Entre conspiraciones, ritos paganos y el futuro

Encaramos el último mes del año, con la presión de las fiestas navideñas en el cogote. Este año no podremos quejarnos de las urgencias, prisas e histerias de todos los finales de año. Si hay trabajo (o mucho trabajo) es señal inequívoca que quizás las cosas no van tan mal como leemos en los titulares diarios. Justo ayer leía un interesante debate en una lista de correo, donde se planteaba la teoría de que son

seguir leyendo