Sin dinero público, el futuro depende de las marcas

Leo que este inicio de curso escolar hay más barracones y menos portátiles de los previstos. ¿Por qué será que no me sorprende? Hace unos meses me invitaron a una mesa redonda para hablar sobre educación. De los invitados era el único que no estaba relacionado profesionalmente a esa industria. La conversación fue derivando hacia la raíz de los problemas y las dificultades de la enseñanza. Sin ninguna duda, una de las claves acerca del

seguir leyendo