Influenciadores, trolls y sicarios cibernéticos

Si de algo estoy convencido es que en las próximas elecciones, sean autonómicas, municipales o generales, la actividad del marketing político en la Red se va a disparar. Veremos proliferar nuevos usuarios en Twitter, hiperactivos. Florecerán vigorosos blogs que nos contarán con pelos y detalles las bondades de los candidatos y la hermosura de sus programas electorales. Facebook estará a petar y los grupos de acólitos surgirán como setas abrasándonos al resto con invitaciones. También

seguir leyendo