La enfermedad de los programadores informáticos

Tranquilos no se trata de ninguna enfermedad rara recientemente descubierta, ni de ningún virus maligno. Se trata más bien de algo bastante habitual entre el colectivo de los programadores informáticos.

Ayer almorzaba con un muy buen amigo. Él es programador (muy buen técnico) y un micro-empresario. Tiene una empresa, con un empleado. Le van razonablemente bien las cosas. Trabaja bien, tiene buenos clientes, pero me contaba –muy preocupado- la dificultad de encontrar programadores (ya ni buenos, “sólo programadores”), de formarlos… y de retenerlos.

“No es cuestión de sueldo”, me decía. “”Ni de flexibilidad horaria…”, “…es que no hay programadores disponibles”, añadía preocupado.

La historia se repite y el círculo vicioso también. De tener que hacerlo todo sólo, como hombre orquesta. Noches y fines de semana incluidos. No poder dedicar más dinero a contratar más que juniors o casi juniors. Y no puedes incrementar significativamente los ingresos, porque en realidad en lugar de vender o formar, estás más preocupado en “producir”.

¿Cómo acabar con este círculo vicioso? O la paradoja del programador que cuanto mejor programador eres… peor vives.

Cuando le apuntaba que tenía que crecer más, para tener un número suficiente de empleados que le diera más estabilidad, de suficiente número de clientes, suficientes ingresos… Su respuesta daba con la clave –para mí- del asunto: “no quiero complicarme la vida”.

Allí está el problema. Ver el crecimiento de la empresa como un “problema”. Evidentemente estamos planteando de llegar a ser una empresa entre 10 y 20 empleados. Algo que diera suficiente capacidad de maniobra para no estar tan expuesto a la inevitable rotación de la industria o incluso a la pérdida de un cliente importante.

No obstante, mientras él me admitía dónde veía el obstáculo insalvable, yo me preguntaba… ¿Acaso no es peor y más esclavizante tener que programar cada día hasta las tantas de la madrugada, con fines de semana incluídos??

Desde fuera las cosas siempre se ven más fáciles, pero quizás el tema no es tanto sentirse más o menos empresario, o ser más o menos gestor, sino buscar y encontrar un compañero de viaje para la aventura….

Post relacionados:

  • No Related Posts
Esta entrada fue publicada en emprendedor, empresario, Industria digital. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a La enfermedad de los programadores informáticos

  1. Diego Parrilla dijo:

    Supongo que la situación de tu amigo es bastante común, y suele ocurrir cuando tienes responsabilidad sobre un equipo que ni es pequeño para que sean solo tus socios ni grande para que solo sean ‘recursos’.
    Es el peor de los momentos porque estás involucrado de manera total en sus vidas y ellos aunque no se den cuenta de la tuya.
    Yo tiré la toalla al ver que con un número pequeño de desrrolladores se sufre mucho, y no llegábamos a tener un número suficiente como para verles como ‘recursos’ (suena feo, pero es así).
    Así que ahora vivo bien sin tener responsabilidades con mis empleados, ya que no los tengo. Y es la mejor situación, sin duda.

  2. Albert Garcia Pujadas dijo:

    Seguramente has hecho lo más complicado, ser sincero contigo mismo y elegir, no quedándote «en medio» (ni free-lance ni empresario) y estar donde te sientes más confortable…como free-lance

  3. carakan dijo:

    Es algo muy comun en personas con formacion tecnica y no empresarial. El temor a lo desconocido lleva a sobrevivir de esta manera y conformarnos con poco.

  4. David Rodriguez dijo:

    Totalmente de acuerdo en la dificultad de obtener un programador (ya no digo bueno) …

  5. Diego Parrilla dijo:

    A todos los que dicen que no encuentran (buenos) programadores.
    ¿Cuanto estáis dispuestos a pagarles?
    Te aseguro que puedes encontrar excelentes desarrolladores por encima de €50000 anuales en Madrid.

  6. Albert Garcia Pujadas dijo:

    totalmente de acuerdo Carakan… pero aún así, si no tienes foramción empresarial puedes buscar ayuda

  7. Albert Garcia Pujadas dijo:

    Diego,

    estamos de acuerdo que si pagas 100 mil € tendrás programadores (incluso buenos) haciendo cola.

    Pero para soportar esos sueldos el cliente también tiene que estar dispuesto a pagarlo, no?

  8. Diego Parrilla dijo:

    > Pero para soportar esos sueldos el cliente también tiene que estar dispuesto
    > a pagarlo, no?

    Exacto. Ahí es donde se necesita la formación empresarial 🙂

  9. Anonymous dijo:

    Con formación empresarial o no, me parece que el tema precios en este sector no es problema de las microempresas. Es un problema común a todas.

    Es decir, una microempresa contrata programadores por 50.000 y al cliente le multiplica por 2,5 el precio … no me cuadra. Yo diria que ni un MBA del IESE resuelve esto 😉

    Alberto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.