¿Por qué Google Chrome ahora?

Supongo que dentro de cincuenta años, cuando estudien los inicios del S.XXI y se fijen en Google, dirán que contribuyó decisivamente a la difusión y al progreso de Internet. Probablemente se verá como un “gran paso para la humanidad”, aunque bien ganado (y cobrado) que se lo tienen.

Con la manifiesta superioridad actual, con su financiación al Proyecto Mozilla… en la que ya estaba recuperando terreno a IE (IE con un 72% del mercado y Firefox con 19%) ¿Por qué lanzar el ‘Google Chrome’? Se dice que para plantar cara a Microsoft ¿Tiene sentido? ¿Por qué hacerlo ahora?

Sin entrar en detalles técnicos y funcionales, la mejor noticia es que el ‘Google Chrome’, es un navegador web de código abierto basado en Webkit, el motor en el que están desarrollados el navegador Safari (iPhone y Mac OS X de Apple), el navegador del Android e incluso se incorpora en los móviles de Nokia.

La peor parte se la llevarán los webmaster. Si ya era bastante difícil validar las páginas para dos navegadores mayoritarios (y sus versiones), ahora se añade un nuevo navegador, que tiene todos los números para hacerse con una posición de privilegio.

Volviendo a la estrategia de Google, muchos pagarían (mucho) dinero por conocer el roadmap de productos de Google y entender las motivaciones reales, su agenda estratégica.

Como nunca tendremos acceso, mejor conformarnos con construir nuestra propia hipótesis. Así, después de leer diferentes comentarios, opiniones y especulaciones sobre este nuevo lanzamiento, me decantaría porque la gran motivación para lanzar ahora ‘Google Chrome’ es su encaje estratégico en su negocio principal, la publicidad.

Esa sería la razón, que el navegador representaba hoy por hoy, su eslabón más débil. ‘Google Chrome’ es una pieza importante que hará más sólida su posición. Esto es, para seguir sirviendo más publicidad y más eficaz, así como para seguir refinando sus herramientas de medición de audiencia con recogida de datos de navegación, que le permitan potenciar su dominio sobre la industria publicitaria….

El “por qué ahora” está también claro, justo el momento en que Microsoft lanza su IE8.

Lo demás, que si su encaje con Android, que si un nuevo sistema operativo, etc.… son más que probables -sabiendo de la potencia y capacidad de Google– pero suenan a hitos más lejanos.

Post relacionados:

  • No Related Posts
Esta entrada fue publicada en Google Chrome, google-dependencia, Industria digital, publicidad. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Por qué Google Chrome ahora?

  1. adrián dijo:

    Estoy de acuerdo en gran parte del post pero hay una cosa que creo que se te ha escapado o por ignorancia o por sabe dios qué… Desarrollar para Google Chrome no será un problema, sino una ventaja más, ya que debería seguir quitando usuarios a Internet Explorer, y todas las webs que habías desarrollado y probado para safari, seguramente lo hagan para Chrome.

    Una cosa es tener pequeños fixes concretos de un navegador, y otra es tener que pelearte con: javascript, maquetación y otras peculiaridades de un navegador como Internet Explorer.

    Yo doy las gracias como desarrollador de que existan soluciones y alternativas reales a Internet Explorer, no hacen más que facilitarnos el trabajo.

  2. Albert Garcia Pujadas dijo:

    hola Adrián,

    no digo que tenga que ser un problema, sólo que tendrán que validar otro navegador…

    aunque sólo sea un trámite habrá que comprobrarlo, eso es más trabajo. Y mientras IE no desaparezca (que no lo hará) la lista de comprobaciones se amplia, no se reduce.

    saludos,

  3. adrián dijo:

    Sí, habrá que validar otro navegador más… pero si me dan a escoger entre validar mi aplicación web en un navegador coherente y con un mínimo de calidad o dejar que Internet Explorer siga con su porcentaje de usuarios… me decanto por la primera jeje 😛

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.