Summits Of my Life: el marketing de Kilian Jornet se convierte en causa

Hace un par de años, cuando Kilian Jornet ganó su última Ultra Trail Mont del Blanc, esa que seguí en directo por twitter, me enfadé por el poco eco que tuvo la noticia en nuestros medios.  Especialmente por la prensa deportiva siempre dependiente de la religión futbolera.

Lentamente y ante el peso de las victorias, récords, campeonatos y hazañas, ha sucedido lo inevitable: por fin hemos convertido a Kilian Jornet en un héroe deportivo… algo mediático.

No soy objetivo ni pretendo serlo. Ser atleta popular en alguna ultra trail me lo impide.  A pesar de las enormes diferencias que existen, en el trail y específicamente en el ultratrail (carreras de más de 42 kms.) llegas a compartir las mismas carreras con el olimpo de la élite mundial. Esa sensación de proximidad, inimaginable en la mayoría de los deportes, hace que lo veas de forma distinta.

Volviendo al fenómeno Kilian, es importante destacar que ha permitido consolidar una categoría de producto que hace menos de una década casi no existía: el trailrunning. Los de Amer Sports (Salomon, Suunto,…) lo saben y los que frecuentan las montañas cercanas a las ciudades lo comprobamos constantemente.

La cuestión es que Kilian es ‘tan’ que se ha hecho demasiado grande incluso para la categoría que él mismo ha ayudado a consolidar. Prácticamente no hay carrera que no gane, ni campeonato que se le resista. Su combinación con actividades de montaña, como el esquí de montaña (también campeón del mundo) o el alpinismo, están rompiendo esquemas en la hibridación de disciplinas deportivas próximas, pero distintas.

Si el trailrunning es poco convencional y el ultrarunning todavía es más difícil de explotar en términos mediáticos, la mezcla de disciplinas (con el alpinismo) está en las antípodas del show business.  O quizás no tanto. Y aquí aparece el proyecto Summits of my Life de Kilian Jornet.

No creo que en las casualidades y el planteamiento de Summits of my Life me parece magistralmente pensado, planificado y ejecutado.

  • Qué: se han creado un reto enorme, titánico, extremo, que solo el mejor de los mejores se puede atrever a plantear. El proyecto Summits of my Life durará cuatro años y recorrerá  las grandes cordilleras del mundo intentando subir y bajar lo más rápido posible algunas de las montañas más espectaculares que más han marcado a Kilian.
  • El cómo es tan importante como el qué: hacerlo de acuerdo a los valores que lo inspiran «simplicidad, la austeridad, el amor por la montaña, el esfuerzo,..”.
  • La Big Idea: convertir el reto en una causa. “Se trata de transmitir valores”. Alto y claro. Sin marcas comerciales. Con absoluta libertad y solo con lealtad a un estilo y a una filosofía de vida.
  • Modelo de negocio: Esta actividad no cuenta con las fuentes de financiación típicas de los patrocinios. No porque no los pueda conseguir sino porque lo que mejor encaja es el crowdfunding.  Para que el proyecto sea lo más potente y auténtico posible cuenta con los amigos del Summits of my Life, que ayudarán a sacar adelante esta aventura. Un micromecenazgo abierto a todos los que deseen ayudar a tirar adelante la aventura de su vida. Por 40€ consigues una camiseta y el DVD de “Fine line” resumen de la primera parte de su aventura.

Pero Kilian no trabaja solo. Y me consta que los detalles se están cuidando con el máximo rigor y esmero, tanto en la parte ‘deportiva’, como en la parte del ‘business’. Lo digo con el máximo respeto. No conozco los detalles, pero intentaré que Joan Solà (al mando del negocio) me cuente los detalles. Nada es casual, ni la reciente presencia en medios masivos ni una excelente estrategia digital de base que lleva tiempo sin dejar ningún detalle al azar.

Que nadie piense que Kilian hace esto para hacerse rico, ni para ser más famoso. Kilian es la antítesis de la típica celebrity. Es un héroe de los buenos. Todavía más auténtico y simple que Messi, y seguramente tan killer como el argentino pero en la montaña. Podrá generar envidia pero es imposible que tenga enemigos.

Los retos de Kilian van más allá de Summits of my Life. Sabremos si realmente los ha alcanzado cuando consiga hacerse un hueco entre el público joven y haya ayudado a dar a conocer al máximo posible de gente de ciudad, la versión más light de su actividad, el trail running.

Post relacionados:

Esta entrada fue publicada en Crowdfunding, Kilian Jornet, Micromecenazgo, Salomon, Summits of my Life, trail running, Ultra Trail y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Summits Of my Life: el marketing de Kilian Jornet se convierte en causa

  1. Laura Pinyot dijo:

    Bon dia, Albert. Bon article. Jo també he estat molts anys en el camp del màrqueting i el què has escrit em rondava fa temps pel cap. Només volia fer un apunt quan dius «La cuestión es que Kilian es ‘tan’ que se ha hecho demasiado grande incluso para la categoría que él mismo ha ayudado a consolidar», referint-te al trai running i l’ultra running. Jo pensava el mateix….fins ahir, que vaig veure «A Fine Line». Hi ha un moment que la seva mare diu (més o menys, parlo de memòria): jo ja sabia que el Kilian acabaria fent alguna cosa així. Ell no ha sigut mai un correrdor pur i dur. Per ell córrer ha estat sempre només un mitjà per poder estar a la muntanya»

    En fi, no sé si m’he explicat, però vull dir que ell és un «animal de muntanya», no només un ultra trail runner.

    • Hola Laura,

      Gràcies per comentar.

      M’agrada l’expressió «animal de muntanya». És cert. A més ell ho repeteix sempre que té l’oportunitat. Potser per això resulta tant autèntic i impactant l’efecte que ha aconseguit o que pot arribar a aconseguir. No sotmet la «persona» a la disciplina esportiva, simplement adapta la disciplina a les ‘circumstàncies’ d’ell i en relació a la muntanya. És paradoxal i trencador!

  2. Roger dijo:

    M’ha agradat llegir aquest post, Albert.

    Tan sols un comentari, quan dius «Si el trailrunning es poco convencional y el ultrarunning todavía es más difícil de explotar en términos mediáticos», m’agradria apuntar quelcom, el «trailrunning» com anomenes, és poc conegut aqui, a casa nostra. Estem massa enfeinats veient les fotos del fill del Messi, o escoltant felicitacions nadalenques en un anglès més que mediocre.
    A França o als EEUU està molt més extès. De fet, hi ha un llibre que es diu «Born to run», que fa una reflexió súper interessant sobre el creixement de l’ultra fons i les crísis econòmiques viscudes.

    Salut i km 🙂

  3. Pingback: Del marketing al tráfico humano, de Kilian Jornet a Neymar | Albert Garcia Pujadas | qtorb

  4. Pingback: Kilian Jornet tiene que batir el récord del Cervino para aparecer antes que el Barça | Albert Garcia Pujadas | qtorb

  5. Pingback: Retos deportivos que se convierten en marca: Livestrong, Where is the Limit? o Summits of my life | Albert Garcia Pujadas | qtorb

Responder a Albert Garcia Pujadas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.