Innovar en sectores maduros: dos casos reales

Cuando soy testigo de alguna de aquellas afirmaciones del tipo “en este negocio está todo inventado” o “la competencia va más barata que nosotros” como excusas por los resultados, me viene automáticamente a la cabeza un pensamiento –quizás algo killer- de ¿qué quieres ser? ¿Víctima o culpable?” Transformar o acelerar el cambio en una categoría, remitiéndose a casos de alta tecnología, altísimas inversiones o referencias lejanas, es darles excusas. No ayudan a tomar consciencia de las

seguir leyendo