Entre Dhub y Blur ¿Museos sí, videojuegos no?

Leo acerca del Dhub (Disseny Hub Barcelona) y la colocación de su primera piedra. Un proyecto con pretensiones de emblemático… pero con dinero público, o sea, hay que echarse a temblar.

La historia viene de lejos ¿qué cuantos años y cuanto dinero “llevamos” invertidos con Dhub? Dinero no lo sé, pero tiempo mucho. Para ser exacto desde el año 2001. Ya se sabe, un convenio entre Generalitat y Ayuntamiento, un edificio proyectado por Bohigas/Martorell/Mackay para asegurarnos otro cromo con el que complacer al lobby “Barcelona, ciudad de vacaciones”. Eso lleva tu tiempo.

Como soy un tipo bastante crédulo, me digo a mí mismo que seguro que las intenciones son extraordinarias. Investigo un poco. Para gente de poca fe, diré que el Dhub (Disseny Hub Barcelona) es un “nuevo centro del Institut de Cultura de Barcelona dedicado a promover el conocimiento, comprensión y buen uso del mundo del diseño. Un espacio que aspira a convertirse en algo más que un museo o institución que promueve los distintos ámbitos de esta disciplina

Es un proyecto con ambiciones. De momento sólo “proyecto” (aunque con primera piedra colocada, que eso ya es importante). Para verlo acabado habrá que esperar a que concluya la operación ladrillo, en teoría allá por el 2012.

El Dhub va fuerte. Pretende convertirse “en un sistema operativo que trasciende su propio espacio físico, desarrollando parte de su acción en un entorno virtual y erigiéndose en el núcleo de una red de conservadores, creadores y consumidores del diseño que compartirán información relevante relacionada con el sector”. Casi nada. Veremos en qué quedará todo eso…pero ya me gustaría que reservaran un poco de ese cariño, energía y dinero, para apoyar para el “nuevo” sector audiovisual-multimedia emergente.

Por otra parte, parece que van a saltar las alarmas del Ayuntamiento de Barcelona al saberse que Blur’, un nuevo videojuego “sobre carreras de coches y persecuciones pondrá patas arriba la ciudad de Barcelona”. Otro “escándalo” dirán algunos. Una oportunidad veo yo. Que la potente industria del videojuego se fije en tu ciudad, debería verse como un privilegio e incluso como una oportunidad.

Ya hace una año que el ayuntamiento ejerció una importante presión sobre la industria del entretenimiento para tratar de impedir –incomprensiblemente- el lanzamiento de ‘Wheelman, “ya que la imagen de la ciudad podía salir perjudicada por este tipo de producciones”.

Ahora con Blur’, Barcelona y sus calles volverán a ser escenario de un videojuego que combinará las carreras, los choques y las conducciones temerarias.

Como se comenta en los foros, «los videojuegos no son peligrosos, la ignorancia sí«. La reflexión acertada debería ser de agradecimiento ante el conocimiento y la notoriedad gratuita que nos ofrecen espontáneamente ‘Wheelman’ o ‘Blur.
Invirtamos el dinero que nos hemos ahorrado en esa promoción, no en catering, sino en financiar las apuestas estratégicas para la industria…

Ojala me equivoque, pero temo que el desarrollo de un sector de actividad no se hace a base de edificios emblemáticos, ni tampoco a base de eventos exclusivos e inaccesibles para la plebe y los outsiders de la industria. Otra cosa es el parque temático, pero eso con el “bus turístico” y el Museo del Barça, ya lo tenemos solucionado.

Post relacionados:

  • No Related Posts
Esta entrada fue publicada en Barcelona, Blur, Dhub, Diseño, Industria digital, The Wheelman, videojuegos. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Entre Dhub y Blur ¿Museos sí, videojuegos no?

  1. Gerard dijo:

    La institucionalización de la cultura, y la expresión de la misma, es un tema que viene de lejos en Barcelona.

    Es un modelo erróneo y peligroso, fomentado sobre falsos y dudosos resultados, que da pie a comentarios absurdos sobre el trabajo de, por ejemplo, estas desarrolladoras de videojuegos.

    Barcelona y su consistorio me tienen "quemado" desde hace tiempo por el poco respeto que presentan por sus conciudadanos. Pero me temo que tampoco hay otra vía, la ciudad seguirá devorándose a sí misma.

  2. Albert Garcia Pujadas dijo:

    @Gerard,

    supongo que no acaban de ver la diferencia entre "facilitar" e "intervenir"…

    soy optimista, que la ciudad -todavía- aguante, es el mejor síntoma de la vitalidad natural de sus ciudadanos, de sus proyectos, aún a pesar de una administración ensimismada y escloritizada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.