Réquiem por el talento, bienvenido compromiso

Tenía este post rondando por la cabeza desde que escribí el auge de empresas líquidas y empleados licuados. Al leer De la guerra por el talento a la guerra por el compromiso me ha llegado la inspiración definitiva para escribir sobre talento y compromiso. En realidad va sobre empleo y empleadores. Término este último que suena ligeramente a obsoleto, a pesar de que hoy evoque una visión un poco menos corrosiva de la situación de

seguir leyendo