Después del síndrome puntocom ¿síndrome 2.0?

Una cena con algunos ex compañeros de eresMas sirvió para recordar uno de los episodios profesionales más intensos de nuestras vidas: la fiebre de las puntocom. Visto con la perspectiva del tiempo (¡10 años!) nos reíamos de la cantidad de animaladas y errores que llegamos a perpetrar abducidos por la fiebre del oro de nuestros mayores (también propia) de la dichosa época de los portales. No todos pincharon el globo de la misma forma. Al

seguir leyendo