Del déficit de tarifa al activismo energético

Mientras todo el mundo intenta virar hacia un modelo energético más sostenible, el sector eléctrico español es un caso de estudio… de justo lo contrario. Todavía más sangrante que los carísimos aeropuertos sin aviones o las líneas del AVE a ninguna parte. ¿La causa? Tenemos probablemente el peor marco regulatorio eléctrico para el ciudadano, de toda Europa. Durante los años vacas gordas, igual que sucedió en tantos otros sectores, las grandes empresas eléctricas realizaron inversiones

seguir leyendo