El ciudadano manda pero algunos disimulan

Personalmente hace mucho tiempo que no miro una película en televisión en abierto. No es de extrañar. España es el país con mayor saturación publicitaria. Ya empieza a ser caso de estudio la paciencia que demuestran una gran parte de los televidentes españoles al aceptar –si no mienten los audímetros- la tortura de los bloques publicitarios. La emisión de bloques de 19 minutos de publicidad y ¡55 spots publicitarios consecutivos! permite emplear muchos adjetivos. Ninguno

seguir leyendo