

  3. Pingback: “Una manera de ser intempestiva… | enPalabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.