La inercia no es una opción

Leyendo el escrito de Remei Margarit sobre la Inercia me inspiré, aunque en un contexto alejado, para reflexionar en este post. Quiero referirme a ese estado, actitud física o espiritual de las personas, definida como «falta de impulso para emprender algo. Falta de energía o vivacidad, inacción, apatía, pereza«. La fuerza de lo inerte es muy potente. Las personas tendemos por naturaleza al sedentarismo, a la pasividad, a acomodarnos. Nuestra vida no es otra cosa

seguir leyendo