Nuevos límites, empujando sueños


Hoy es un día especial. Hace un año me estrené con mi primera media maratón  y hoy me he convertido en finisher de mi primera trail. Se trata de la mítica travesía (ahora sé por qué) Cavalls del Vent. Sobre el papel sus números asustan: 85,54 km, desnivel acumulado 12.180 metros y un desnivel positivo de 6.098 metros. Vivirla en primera persona, y acabarla en menos de 24 horas, no deja indiferente.

Durante estos últimos 365 días han caído unos cuantas carreras de 10.000metros, algunas medias más, una maratón, y muchas horas de entreno. Incluidos algunos muy intensos como la Matagalls-Montserrat (82km en 15h05’) de hace dos semanas, que estuvo a punto de dejarme fuera de la Cavalls del Vent a causa del estropicio con las llagas y unas cuantas uñas damnificadas. Sólo las buenas artes de mi podóloga, las curas diarias y los milagros de Betadine me permitieron estar en la salida de Bagà.

Sería decir que la Cavalls del Vent en su formato de menos de 24 horas la puede hacer todo el mundo. Depende de  muchos factores. Los expertos dicen que además de la forma física, hace falta planificación de la carrera (ritmos, la alimentación, etc.), un buen equipo, mucha mentalización y c….coraje. Yo añadiría otro ingrediente importante, especialmente relevante dada mi inexperiencia: correr acompañado significa un porcentaje muy alto del éxito de la empresa. Corrí mi primera media y mi primera Matagalls-Montserrat, con Toni. En la Cavalls del Vent, el sábado al mediodía cuando pasado el Niu de l’Aliga con apenas15 km de carrera, me aparecieron unas dolorosas rampas que me hicieron perder tiempo y confianza en mis posibilidades, si no me hubiera encontrado a David, Maurici y Toni, esperándome pacientemente, probablemente habría considerado seriamente abandonar en el siguiente control. Esto es así.

Afortunadamente continué y el día de hoy ha acabado siendo un día redondo. Y en muchos sentidos. A las 8 de la mañana, mientras llegaba –arrastrándome- a casa, me encontraba a Anna (mi esposa) a punto para correr su primera media maratón. La misma en la que me estrené hace un año y que completaría unas horas más tarde con una sonrisa de oreja a oreja.

Hoy, más que nunca, suscribo las palabras de Kilian Jornet: “la cinta que cortamos al cruzar la meta está situada donde nuestros sueños quieren”. “La victoria es ser capaces de poner nuestro cuerpo y mente al límite para descubrir que estos límites, nos permiten descubrir otros nuevos, empujando poco a poco nuestros sueños

Hace un par de años si alguien me hubiera comentado la posibilidad de correr media maratón, me habría reído ante tal ocurrencia. Hoy, después de mi Cavalls del Vent, me ratifico que, más allá de la clasificación e incluso del crono (19h58min), lo relevante es experimentar nuevos límites.

Quizás habrá que ir pensando en nuevos sueños.

Post relacionados:

Esta entrada fue publicada en running, trail, Ultra Trail y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Nuevos límites, empujando sueños

  1. Jordi Pérez dijo:

    Moltíssimes felicitats pel la gesta aconseguida. I per tal i com ens la resumeixes en aquest post.

    Sincerament, exemples com el teu ja fa mesos (per no dir 2 anys) que em donaren piles per buscar i trobar la meva activitat física preferida. Aquella que un disfruta fent-la, aquella que permet a hom trobar-se millor físicament, pero sobretot aquella que serveix com a vàlvula d’escapatòria i que permet a qui la practica estar bé psiquicament pels reptes del dia a dia.

    Ara, fa un parell de mesos, que l’he trobada. I en el meu cas, estic en fase «crear l’habit». En unes 10 sessions de nordic walking ja em trobo molt millor, més en forma, més animat, i sense voler-ho, he començat a plantejar-me fites. He superat 3 fites guapes per a mi, i m’ensumo que, tard o d’hora, la següent fita serà la Matagalls – Montserrat o, potser, la mitja Cavalls del vent que discorre per la bessant sud del Cadí-Moixeró.

    Me n’alegro molt de que l’hagis pogut acabada, que hagis superat un «mur» als 15Kms, i segur que deuries superar altres murs Kms més endavant.

    Segur que avui, amb el cos destrossat, tens la ment i l’esperit com nous.

    Salut!
    Jordi

  2. Isabel dijo:

    Respeto y admiración, es lo que me queda al leer el relato. Y «reto»: “la cinta que cortamos al cruzar la meta está situada donde nuestros sueños quieren”. Y, por supuesto, un fuerte aplauso. No añade nada, pero me apetecía decirlo.

    Un saludo 🙂

  3. Marc Cortés dijo:

    Albert, ahir, després d’un any plagat de lesions, de pérdues de pes i de molt entrenament vaig completar la meva primera trithló. I si, el més important no va ser acabar-la, no va ser creuar la meta, no va ser veure que fisica i mentalment podria aguantar-la i fins i tot fer-la amb millor temps, sino que va ser veure que marcar-se reptes, perseguir-los i aconseguir-los és el millor que hi ha.

    Profunda admiració per la teva evolució i per aconseguir fer el que has fet aquest cap de setmana… perseguir i aconseguir reptes.

    Seguim!

    • Hola Marc,

      L’admiració és mutua. He seguit el teu relat des de que et vas lesionar, el teu peregrinatge als metges, la decissió sobre l’especialitat esportiva a practicar, la progressió dels entrenaments,… Res que afegir, chapeau company!

      una abraçada

      PD. Per cert, els tres amics que m’han acompanyat són triatletes. De fet, en David i en Maurici ja fa temps que són ‘Ironman’

  4. Moltes Felicitats Albert!!!
    Al febrer també farà 1 any de la meva primera Mitja, i també estic boig per seguir el teu mateix camí amb 1 any de diferència. Això enganxa!

  5. Moltes felicitats Albert! Molts ànims, nous reptes i més somnis.

  6. Pingback: Gràcia-Montserrat 2012 (63km de Trailrunning) | Nada, pedalea y corre

Responder a Albert Garcia Pujadas Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.