Mapa del futuro, nodos y marca personal

Vivimos en un periodo de transición, en el que no puedes relajarte y dejar de imprimir nervio a tu actividad profesional. O te mueves o te mueven. Cada uno tiene su propio método para construir y nadar en esa ‘realidad líquida’. Siempre he pensado que la mejor manera de gestionarlo es tratando de dibujar tu propio mapa del futuro. Lo llamo ‘mapa del futuro’ porque es la base sobre la que construyes el resto de tu vida.

Quiero compartirlo y por eso lo he resumido en 16 puntos esenciales. Sólo apto para inquietos. Totalmente contraindicado para los que aspiran a trabajar sólo 40 horas semanales, pre-jubilados mentales y para todos aquellos que se sienten seguros cómodamente instalados en la zona de confort.

1. Tu ‘mapa del futuro’ tiene naturaleza de red. La red está formada por nodos. Cada nodo es un pilar y representa una iniciativa e interés. Tu mapa es un conjunto de nodos, formando una ‘red de iniciativas e intereses’, interconectados. Tu futuro está supeditado a la habilidad para trenzar (diseñar y ejecutar) tu propia red. No hablo exclusivamente de relaciones. Me refiero a tu propio proyecto profesional-personal global.

2. Una red dinámica que evoluciona. La red dibujada en tu ‘mapa del futuro’ personal distingue los nodos en los que inviertes y son apuestas a medio-largo plazo, de los que sirven para pagar las facturas. Si eres capaz de unificarlos, enhorabuena. Una red tiene que ser lo suficientemente fuerte para sostenerte, amplia para detectar oportunidades y flexible para adaptarse.

3. Identifica tus nodos de interés. No te los imagines, dibújalos y descríbelos. Acótalos para tener claro lo que incluyes dentro y lo que queda fuera. Separa el grano de la paja. Los ejemplos de nodo pueden ser tan diversos como se desee: un proyecto empresarial, tu empleo, un interés o pasión especial para algo (un área de conocimiento concreta, una afición,…), un proyecto sin ánimo de lucro, la docencia, etc. Las relaciones que se establecen entre los pilares es lo que permite alinear necesidades, vocación e iniciativas. Conseguirlo es un reto particular, casi un privilegio personal y algo imprescindible en nuestra era.

4. La regla del 100/75/50. Es arriesgado depender al 100% de un único nodo. Esta dependencia aumenta tu exposición al riesgo. Si falla, se cae todo. Por eso es recomendable formularlo en plural, aunque eso implique mayor exigencia en todos los sentidos. Aconsejable que máximo el 75% de tus ingresos dependan de un único nodo. Lo ideal sería que un único nodo copara máximo el 50% de tu tiempo y energía.

5. Encaja y conecta tus nodos. Sólo construyendo relaciones entre nodos, se construye una red. Se trata de conectar personas, proyectos, compartiendo una línea temporal. Aprovecha las circunstancias que te hacen crecer y encájalas en un tu propio ‘mapa del futuro’.

6. Foco. Aunque cada vez es más difícil separar tu espacio personal, social y familiar. Más que intentar trazar una frontera imaginaria, procura encajar y mantener coherencia entre los dos mundos. Su gestión no debería ser un imperativo identitario (si hay coherencia nada debes temer), sino pura gestión de recursos y prioridades, de lo contrario perderás foco.

7. Todos debemos tener un ‘norte’. Los nodos forman tu red de intereses, marcan tu territorio y explicitan tu marca personal. Tu marca personal necesita un “norte” concreto, por eso necesitamos un ‘mapa del futuro’. Cuando más extiendas, realices acciones erráticas o estires demasiado tus actividades, más diluida y/o confusa será tu marca y más fácilmente perderás ‘tu norte’

8. La marca es imprescindible. La marca personal ya no es sólo necesaria para la búsqueda de trabajo o cambio de carrera o profesión, es imprescindible para mantenerse y sobrevivir.

9. Nodos y valores. No renuncies a ningún nodo que defina y diferencie tu marca personal. Son fundamentales aquellos nodos que dan sentido y contenido a lo eres, a lo que sabes hacer y a cuáles son tus valores.

10. Necesitas comunicar y compartir tu relato. Como cualquier marca, tienes numerosas herramientas y plataformas que permiten completar y compartir tu relato personal. Nadie es perfecto, pero todos tenemos una historia. Unos orígenes, nuestros pequeños éxitos, nuestros fracasos y nuestros sueños. Recuerda que todo comunica, no sólo tu blog o tus tuits. Y que tu reputación no se improvisa, ni tampoco se construye tomando atajos.

11. El tiempo es lo más valioso. Más que el dinero. Tu tempo personal es fundamental, procura no desperdiciarlo. Encontrar el punto de equilibrio es difícil. Es necesario tener buen ojo para las personas y los proyectos. Hay que escuchar a todos, pero invertir tu tiempo en unos pocos.

12. La línea recta no siempre es posible. La mayoría de las veces, no hay recta, ni camino. Tienes que adivinar y unir tus propios waypoints para llegar a la solución. No hay que confundir dar un rodeo, con un bucle sin fin o un agujero negro. No te desesperes, pero tampoco te pierdas. Necesitas saber donde está ‘tu norte’.

13. Mantén tu independencia: no a los cantos de sirena, ni a los corsés,.. Tampoco te metas en guerras que no te conciernen y que te apartan de tu ruta.

14. Un pequeño ecosistema que hay que cuidar. El ‘mapa del futuro’ es la representación de un delicado ecosistema en frágil equilibrio entre nodos. Eso es lo que da estabilidad y fortaleza a todo. Los nodos hay que cuidarlos y desarrollarlos, de lo contrario se atrofian y acaban por diluirse. Toca mezclar disciplina y pasión por lo que representa cada nodo. Tu equilibrio depende de ello.

15. Los nodos se comparten con más personas, es lo que los hace fuertes y poderosos. No todo el mundo sirve. Huye de la gente posesiva, miedosa o tóxica. Rodéate de gente mejor que tú, de lo contrario corres riesgo de empequeñecerte. Ya sé que es un clásico, pero hay que repetírselo de vez en cuando…

16. Ser generoso pero aprender a decir ‘no’. Ser generoso implica compartir, sin esperar nada a cambio. Pero por tu salud mental y física, no pretendas contentar, ni quedar bien con todos. Se selectivo y exigente. Recuerda que todos tienen que encajar en tu ‘ruta’ y tu ‘norte’, y que desarrollar un nuevo nodo puede poner en riesgo a los otros.

Post relacionados:

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Mapa del futuro, nodos y marca personal

  1. Mmmm, teoría de redes sí señor.

    Vayamos a la esencia: http://lasindias.net/indianopedia/Red_distribuida

    Y esto es doblemente interesante, porque: a) tu red es tu audiencia (y puedes construir tu tu audiencia); pensamos en comunidades que no esperan a que los medios les den lo que quieren y b) tu red es tu máquina de financiar la primera copia (precisamente porque no espera a que les den lo que quieren). Y ahí la marca personal, equivalente a reputación dentro de la red es donde reside lo esencial. Un autor, es una marca, y su marca es su reputación. Ha sido siempre así, pero había que hacerlo en festivales de un modo intermediado.

  2. Pingback: Tweets that mention Mapa del futuro, nodos y marca personal | Albert Garcia Pujadas | qtorb -- Topsy.com

  3. titonet dijo:

    Me ha gustado mucho.
    Lo guardo para pensar. 🙂

  4. tvilla dijo:

    nos parece excelente: real y comprensible. la red es lo que funciona y facilitará nuestro quehacer en gestión documental

  5. Pingback: Horarios y tiempos | enPalabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.