Nuevas marcas o el arte de convertir un galgo en…

  Hace un par de años escribía los clientes se apropian de las marcas. Ya entonces afirmaba que “las marcas han dejado de ser del fabricante para convertirse en una propiedad compartida por los clientes”.  De hecho el “brand management en el que el fabricante se cree propietario de la marca y decide definir las reglas de juego estrictas, en unos manuales de estilo con una personalidad rígida,… ya no son casos de éxito”. Sólo

seguir leyendo