20 consejos para hacerlo simple y rápido

Hace unos días almorzaba con un amigo que estuvo recientemente en Silicon Valley. Me confesaba que una de las cosas que más le impresionó fue una conversación informal con Jason Fried, CEO de 37signals, y de él destacó su énfasis en la filosofía de “hacer más con menos”.

Uno de los detalles que sobresalía de ese mantra, es la convicción que cualquier proyecto web, cuyo tiempo de desarrollo y puesta en marcha sea superior a 45 días no merece la pena.

Inspirándome en la línea de pensamiento de Jason Fried y en lo que predica en su libro “Getting Real”, tengo que reconocer que la fuerza de los hechos hace que comparta –para pymes y no tan pymes- gran parte de su recetario: procesos eficientes, focalizarse y no dispersarse en múltiples frentes, ejecutar rápido, ser frugal y pensar su empresa para ganar dinero en lugar de pensar en hacer rondas de inversión para venderlos,…

Algunos no tenemos esa clarividencia y visión. Aprendemos más tarde… y a golpes. Por eso hoy quería escribir mi lista. Partiendo –eso sí- de los principios de Fried. Aunque seguramente de una forma bastante más terrenal e insípida, basada en mi particular experiencia en el desarrollo de proyectos web.

Desde luego cada uno podría escribir una lista diferente, pero esta es la mía. Esencialmente son:

1) Pon fechas. La fecha no es el problema. El problema es el proyecto. Todo nuevo proyecto web con una línea temporal superior de tres meses… ufff, a sufrir. Sé más diligente si el proyecto es de una empresa en funcionamiento
2) Identidad. No pierdas el ADN del proyecto por el camino. Sí, eso que se puede escribir en una frase.
3) Las especificaciones funcionales son pura fantasía. Lo siento, tenía que decirlo.
4) Evitar los debates estériles sobre escalabilidad
5) Evitar las reuniones, especialmente las interminables (e improductivas),
6) Evita la necesidad de contratar una legión de empleados para mantener “eso”
7) No inventes la rueda. Si algo ya funciona, úsalo o cópialo (o adáptalo que suena más fino)
8) Configuración imposible. Evita un sinfín de opciones y ajustes que el usuario no ha pedido, no quiere y no usará jamás
9) Evitar jerarquías y comités. Si no has estado metido en el proyecto, no opines, salvo que te lo pidan
10) Empieza por el interfaz y el SEO (¿es eso posible?)
11) El diseño es importante, pero que un mal diseño no estropee un buen proyecto. Un buen diseño no salva un proyecto mediocre.
12) El tamaño importa. Permanecer pequeño es algo bueno. Tanto el proyecto, como el equipo de proyecto.
13) Hazlo más simple y más barato que la competencia. No pretendas el cojo-proyecto, ni replicar la catedral de Burgos, fracasarás.
14) La beta en continuo, bien. Pero no una “beta autista”, hay que preguntar y conversar con el cliente
15) La escasez agudiza el ingenio y la creatividad. Bueno, eso dicen.
16) Hazlo sin vaciar la caja (cash)
17) Se realista. Evita dejarte llevar por la ilusión, de lo contrario la realidad todavía te parecerá más dura
18) Los cambios bruscos (especialmente de interfaz) no gustan a los clientes. Aunque si tan malo era el punto de partida, tranquilo, porque entonces seguro que los pocos que te aguantaban te lo agradecerán
19) ¿Realmente mejoras la vida de alguien con “eso”?
20) Es importante “conversar”, pero también “convertir”

Y tú ¿qué añadirías?

PD. Si deseas un resumen completo del pensamiento de “Getting Real” adaptado a la empresa, te recomiendo el realizado por Paco López.

Post relacionados:

  • No Related Posts

21 comentarios

  1. Me ha gustado mucho el artículo, es de esos que habría que releer una vez al mes 🙂 , y siempre antes de lanzar un nuevo proyecto, o incluso un subproyecto 🙂 .

  2. Se puede imprimir y pegar en una pared para tenerlo siempre "a mano", pues hay algunas cosas básicas que a menudo se pasan por alto.

  3. Los puntos 4) y sobre todo 3) van de coña, ¿no?

    Se nota mucho que no has estado en el fregao… no tienes la mirada de los 1.000 metros.

    Para no ser calificado de antipatriota diré que algunos puntos los veo muy sensatos, como el 5, 7, 12, o 13.

  4. Muy buena lista Albert… al final simplificar y tener las cosas claras desde el principio son dos ingredientes importantes para el éxito

  5. Muy instructivo y aplicable. Al final se reduce a hacer las cosas con sentido común y sin caer en la "cancamusez" 🙂

  6. Jason Fried tiene muchos fans y tiene "cabreados" a miles de usuarios. Se dice de él que no escucha a sus clientes. Su respuesta a nuevas funcionalidades es siempre "no".
    Mantener las cosas simples lo lleva al extremo. Pero hay muchos, de verdad muchos, que lo odian.
    Me sorprende su éxito.

    Sobre la lista, la 5 es esencial, vital, imprescindible.

  7. @almenas,

    desde luego me refiero a los proyectos de startups o para pymes preocupadas por arrancar o testear una idea web cuanto antes mejor.

    Por tanto, hay algunos "consejos" que tienen difícil aplicación para los grandes (y pesados) desarrollos… No obstante hay una filosofía de hacerlo "simple y rápido" que sí aplica.

    No sé a qué te refieres a con lo que supones que no he estado en el "fregao". Seguro que no tengo la misma experiencia que tú… pero en los últimos 12 ó 13 años, después de haber pasado por ISPs, portales, operadoras, agencias interactivas y startups varias…algo he aprendido (mis cicratices así lo demuestran).

    Aunque quizás despues de tantos años metido en estos proyectos sigo siendo un ignorante, no lo descarto.

    En cualquier caso nadie tiene que estar de acuerdo con mis opiniones. Me encanta compartir, que surja debate y si aprendo algo, mucho mejor.

    saludos y gracias por dejar tu comentario

    saludos!

  8. @javi, @Iñaki, @Pau, @JUL, @Quenerapú, @Verónica, @Daniel, @Antonio José,

    desde luego que hay que refrescarlos periódicamente. Son principios que se olvidan demasiado fácilmente

    gracias por vuestros comentarios

    saludos!

  9. @Gonzalo,

    Forman un duo letal… y especialmente el SEO es una auténtica "caja negra" de la web actual

    saludos

  10. @Alberto,

    No comparto el fundamentalismo de Jason Fried, pero reconozco que su filosofía le permite competir contra adversarios mucho más fuertes que él, manteniéndose fiel a una idea de servicio… probablemente ese es el peaje que paga por tener éxito en algunos ámbitos.

    Sus éxitos (plural) no son casuales porque no busca contentar a todos los usuarios…

    Sabía que te entusiasmaría el punto 5… 😉

  11. Sin ànimo de provocar..esto aplicado a la administración pública?..es que lo veo y lo aplicaria de immediato..cómo lo ves..?…:-)))

  12. Los que nos movemos en un entorno online de bajo presupuesto aplicamos todos los días del año estos principios.

    Es muy duro cuando ves grandes proyectos destinar cientos de miles de euros o millones y tu te tienes que mover en un entorno mileurista.

    Pero el dinero no puede comprar la creatividad low cost.

  13. Me han parecido muy instructivos y con mucho sentido común los consejos. Actualmente estoy intentando llevar a cabo un proyecto en internet pensado y meditado desde hace mucho tiempo, estoy en la fase de ponerme de acuerdo con otros dos compañeros, que están interesados, para llevarlo a cabo y no tengo ninguna prisa y además entiendo/siento que debe ser así. Otra cosa, como indicas en tu entrada, será cuando nos pongamos en serio con el desarrollo y puesta en marcha, aunque 45 días, si cuentas con personas que tienen por otro lado su trabajo "normal" creo que quedaría un poco escaso, aunque está claro de que es importante mantener el concepto de sencillez.
    Gracias porque estoy aprendiendo mucho con tu blog.

  14. Albert. es increible cuando a veces lees o haces las cosas en el momento preciso.. Justo hoy empiezo a hilvanar las ideas de mi proyecto personal y este articulo me vino como anillo al dedo. Me transporte a las aulas del Idec por un segundo mientras lo leia. De principio usare tu check list… ya ira cambiando sola.

    Saludos desde el Caribe…

  15. Yo creo que la demagogia (política, cultural. empresarial, motivacional, etc) es estética pero impráctica. Creo que uno mismo va buscando la manera de hacer las cosas. Uno necesita experimentar de primera mano. Así uno realmente aprende. Las fórmulas conciernen a la técnica no a la mente.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.